La segunda vivienda es el tema de conversación de muchas tertulias familiares. Todos soñamos con tener una pequeña casa al borde del mar o en nuestro pueblo familiar, pero ¿realmente merece la pena comprar una segunda vivienda? Sigue leyendo que te doy respuesta a todas esas preguntas que te rondan la mente sobre comprar una segunda residencia.

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

¿Qué cuenta como segunda vivienda?

Una segunda residencia es una vivienda que suele destinarse al tiempo de ocio. Lo típico es que la segunda vivienda se trate de un apartamento en la playa o una casa en el pueblo. Además, este tipo de inmuebles están normalmente alejados del domicilio habitual. ¡Cuántos madrileños hay que se compran una segunda residencia en Valencia

¿Se puede comprar una segunda vivienda como vivienda habitual?

¡Claro que se puede comprar una segunda vivienda como vivienda habitual! Ahora bien, sólo la vivienda habitual permite desgravar.

Esto te lo digo porque si tienes otras viviendas en propiedad y que no sean habituales deben constar con régimen de imputación de rentas cuando si no están vinculadas a actividades económicas como los alquileres. ¡Ten cuidado! 

Lo único que tendrías que hacer para comprar una segunda vivienda como vivienda habitual sería empadronarte en ella y comunicarlo a la administración. ¡Lo mejor es que la conviertas en tu domicilio fiscal! 

Para hacerlo tendrás que presentar el “Modelo 030. Censo de obligados tributarios-Declaración censal de alta, cambio de domicilio y/o de variación de datos personales”.

Segunda vivienda: ¿para vivir o para invertir?

A la hora de comprar una segunda vivienda, es importante que pienses  si quieres que ese nuevo inmueble sea tu residencia durante una temporada al año o si, en realidad, ves más esa casa como una inversión para tus ahorros y sacarle rendimiento con un arrendamiento a terceros. Otra cosa es que la disfrutes tú y tu familia pero que la alquiles durante algunos meses o semanas que está vacía para sacar algún beneficio económico… aunque te costará años recuperar la inversión de la compra inicial.

Si únicamente vas a utilizar esa vivienda para unas semanas en verano, quizá te sea más lógico y rentable alquilar un apartamento por esos días y dejarte de líos. Otra cosa es tener algo en propiedad en un pueblo o ciudad a la que os escapáis todos los findes de semana, puentes, festivos, todo el mes de verano (cuando el trabajo te dé vacaciones) o disfrutéis allí de las fiestas de Navidad. Entonces, haciendo números, igual es una buena idea comprarla.

Además, antes de nada, debes pensar, te lo dice tu madre, si puedes hacer frente a dos hipotecas en el caso de que no tengas pagada la de tu casa habitual y tengas que asumir este nuevo desembolso económico.

Si esto no es problema, seguimos con los aspectos a tener en cuenta. Además del importante coste que te puede suponer comprar una casa nueva, piensa si esta viene amueblada o tendrás que sumar más dinero a tu inversión.

Y no te olvides de su mantenimiento sobre todo si tiene jardín o piscina, además de los gastos de seguros, comunidad o posibles desperfectos que haya que arreglar. Eso se paga cada mes.

Guía Fácil para Comprar Primera Vivienda ¡y triunfar!

Descárgatela gratis y aprende a montártelo bien.

¡En un clic!

¿Cómo tributa la compra de una segunda vivienda?

La tributación de la segunda vivienda depende del uso que hagas de ella. Pero independientemente de que genere ingresos o no, tienes que incluirla en la declaración de la renta

Si alquilas la segunda vivienda de manera permanente, la renta obtenida por su alquiler se considera rendimiento de capital inmobiliario y tributa en la base imponible general. ¡Y si el inquilino utiliza la vivienda como casa principal y permanente puedes aplicar una reducción del 60% en el rendimiento neto! 

Si por el contrario, alquilas tu segunda vivienda por temporadas, debes tributar el beneficio del arrendamiento como rendimiento de capital inmobiliario. Además, si en tu alquiler turístico prestas servicios propios de un hotel, el rendimiento obtenido tributará como rendimientos de actividades económicas. 

¿Puedo comprar una segunda vivienda teniendo VPO?

La respuesta a esta pregunta es si, puedes comprar una segunda vivienda teniendo una Vivienda de Protección Oficial. Sin embargo, esto dependerá de la comunidad autónoma en la que estés ya que en algunas se exige la devolución de la Vivienda Protegida. 

En Madrid, por ejemplo, si es posible comprar una segunda vivienda aunque seas propietario de una VPO, siempre y cuando no sea una Vivienda Protegida. Además, si no vas a usar tu VPO como residencia habitual, debes ceder su uso en alquiler a otra persona que sí la utilice como tal. 

Cuéntale a mamá

Si tienes una segunda residencia, te animo a que compartas con nuestra familia si la compraste o la alquilaste. Y qué fue lo que te inclinó a tomar esa decisión. Tu experiencia puede inspirar a personas que estén indecisas. 

El inversor sigue teniendo su punto de mira en el sector inmobiliario QUIERO SABER MÁS


  • Compartir

Lo que no te puedes perder


ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman