Saltar al contenido

Vivienda Protegida

Si estás aquí es porque quieres informarte sobre qué es una vivienda protegida y qué requisitos debes cumplir para poder acceder a una.

¡Enhorabuena! Estás en el sitio correcto.

Mamá ha recopilado toda la información que necesitas saber, además de facilitarte herramientas de cálculo. También accederás a los requisitos que cada Comunidad Autónoma exige para acceder a una vivienda protegida en su territorio. Te gusta, ¿verdad?

RECUERDA que también puedes acceder a una vivienda protegida a través de una cooperativa de viviendas. ¡AHORRARÁS EL DOBLE!

Palabra de Madre

Requisitos para acceder a una vivienda protegida ¡Para todo el Mundo!

Requisitos para acceder a una vivienda protegida ¡por Comunidad Autónoma!

Calcula el máximo anual de ingresos de tu unidad familiar para poder acceder a una vivienda protegida.

¿Aún tienes dudas? Mamá te convertirá en un experto ¡Gratis!

Pasos para acceder a una vivienda protegida a través de una cooperativa de viviendas. ¡Más fácil imposible!

  1. Comprueba que cumples todos los requisitos ¡Mamá te lo ha dado mascado!
  2. Escoge la vivienda protegida en régimen de cooperativa en el buscador de vivienda de LACOOOP. ¡Es el nº1 en cooperativas de viviendas!
  3. Confía en tu gestora experta. ¡Ella se encargará de todo y mamá sólo colabora con gestoras expertas!

Acceder al buscador de viviendas de LACOOOP

Estos son los requisitos comunes para acceder a una vivienda protegida ¡Para todo el mundo!

Estos requisitos deben cumplirlos todas las personas que soliciten una vivienda protegida en España, con independencia de la Comunidad Autónoma en la que se solicite.

Para conocer al detalle los requisitos que exige cada Comunidad Autónoma, pincha sobre la Comunidad Autónoma que te interese. Mamá está en todo.

¡Toma nota!

Tienes que inscribirte en el registro público de demandantes de vivienda protegida. ¡La gestora experta de tu cooperativa lo hará por ti!

Tienes que ser mayor de edad o menor emancipado. ¡Y demostrarlo!

No puedes estar incapacitado para obligarte contractualmente. ¡Y demostrarlo!

Tienes que destinar la vivienda protegida a ser tu vivienda habitual y permanente. ¡Pasado un tiempo, podrás venderla o alquilarla!

No puedes haber sido titular de una vivienda protegida con anterioridad en España ¡Salvo que demuestres que la que disfrutas es claramente inadecuada para tus circunstancias personales o familiares!

No puedes ser propietario de una vivienda libre en propiedad. ¡Salvo las excepciones que establece cada Comunidad Autónoma!

Los ingresos económicos de tu unidad familiar no pueden exceder un número de veces el IPREM. Según el tipo de vivienda protegida y la Comunidad Autónoma, este número de veces varía. ¡Mamá he creado una calculadora especial para ti!

No puedes haber recibido ayudas financieras de planes estatales o autonómicos de vivienda en los últimos diez años.

Estos son los requisitos para acceder a una vivienda protegida ¡por Comunidad Autónoma!

Cada Comunidad Autónoma establece los requisitos y características específicos que deben cumplir las personas que quieran acceder a una vivienda protegida en su territorio. Muchos de ellos coinciden con los generales, pero la Comunidad Autónoma los detalla más.

¡Mamá te lo pone fácil!

¿Quieres conocer los requisitos de tu Comunidad Autónoma?

¿Prefieres buscar por mapa?

Cataluña ComunidadValenciana Islas Baleares Castilla - La Mancha Aragón Navarra La Rioja País Vasco Cantabria Castilla y León Extremadura Galicia Principado de Asturias Región de Murcia Islas Canarias Andalucía Comunidad de Madrid Ciudad Autónoma de Ceuta Melilla Ciudad Autónoma de

Si aún tienes dudas, con Mamá te convertirás en un experto en vivienda protegida ¡Y gratis!

¿Qué es una vivienda protegida?

Una vivienda protegida – también conocida como Vivienda de Protección Oficial (VPO) – es aquélla que ha sido calificada así por el Estado, la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento correspondiente, en función de una serie de parámetros basados, principalmente, en su dimensión, su precio de venta o alquiler y los requisitos que deben cumplir sus beneficiarios. Su objetivo es facilitar el acceso a una vivienda digna a los colectivos más vulnerables y con menos recursos financieros.

Aunque hay varios tipos de vivienda protegida, todas tienen en común que:

  • Tienes que destinarla a tu residencia habitual o permanente.
  • Su superficie útil máxima no puede superar un determinado número de metros cuadrados.
  • Tienen un precio máximo de venta o alquiler.

¿Qué diferencia hay entre vivienda protegida de promoción pública, de promoción privada y de autopromoción?

Puedes acceder a una vivienda protegida de promoción pública, a una vivienda protegida de protección privada o a una vivienda protegida de autopromoción. ¡En las últimas ahorrarás el doble!

  • Vivienda Protegida de Promoción Pública: es aquélla ofrecida por el Estado, tu Comunidad Autónoma o tu Ayuntamiento. Para ello, además de cumplir los requisitos de acceso, deberás inscribirte en el Registro de Demandantes de Vivienda Protegida correspondiente. Como mucha gente la solicita, entrarás en un sorteo ¡Te deseo suerte!
  • Vivienda Protegida de Promoción Privada: es aquélla que es promovida por un promotor privado. Aunque deberás cumplir los requisitos de acceso, no será necesario que te inscribas tú en el Registro de Demandantes de Vivienda Protegida, ni tener que sufrir la incertidumbre de un sorteo público. Eso sí ¡tendrás que darte prisa!
  • Vivienda Protegida de Autopromoción: es aquélla a la que se accede a través de una cooperativa de viviendas. Además del ahorro que ofrecen las viviendas protegidas, añadirás el ahorro adicional en torno al 20% que sólo ofrece el régimen cooperativo ¡Ahorrarás el doble!

¿Quién establece las normas de la vivienda protegida?

Los Planes de Vivienda estatales son los que establecen los requisitos y características básicas. Sin embargo, es cada Comunidad Autónoma la que determina los requisitos y características específicos de las viviendas protegidas destinadas a la venta o al arrendamiento en su territorio.

¡No te preocupes! Has visto que mamá te informa de cuáles son los requisitos generales y los específicos de cada Comunidad Autónoma.

¿Por qué la vivienda protegida es más barata?

Básicamente, porque el Estado, las Comunidades Autónomas o los Ayuntamientos entregan al promotor de las viviendas protegidas una serie de ayudas que compensan que éste las venda o alquile a los beneficiarios a un precio mucho más económico. El objetivo es que las personas con menos recursos puedan acceder a una vivienda digna.

¿Quién debe cumplir los requisitos para acceder a una vivienda protegida?

Todos los miembros de tu unidad familiar o unidad de convivencia. Es decir, todas las personas que van a habitar en la vivienda protegida.

¿Qué se entiende por unidad familiar?

La unidad familiar es la formada por los cónyuges no separados legalmente, los hijos menores de edad – no emancipados legalmente – y los mayores de edad incapacitados judicialmente.

Si no hubiera matrimonio o se hubiera producido una separación legal, la unidad familiar será la formada por el padre o la madre, y todos los hijos que convivan con uno u otro. Se incluyen y excluyen los mencionados en el párrafo anterior ¡Ojo! Si un hijo cumpliera 18 años durante el año, ya no formará parte de la unidad familiar, salvo que esté incapacitado legalmente y se encuentre sujeto a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

Con el fin de saber cuáles son los ingresos máximos y mínimos de tu unidad familiar, este término se hace extensivo en los Planes Estatales también a personas que no están integradas en tu unidad familiar, así como a las parejas de hecho reconocidas legalmente ¡Habrá que estar a lo que diga cada Comunidad Autónoma!

¿Cuáles son los tipos de vivienda protegida?

Hay varios tipos de vivienda protegida, y también distintas denominaciones en función de cada ley autonómica. No obstante, los tipos de vivienda protegida más frecuentes son:

  • Vivienda de Protección Pública de Precio Básico (VPPB):
    • Su superficie máxima no puede superar los 110m2 construidos – aunque si se destina a una familia numerosa puede llegar a los 150m2 construidos.
    • Está sometida a un Precio Máximo Legal de Venta (PMLV).
    • La calificación suele durar 20 años, si bien puede solicitarse la descalificación a partir de los 15 años.
    • Los ingresos familiares no deben superar 5,5 veces el IPREM, en términos generales.
  • Vivienda de Protección Pública de Precio Limitado (VPPL):
    • Su superficie máxima no puede superar los 150m2 construidos – aunque si se destina a una familia numerosa tendrá una superficie entre 110m2 y 150m2.
    • Está sometida a un Precio Máximo Legal de Venta (PMLV).
    • La calificación suele durar 20 años, si bien puede solicitarse la descalificación a partir de los 15 años.
    • Sólo se pueden construir sobre suelo destinado a vivienda libre, de protección pública de más de 110 m2 o de precio tasado.
    • Los ingresos familiares no deben superar 7,5 veces el IPREM, en términos generales.
  • Vivienda de Protección Pública para Arrendamiento (VPPA):
    • Su superficie máxima no puede superar los 110m2 construidos.
    • Está destinada exclusivamente al alquiler.
    • Está sometida a una Renta Máxima Anual que marca el tope de la mensualidad de alquiler que deben pagar sus ocupantes.
    • Los ingresos familiares no deben superar 5,5 veces el IPREM, en términos generales.
  • Vivienda de Protección Pública para Arrendamiento con Opción de Compra (VPPA OC):
    • Es una variedad de la vivienda de protección pública para arrendamiento.
    • Su superficie máxima no puede superar los 70m2 construidos.
    • Está destinada exclusivamente a menores de 35 años.

¿Cuáles son los regímenes de las viviendas protegidas?
  • Vivienda Protegida de Régimen General: En este régimen se incluye la mayoría de la vivienda protegida. Está dirigido a aquellas personas con ingresos bajo, pero no tan bajos como para poder a acceder a una vivienda protegida de régimen especial. Los ingresos económicos de tu unidad familiar o de convivencia deben ser iguales o inferiores a 5,5 veces el IPREM.
  • Vivienda Protegida de Régimen Especial: A este régimen sólo pueden acceder aquellas personas cuyos ingresos son realmente bajos. Los ingresos económicos de tu unidad familiar o de convivencia deben ser iguales o inferiores a 2,5 veces el IPREM.
  • Vivienda Protegida de Precio Concertado: son viviendas con un precio fijado y unas determinadas condiciones de financiación.

¿Sólo puedo comprar vivienda protegida, o también puedo alquilarla?

Existe vivienda protegida tanto en venta como en alquiler. Aunque en un principio, lo más normal era que se comprase la vivienda protegida, lo cierto es que el actual Plan Estatal de Vivienda 2018 – 2021 está fomentando también el acceso a vivienda protegida a través del alquiler. Sobre todo, a aquellos colectivos que tengan unos ingresos económicos más bajos ¡Incluso hay vivienda protegida de alquiler con opción a compra!

¿Se puede vender una vivienda de protección pública?

Sí, siempre y cuando haya transcurrido el plazo establecido para ello. Normalmente, este plazo suele ser de 15 años ¡Ojo! No podrás fijar libremente su precio de venta y, además, la Administración puede ejercer su derecho preferente de compra.

Si desearas vender la vivienda antes de que hubiera transcurrido el plazo legal para hacerlo, deberás solicitar a la Administración que la concedió – estatal, autonómica o local – que te autorice para ello, previa descalificación de la vivienda ¡Tendrás que devolver las subvenciones recibidas por la compra!

¿Se puede alquilar una vivienda protegida?

Sí, pero habría que atenerse a lo que dice la normativa estatal y autonómica aplicable en cada caso. También se tendrán en cuenta otros factores como, por ejemplo, si has obtenido ayudas públicas.

¿Cuándo se puede solicitar la descalificación de una vivienda protegida?

Transcurrido un determinado período de tiempo, podrás solicitar que tu vivienda sea descalificada como vivienda protegida, pasando a ser una vivienda libre. Sin embargo, este período varía en función de cuándo se construyó la vivienda y de la legislación autonómica por la que se rige. Lo normal es que las que se acogieron al Real Decreto – Ley 31/1978, se puedan desclasificar transcurridos 15 años desde que fueron catalogadas como vivienda protegida. Y, las que se acogieron al Decreto del año 1968, puedan ser desclasificadas en cualquier momento.

¿Cuánto dura el régimen de protección?

Al igual que la descalificación, el régimen de protección depende de cuándo se construyó la vivienda y de la legislación autonómica por la que se rige. Como sé que buscas una respuesta, te puede decir que, en términos generales, el Real Decreto – Ley 31/1978, establece una protección pública de 30 años. Y, las que se acogieron al Decreto del año 1968, tienen una protección de 50 años.

¿Qué es el IPREM?

El IPREM es el Indicador Público de Renta de Efectos Públicos. Es el índice de referencia en España para la concesión de ayudas y subvenciones, así como para el subsidio del desempleo. Se creó en el año 2004 para sustituir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que ha quedado relegado al ámbito laboral. Por lo tanto, el IPREM es el índice de referencia para la concesión de ayudas y subvenciones, entre ellas, a vivienda protegida.

Para saber si tienes derecho a acceder a una vivienda protegida, los ingresos económicos de tu unidad familiar no pueden superar un número de veces el IPREM. El número de veces varía en función del tipo de vivienda y del número de miembros que componen la unidad familiar.

Según el tipo de vivienda protegida, los ingresos económicos de tu unidad familiar no pueden superar el siguiente número de veces el IPREM para acceder a una vivienda protegida:

  • Si es una Vivienda de Protección Pública de Precio Básico (VPPB): 5,5 veces el IPREM, en términos generales.
  • Si es una Vivienda de Protección Pública de Precio Limitado (VPPL): 7,5 veces el IPREM, en términos generales.
  • Si es una Vivienda de Protección Pública para Arrendamiento (VPPA): 5,5 veces el IPREM, en términos generales.

Según el régimen de la vivienda protegida, los ingresos económicos de tu unidad familiar no pueden superar el siguiente número de veces el IPREM para acceder a una vivienda protegida:

  • Si es una Vivienda Protegida de Régimen General: 5,5 veces el IPREM, en términos generales.
  • Si es una Vivienda Protegida de Régimen Especial: 2,5 veces el IPREM, en términos generales.
  • Si es una Vivienda Protegida de Precio Concertado: son viviendas con un precio fijado y unas determinadas condiciones de financiación.

El IPREM se publica anualmente a través de la Ley de Presupuestos. Para saber si cumplimos o no el requisito económico para acceder a una vivienda protegida, tendrás que remitirte al último valor publicado oficialmente.

El valor del IPREM para el año 2020 es el siguiente:

IPREM Mensual: 537,84€
IPREM Anual (12 pagas): 6.454,03€
IPREM Anual (14 pagas): 7.519,59€

¿Cómo se calculan los ingresos anuales de una unidad familiar?

Ahora que ya sabes que los ingresos anuales de tu unidad familiar no pueden superar un número de veces el IPREM (según la Comunidad Autónoma y el tipo de vivienda protegida), te preguntarás cómo se calculan los ingresos anuales de tu unidad familiar.

La fórmula que debes aplicar es la siguiente:

Ingresos Anuales Familiares = (Base Imponible / IPREM) x Coeficiente Reductor CCAA

Ingresos familiares: Tienes que sumar la base imponible general y del ahorro correspondiente a la última declaración de la renta. ¡Ojo! Como el plazo de presentación de las declaraciones finaliza el 30 de junio de cada año, dependerá del momento en que solicites la ayuda. Si, por ejemplo, la solicitas entre el 1 de diciembre de 2020 y el 30 de junio de 2021, se tendrá en cuenta la declaración de la renta de 2019 (presentada en 2020). En el caso de que solicites la ayuda entre el 1 de julio de 2021 y el 20 de junio de 2022, se tendrá en cuenta la declaración de la renta de 2020 (presentada en 2021). En el caso de que solicites una vivienda protegida, pero no hubieras presentado declaración de la renta porque no estabas obligado a ello, cada Comunidad Autónoma te podrá solicitar otras informaciones para poder evaluar los ingresos anuales de tu unidad familiar. ¡Te recomiendo acudas a la ley autonómica de vivienda protegida correspondiente!

IPREM: Tus ingresos familiares tendrás que dividirlo por el IPREM en vigor en el período de referencia de los ingresos evaluados.

Coeficiente reductor de cada Comunidad Autónoma: De la división anterior te sale el número resultante de veces del IPREM, el cual puede referirse a ingresos ponderados o a ingresos corregidos mediante la aplicación por parte de cada Comunidad Autónoma de un coeficiente multiplicador único. Este coeficiente oscila en una horquilla entre el 0,70 y el 1 en función de los siguientes factores:

  • N° de hijos de la unidad familiar: si tu familia es numerosa, monoparental con hijos o personas dependientes o con discapacidad oficialmente reconocida, o bien tu familia tiene a cargo una familia con estas características, este dato es relevante porque te puedes beneficiar más.
  • Que la vivienda esté ubicada en un Ámbito Territorial de Precio Máximo Superior.
  • Otros factores determinados por cada Comunidad Autónoma.

¿Qué son los Ámbitos Territoriales de Precio Máximo Superior?

Conocidos como ATPMS, son agrupaciones de municipios o ámbitos interurbanos que se caracterizan por tener especiales dificultades a la hora de acceder a una vivienda. Por este motivo, en ellos se permite que los precios máximos de las viviendas protegidas acogidas al Plan Estatal de Viviendas 2018 – 2021 se incrementen por encima de los precios máximos que se establecieron con carácter general.

Con el fin de evitar que los residentes en estas ATPMS no estén discriminados en comparación con los que viven en otras áreas, las Comunidades Autónomas pueden ponderar los ingresos familiares de estas personas, en caso de que sea necesario. De esta forma, se equipara su situación residencial con las del resto de unidades familiares.

¿Qué significa ingresos ponderados y cómo se calculan?

Los ingresos familiares ponderados son los ingresos de todos los miembros de tu unidad familiar. Para su cálculo, se tiene en cuenta el número de personas, los miembros con discapacidad y los mayores de 65 años.

Para el cálculo de estos ingresos habrá que estar a lo que diga cada normativa autonómica. En términos generales, estos ingresos están formados por la parte general de la base imponible de la última declaración de la renta de cada miembro de tu unidad familiar, incrementados por las rentas recibidas que están exentas de tributación. Por ejemplo, prestaciones o pensiones de la Seguridad Social y Administraciones Públicas, indemnizaciones por despido o becas de estudio.

A los ingresos familiares ponderados se les aplica una serie de coeficientes que varían en cada Comunidad Autónoma.

¿Qué es entiende por residencia habitual y permanente?

Es la residencia en la que esté constituido el domicilio legal del titular de la vivienda protegida. Da igual si eres el propietario de la vivienda protegida, su inquilino o su usuario. Tanto tú como tu cónyuge y los parientes de uno u otro hasta el tercer grado – siempre que convivan en la vivienda protegida – podréis realizar en ella una profesión, función pública o pequeña industria doméstica, aunque sea objeto de tributación ¡Podrás trabajar desde tu vivienda protegida!

También se entenderá que ocupas la vivienda de manera habitual cuando ésta no permanezca desocupada más de tres meses seguidos al año ¡Salvo que medie justa causa!

¿Qué normativa regula la vivienda protegida?

Ya sabes que la competencia en materia de vivienda está descentralizada en las Comunidades Autónomas, si bien el Estado legisla los aspectos más básicos. Por tanto, concurren leyes estatales y leyes autonómicas.

  • Leyes estatales en materia de vivienda protegida:
    • Plan Estatal de Vivienda de 2018 a 2021.
    • Plan Estatal de Vivienda de 2013 a 2016.
    • Real Decreto Ley 31/1978, de 31 de octubre, sobre Política de Viviendas de Protección Oficial.
    • Real Decreto 3148/1978, de 10 de noviembre, por el que se desarrolla el Real Decreto Ley 31/1978, de 31 de octubre.
    • Decreto 2114/1968, de 24 de julio, de 24 de julio, por el que se aprueba el Reglamento para la aplicación de la Ley sobre Viviendas de Protección Oficial.
    • Orden de 19 de enero de 1979 por la que se regula el cambio de régimen normativo de Viviendas de Protección Oficial.
    • Orden de 4 de mayo de 1970 por la que se modifican las Ordenanzas Provisionales de Viviendas de Protección Oficial.
  • Leyes autonómicas en materia de vivienda protegida:

    Cada Comunidad Autónoma dicta su propia ley autonómica de vivienda y el reglamento que la desarrolla. Esta normativa es la que recoge las especificidades propias de cada territorio en materia de vivienda ¡Ve al mapa y escoge la Comunidad Autónoma o Ciudad Autónoma que te interese! Mamá te indica la normativa específica de cada una de ellas.

Si, ¡Mamá está en todo!

¿Dónde encuentro vivienda protegida?

Depende del tipo de promoción de vivienda protegida que busques.

  • Si buscas Vivienda Protegida de Promoción Pública, tendrás que estar pendiente de las convocatorias que publique cada Administración Pública, inscribirte en el Registro de Demandantes de Vivienda de tu Comunidad Autónoma – probablemente tengas una en tu municipio -, cumplir todos los requisitos exigidos y que en el sorteo te toque a ti la vivienda protegida ¡Suerte!
  • Si buscas Vivienda Protegida de Promoción Privada, tendrás que informarte por tu cuenta a través de los distintos promotores inmobiliarios y cumplir los requisitos establecidos legalmente. Ellos se encargarán de solicitarte la información para comprobar que cumples los requisitos e inscribirte en el Registro de Demandantes de Vivienda de tu Comunidad Autónoma.
  • Si buscas Vivienda Protegida de Autopromoción, es decir, a través de una cooperativa de viviendas, el único portal especializado que te ofrece las promociones de vivienda protegida en el territorio nacional en régimen de cooperativa es ‘lamadredelascooperativas’, alias LACOOOP ¡Enhorabuena! Además de estado en el sitio correcto, has tomado la decisión más inteligente:
    • Ahorrarás el doble.
    • Tendrás seguridad y certidumbre.
    • Estarás siempre de la mano de gestoras de cooperativas expertas que harán todo por ti.
    • Encontrarás las mejores promociones de vivienda protegida, a precio de coste y con todas las garantías.

Ya sabes que «las cosas del palacio van despacio». Por ahora, Mamá calcula por ti el tope que los ingresos máximos de tu unidad familiar no pueden superar para solicitar una vivienda protegida en la Comunidad de Madrid.

¡Ojo! Recuerda que cada Comunidad Autónoma tiene su propia regulación.

Mamá te confirma que estos datos han sido avalados por la Comunidad de Madrid. Si solicitas una vivienda protegida entre el 1 de julio de 2020 y el 30 de junio de 2021, recuerda que los datos que tienes que ingresar son los de la Declaración de la Renta que presentaste en el año 2019. ¡No te olvides!




Renta Máxima:

* Esta cantidad es la suma de las casillas «Base Imponible General» (casilla 415) y «Base Imponible del Ahorro» (casilla 435) de la Declaración de la Renta de tu Unidad Familiar. Si habéis presentado declaraciones individuales, la suma de las personas que formen tu Unidad Familiar.

Si quieres solicitar vivienda protegida en otra Comunidad Autónoma, te cuento cómo calcularlos en «¿Cómo se calculan los ingresos anuales de una unidad familiar?», y te recomiendo verifiques los datos con la gestora experta de tu cooperativa. ¡Hazle caso a Mamá!

¿Quieres encontrar tu vivienda protegida a través de una cooperativa de viviendas para ahorrar el doble? ¡Tú sí que sabes!

✔️ QUIERO ENCONTRAR VPPB CON LACOOOP
✔️ QUIERO ENCONTRAR VPPL CON LACOOOP
✔️ QUIERO APUNTARME A UN ARMANDO COLECTIVO DE VIVIENDA PROTEGIDA CON LACOOOP

¿Todavía no te has convertido en un experto en cooperativas de viviendas GRATIS? ¡Esto lo soluciona mamá en un periquete!

Tu opinión y sugerencias son muy importantes para mí. ¡Dime qué información echas de menos o cómo puedo ayudarte más!
Tú eres mi prioridad.