Imagina que quieres comprar una vivienda. Lo primero que haces es analizar varias opciones, consultar sus características, ver si lo que anuncian es real…En definitiva, buscas fiabilidad. Uno de los detalles que te pueden ayudar a estar seguro es conocer quién es su propietario. De hecho, es uno de los primeros pasos a la hora de adquirir un inmueble.

Pero, Mamá, ¿eso no es muy difícil de saber? No te agobies. No hace falta ser el mismísimo inspector Gadget para averiguar la identidad del propietario. Es la propia ley la que exige que el título de propiedad de cualquier edificio o vivienda sea pública. De lo contrario, cualquier persona podría vendernos un inmueble y el fraude estaría a la orden del día.

Esto, obviamente, ocurre en la compra de viviendas de segunda mano. En la adquisición de pisos de obra nueva, el propietario claramente eres tú. Esto te ahorra muchos dolores de cabeza y no tienes que preocuparte por saber quién está detrás de la venta. ¿Sabías que, además de esta ventaja, si compras tu vivienda de obra nueva a través de una cooperativa de viviendas puedes llegar a ahorrar un 20% en comparación con las promociones tradicionales? ¡Palabra de Madre!

Pero, vamos a lo que vamos. Mamá te va a contar todo lo que tienes que saber para dar con el propietario de la vivienda que quieres comprar. ¿Qué no haría por ti?

¿Cuáles son los pasos para conocer la identidad del propietario?

Antes de nada es importante que sepas que, gracias a la tecnología, todo esto lo puedes hacer vía online sin necesidad de ir al catastro de forma manual. ¡Ahorras tiempo!

Localizar el inmueble

Esto lo puedes hacer de forma física o telemática. Mamá te aconseja que, si quieres conocer más detalles de la vivienda como son la situación o los alrededores, lo hagas presencialmente. Sin embargo, ahora con las tecnologías y el famoso Google Maps podemos saber todo sobre la calle en la que se ubica. ¡Qué maravilloso es el progreso!

Conseguir la referencia catastral

Cuando ya tengas todos los datos anteriores, puedes obtener esta referencia a través de internet. Se trata de el identificador único y obligatorio de todos los inmuebles en España. Te lo explico al detalle en el artículo sobre el valor catastral que redacté para ti.

Ir al Catastro Virtual

Como Mamá te ha dicho antes, ahora no hace falta ir al catastro presencialmente. Simplemente tienes que meterte en la sede electrónica del catastro y rellenar los datos que te piden. Entre otras cosas, tienes que introducir el número, puerta, calle, municipio y provincia del inmueble.

Después de hacer esto, tienes que pinchar en «datos y consulta descriptiva y gráfica». Una vez allí, debes elegir la opción «Consulta Descriptiva y Gráfica» y se generará un PDF con la referencia catastral. ¡Fácil y gratis!
 

Solicitar la nota simple

Una vez que tengas esa documentación, tienes que pedir una nota simple en la oficina Virtual de la Página de la Propiedad. En esta nota simple están:

  • Datos identificativos del Registro de la Propiedad que emite la Nota Simple.
  • Número de Finca. ¡No es lo mismo que la referencia catastral!
  • Identificador Único de Finca Registral (IDUFIR). Sirve para identificar la finca en cualquier Registro de la Propiedad de España.
  • Descripción de la finca.
  • Titularidad. Aparecen los titulares de derecho sobre la finca, el tipo y en virtud de qué título se posee.
  • Autorizante.
  • Cargas. Posible hipoteca, intereses….Si hay cargas, tendrás que llegar a un acuerdo con la otra parte propietaria para decidir quién se hace cargo de ellas. Es importante recordar que el propietario ya tiene que pagar varios impuestos al vender un piso.
  • Fecha y lugar de emisión.

¿Cuánto cuesta pedir una nota simple en el Registro de la Propiedad?

  • Si es de forma telemática será de 9.01 € + IVA.
  • Si es presencial será de 3,01 € + IVA y tardará unos 3 días.

 

¿Sabes lo qué es el euribor y de qué depende? QUIERO SABER MÁS


  • Compartir

Lo que no te puedes perder


ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman