En octubre de 2020, la Ley de suelo de Madrid era modificada y aprobada con sus consecuentes repercusiones para el sector de la construcción. ¿Quieres conocer en qué ha cambiado? Sigue leyendo que Mamá te cuenta todo acerca de la Ley de urbanismo de Madrid.

Ley de suelo y urbanización de Madrid

En el 2020, la Ley de urbanismo y suelo de Madrid era modificada tras 19 años en funcionamiento. De esta forma, la legislación se ponía al día con las nuevas necesidades ciudadanas y medioambientales. ¡Había que ponerse al día! 

Última modificación de la Ley del suelo de la comunidad de Madrid

Puntos claves de la nueva Ley de urbanismo de Madrid:

  • Eliminación de la mayoría de licencias urbanísticas -excepto las estatales-, que hasta el momento eran obligatorias. Éstas serán sustituidas por declaraciones responsables para agilizar los plazos. De esta manera, las licencias que se otorgaban en una media de 12 meses se podrán hacer de inmediato. ¡Ahorro de tiempo y dinero!
  • Se prioriza el mecanismo de declaración responsable. De esta forma, se aumenta la competitividad y productividad en los sectores y se crea más empleo.
  • Supresión de las licencias de obras menores que tienen que resolver los departamentos técnicos de los ayuntamientos.
  • Supresión de las licencias para obra nueva o de reforma integral, así como la posterior licencia de primera ocupación. 
  • Dependiendo del ayuntamiento se someterán al régimen de declaración responsable en materia de urbanismo las obras de edificación de nueva planta de escasa entidad constructiva y sencillez técnica, la primera ocupación de las edificaciones de nueva planta o los cerramientos de parcelas y solares, por ejemplo. 
  • No necesitan contar con licencia previa, ni presentar declaración responsable, todas aquellas obras y actuaciones urbanísticas de

menor entidad, como el cambio de instalación eléctrica, de gas o aire acondicionado, la sustitución de alicatados de baños y cocina y el cambio de puertas y ventanas, entre otros.

¡Esto tiene unas consecuencias muy positivas! Una mayor agilidad en las tramitaciones facilita la inversión lo que atrae a inversores nacionales y extranjeros lo que convierte la Comunidad de Madrid en palanca de desarrollo, generación de riqueza y atracción de talento.

¿Quién califica el suelo? ¿Qué es la calificación del suelo?

Antes de saber quién se encarga de calificar el suelo, es necesario conocer qué es la calificación del suelo. ¡Pasito a pasito! 

La calificación del suelo hace referencia al uso del suelo y sus posibilidades edificatorias, es decir, a cada clase de suelo (urbano, urbanizable y no urbanizable) se le atribuyen unos destinos, y usos específicos. En otras palabras, se refiere a los usos de dichas clases (residencial, industrial, etc.). 

Una vez dicho esto, quién decide la calificación de un terreno es el Ayuntamiento del lugar en el que este suelo esté ubicado.

¿Qué es suelo urbano no consolidado, consolidado y solar?

¡Es completamente normal que te pierdas y no sepas diferenciar los tipos de suelos urbanos existentes! Sin embargo, es muy importante que tengas claro cómo saber si un terreno es urbanizable y eso se hace conociendo las diferentes clases de suelo y sus características.

Suelo urbano

Es aquel que el planteamiento urbanístico de cada municipio califica de esta manera si cumple, al menos, una de estas condiciones:

  • Disposición de servicios y dotaciones básicas.
  • Consolidación edificatoria. ¡Tiene que haber una red urbana sólida en la mayor parte del área para garantizar que exista suelo firme en la zona!
  • Conformidad con el planteamiento.

Dentro de los suelos urbanos existen dos tipos: el no consolidado y el consolidado.

  • Suelo no consolidado. Es aquel en el que se prevén operaciones de renovación urbana en un futuro. Es decir, son partes de la ciudad que no están edificadas, pero que son potenciales para el planeamiento urbanístico para construir edificios, carreteras…
  • Suelo consolidado. Es el suelo que está excluido de la actividad urbanística de transformación. En este caso, el  propietario tiene derecho a edificar directamente. 

Un detalle de extrema importancia es que para poder edificar en un suelo urbano es necesario que cuente con los requisitos para ser solar antes de edificar o bien antes de ocupar la edificación.

Para que un terreno tenga la condición de solar se le deben haber asignado un aprovechamiento, unas alineaciones, unas rasantes y todos los datos que se indican en la normativa legal. Entre los servicios urbanos básicos de un solar están el acceso peatonal, el suministro de agua potable o el alumbrado público. ¡Tiene que ser habitable!

¿Cómo saber si se puede construir en un terreno?

Para saber si se puede construir en un terreno, tienes que conocer tanto la situación registral del terreno como su realidad urbanística. La información registral la puedes revisar en el Registro de la Propiedad correspondiente. ¡No sólo podrás conocer la titularidad del terreno, sino que también sabrás si está libre de cargas o si sobre él pesa algún embargo o hipoteca!

También, es recomendable ir al departamento de Urbanismo del Ayuntamiento en el que se encuentre la parcela. Así, podrás saber la situación urbanística del terreno y podrás cerciorarte de que el uso y construcción que pretendes hacer se puede llevar a buen término. ¡Es aquí donde sabrás si el terreno es urbanizable, si la superficie es edificable, cuántas alturas puedes construir y si existen otros requisitos que te faciliten o compliquen la construcción !

Las claves para construir vivienda asequible en España. QUIERO SABER MÁS


  • Compartir

Lo que no te puedes perder


ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman