Saltar al contenido

¿Qué es una cooperativa de viviendas?

La cooperativa de viviendas vuelve a tomar fuerza. Estamos hartos de leer en la prensa que los jóvenes españoles parecen no querer irse nunca de casa. Pero es que no podemos engañarnos, acceder a una vivienda en nuestro país es cada día más difícil. Así que jóvenes y no tan jóvenes se ven obligados a retrasar la salida del hogar familiar o a vivir casi como estudiantes perpetuos en pisos compartidos. ¿Y no hay manera de escapar de esto? Mamá tiene la respuesta.

¿Qué es una cooperativa de viviendas?

 

 

Sí, existe una fórmula para lograr la compra de una vivienda de calidad, más económica y ahorrando. Cada vez tiene más adeptos, y, como prueba de que funciona, ha sido la vía de acceso a la compra de vivienda de decenas de miles de españoles durante la crisis: hablamos de las cooperativas de viviendas.

Una cooperativa, en términos generales, es una asociación de personas que tienen unos intereses y objetivos comunes: comprarse una casa ahorrando en torno al 20% en un terreno y con unas características concretas. 

Tradicionalmente, una cooperativa de viviendas era la asociación de personas que comparten la necesidad de acceder a una vivienda y se unen, sin ánimo de lucro, para conseguirla en las mejores condiciones de calidad y precio.

En la actualidad, y como resultado de la crisis, lo habitual es que las gestoras de cooperativas pongan los “ingredientes” necesarios para promover en cooperativa. Ten en cuenta que los bancos sólo facilitan financiación a los proyectos que les ofrecen las máximas garantías y gestionados por profesionales.

El buscador nº1 de cooperativas de viviendas está en LACOOOP

Es el único que consigue que la casa que buscas, te encuentre.

¡Como Mamá, nadie!

¿Cuáles son los hitos de una cooperativa de viviendas?

¡Presta atención! Bien porque hay un colectivo de personas interesadas en comprar casa en un terreno concreto y con unas características específicas, o bien porque hay un suelo interesante, la gestora estudia y elabora un proyecto, junto con los arquitectos, e identifica los costes que determinarán el precio de las viviendas.

El siguiente hito es conseguir la financiación. Lo habitual es que el banco, o cualquier otro agente financiero, aporte en torno a un 80% del importe total de la construcción y desarrollo del proyecto (todos los gastos). Esto significa que los cooperativistas deben aportar a la cooperativa el 20% del capital necesario.

Con la que cayó en la crisis del 2008, los bancos más grandes de España ya no corren riesgos y, en la actualidad, es poco habitual que apoyen proyectos que no estén gestionados por profesionales, Puede darse, pero no es lo habitual, y la experiencia de los bancos es que un proyecto tan complejo requiere de un gestor profesional que coordine los intereses comunes.

Estos profesionales que tanto valoran los bancos son las gestoras de cooperativas. ¡Imprescindibles en una cooperativa de viviendas!

¿Cuándo apoya el banco un proyecto en cooperativa?

Básicamente, el banco va a comprobar que el proyecto en cooperativa es sólido y seguro antes de conceder el préstamo promotor y los avales que exige la ley. Por eso, siempre va a exigir que se cumplan estas dos premisas ¡antes de soltar un céntimo!

1. Que el proyecto consiga la licencia municipal de obra mayor. ¡Depende del ayuntamiento!

2. Que el umbral de comercialización alcanzado de las viviendas ronde el 90%. ¡Depende de que se corra la voz!

Con esto, el proyecto en cooperativa se convierte en una realidad, e inicia su construcción y desarrollo gracias a las aportaciones de los socios y al préstamo promotor.

¡Importante! Una cooperativa es un proyecto colaborativo. Su éxito depende de que todos actúen respetando las reglas del juego y por el bien común. ¡No lo olvides!

¡Ojo! Si quieres tu vivienda ya, la cooperativa no es para ti

Frente a las ventajas de las cooperativas de viviendas, existe una contrapartida referente al tiempo que tarda en desarrollarse el proyecto.

Si necesitas entrar a vivir en seis meses, la cooperativa no es tu opción. El desarrollo de un proyecto en cooperativa es algo que parte de cero y requiere tiempo. Un período de 24 meses es un estándar que manejan las gestoras de cooperativas, pero existen dificultades que determinan retrasos en los proyectos – la más común es el retraso en la obtención de la licencia de obra mayor por parte del Ayuntamiento correspondiente.

El consejo de mamá

Si puedes esperar alrededor de 24 meses para entrar a vivir en tu nuevo hogar, la cooperativa te permitirá acceder a una casa mejor y con un ahorro aproximado del 20%. ¡Las aportaciones a cuenta de tu vivienda son una forma de ahorrar y planificar tu economía!

¿Cuales son las ventajas de las cooperativas de viviendas? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: