La figura del administrador de fincas es realmente útil y necesaria si eres propietario de una vivienda en una macro comunidad con muchos vecinos.

Como te puedes imaginar, vale para todos los tipos de vivienda, aunque no será necesario si, por ejemplo, vives en una casa independiente en medio del campo sin vecinos a un kilómetro a la redonda.

Como siempre, aquí está Mamá para explicarte a qué se dedican estos profesionales, cómo pueden resultarte de utilidad y cuánto le va a costar a tu bolsillo contratar sus servicios.

¿Empezamos?

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

¿Qué es un administrador de fincas?

Es el profesional que gestiona en nombre de los propietarios de las viviendas que ocupan una misma finca toda la retahíla de asuntos legales, financieros y técnicos para que sus viviendas disfruten de un correcto mantenimiento. ¡San Administrador de Fincas!

Si ya eres propietario de una vivienda, sabrás que no son pocos los asuntos con los que hay que lidiar a lo largo de los años. Que si las derramas de mejora, que si la renovación de tubería y cableados, que si los contratos con los proveedores, que si el pago al conserje…y así un sinfín de cosas más. ¡Ahora entiendes por qué Mamá le ha hecho santo!

¿Sabias que la profesión de administrador de fincas es libre y puede ejercerla cualquiera? De hecho, el cargo de administrador puede ser ejercido por cualquiera de los propietarios, así como el resto de las personas física y jurídicas. Al no estar regulada su titulación en España, puede serlo cualquiera. ¡No hay una formación oficial específica!

Si quieres un consejo de madre, sería más que recomendable que sólo recurrieras a un administrador de fincas colegiado. Puede informarte en la web del Consejo General de Colegios Administradores de Fincas para dar con el mejor.

De todas formas, Mamá te adelanta que los administradores de fincas tienen concertado un seguro de responsabilidad civil frente a una posible omisión o negligencia profesional. ¡Y, en algunos casos, un seguro de caución que responde por su gestión económica!

¿Cuáles son las obligaciones de los administradores de fincas?

Si eres de los que les gusta leerse la letra pequeña, te diré que el ejercicio de su profesión comprende “todas las funciones conducentes al gobierno y conservación de los bienes encomendados, la obtención del rendimiento adecuado y al asesoramiento de las cuestiones relativas a los bienes inmuebles”. ¡Toma moreno!

En el caso de que te hayas quedado como al principio, deja que Mamá te lo cuente de forma fácil: un administrador de fincas se encarga de resolver a petición de los propietarios todos los “marrones” de administración y gestión de las viviendas que se le hayan encomendado.  ¡Respetando las leyes, la costumbre y la prudencia!

Para que te quede más claro, Mamá va a enumerar las funciones de un administrador de fincas en cada una de sus competencias. ¡Toma nota!

En la gestión de una comunidad de propietarios

  • Velar por el buen régimen de las viviendas, así como de sus instalaciones y servicios.
  • Atender la conservación y mantenimiento de las viviendas.
  • Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras, además de realizar los pagos y cobros oportunos.
  • En el caso de que actúe como secretario de la Junta de Propietarios, deberá custodiar la documentación y llevar a cabo las actuaciones que ésta le encomiende.
  • Asesorar a la comunidad de propietarios.
  • Controlar a los proveedores.
  • Dar cuenta de los siniestros a las compañías de seguros.
  • Gestionar las relaciones laborales con los empleados de la finca en cuestión.
  • Efectuar las liquidaciones con la Seguridad Social y todas la que procedan.
  • Llevar a cabo la contabilidad de la finca.
  • Advertir a los propietarios en caso de morosidad.
  • Procurar la convivencia entre los propietarios. ¡La que se avecina!

El buscador de vivienda protegida de LACOOOP te va a enamorar

¡Descubres los requisitos y encuentras promociones en cada Comunidad Autónoma!

¡Como Mamá, nadie!

En la gestión de fincas arrendadas

  • Seleccionar al arrendatario o inquilino.
  • Redactar el contrato de alquilar y firmarlo en nombre del propietario.
  • Constituir la fianza.
  • Obtener la cédula de habitabilidad por parte del ayuntamiento correspondiente.
  • Cobrar las rentas mensuales del alquiler y actualizarlas cada año.
  • Encargarse del pago de los gastos e impuestos, incluido el IVA y la aplicación de retenciones sobre el IRPF.
  • Gestionar el traspaso de los locales comerciales.
  • Encargase de atender las obras de reparación y mejora.
  • Atender las obligaciones laborales con el personal del inmueble.
  • Gestionar la liquidación con los propietarios.
  • Gestionar los casos de impagos de las rentas.
  • Asesorar sobre cualquier asunto en el alquiler de las fincas.

Además, si actúa como secretario de la Junta de Propietarios, deberá convocarla de acuerdo con su presidente, asistir y moderarla, redactar la oportuna acta y llevar a cabo las notificaciones oportunas.

Y, por si esto fuera poco, también deberá asesorar a la comunidad en lo referente a informar y tramitar todas las ayudas para la vivienda de las que pueda beneficiarse el edificio que administra. ¡Ojo! Ahora hay un montón de ayudas para rehabilitar vivienda y edificios.

¿Cuánto cobran los administradores de fincas?

Como en todas las profesiones liberalizadas, no existen unos honorarios oficiales por los servicios realizados por los administradores de fincas. ¡No te puedo decir exactamente cuánto cobra un administrador de fincas! 

Cada uno establece sus propios honorarios en función de los servicios que presten, aunque los administradores de fincas colegiados sí que suelen establecer unas tarifas básicas para que no se produzca una competencia a la baja.

¡Ojo! El 1 de enero de cada año, revisan sus honorarios en relación con cómo haya cerrado el IPC el día anterior.

¿Es obligatorio tener un administrador de fincas?

No, no es obligatorio tener un administrador de fincas. Aunque es algo que se ha vuelto muy común, lo cierto es que la Ley de Propiedad Horizontal no impone a las comunidades de propietarios dejar la gestión en manos de esta figura. Sin embargo, ¡es muy recomendable! 

¿Cómo ser administrador de fincas?

Para ser administrador de fincas, se necesita principalmente tener una titulación superior de estudios, relacionada con la profesión, o realizar y aprobar el plan de estudios de la Escuela Oficial de Administradores de Fincas autorizado por el Ministerio de Fomento. Además, los administradores de fincas pueden inscribirse a un Colegio Profesional de Administradores de Fincas.

¿Se puede comprar un piso si está alquilado a otra persona? QUIERO SABER MÁS


  • Compartir

Lo que no te puedes perder


ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman