Saltar al contenido

Amortizar hipoteca: qué, cuándo y cuánto

amortizar-hipoteca-anticipadamente

Amortizar hipoteca es una de las principales aspiraciones de cualquier comprador de vivienda, siempre y cuando no se la haya comprado a tocateja. ¡Evidentemente!

Si es la primera vez que te compras una casa, es muy posible que estés un poco pez en eso de la hipoteca y mucho más en cuándo amortizarla y cuánto dinero destinar.

¡Tranquilo! Ya sabes que tú eres lo más importante para Mamá y que me encanta explicarte las cosas de forma fácil y clara.

 

 

Así que, además de facilitarte una guía rápida para comprar primera vivienda y triunfar, te voy a contar qué es eso de amortizar la hipoteca y una serie de pautas para que también triunfes al hacerlo.

Por cierto, recuerda que podrás acceder a un montón de información para aclarar tus dudas sobre las hipotecas en mi Asesoría Gratuita. ¡Qué no haría Mamá por ti!

Conviértete en un experto en cooperativas de viviendas GRATIS

¡La Asesoría Gratuita de Mamá resolverá todas tus dudas!

¡Como Mamá, nadie!

¿Qué es amortizar hipoteca?

Si eres un mortal corriente y moliente, lo más normal al comprar una casa es que tengas que acudir al banco para pedirle que te preste el dinero que te falta para poder hacerlo.

El banco –tras revisar que es un cliente solvente– te concederá un préstamo hipotecario, que es lo que comúnmente se conoce como hipoteca por la cantidad que necesite. Esa cantidad representa el capital de la hipoteca.

Evidentemente, no sólo tendrás que devolverle al banco el capital prestado, sino también unos intereses.

La devolución del capital y de los intereses generados se realiza a través de desembolsos periódicos que es lo que se conoce como cuota de hipoteca.

A medida que vas pagando cada mes la cuota de la hipoteca, la estás amortizando. Es decir, la estás liquidando o, en otras palabras, estás devolviendo tu deuda al banco.

Cuanto más largo sea el plazo de devolución de la hipoteca, más intereses tendrás que pagar.

¡Ojo! En la amortización de la hipoteca, lo primero que se amortizan son los intereses. Es decir, que lo primero que pagas al banco son los intereses más elevados por prestarte el dinero. Una vez se los hayas devuelto, empezarás a devolverle el capital y unos intereses más bajos.

Muchas personas lo que hacen es que, cuando les cae un dinero extra -como por ejemplo la paga extra- la destinan a la amortización anticipada de la hipoteca. ¡En este enlace te lo cuento todo!

¿Cuándo amortizar hipoteca de manera anticipada?

Aplicando el sentido común, te daré tres pistas para que seas tú el que decidas cuándo es el mejor momento de que amortices tu hipoteca de manera anticipada: ¡Toma nota!

Vigila tus ahorros

Sólo te recomiendo que utilices el dinero extra que te cae a amortizar tu hipoteca de manera anticipada, si te aseguras de que sigues teniendo los ahorros suficientes para cubrir tus necesidades básicas y te puedas dar algún capricho. ¡Mejor para ti que para el banco!

Mejor antes que después

En el caso de amortizar anticipadamente tu hipoteca, cuanto antes mejor. ¿Sabes que durante los primeros años es cuando se concentran los mayores intereses?

Presta atención a la rentabilidad

Pregúntate cómo consigues más rentabilidad. Si manteniendo tus ahorros en el producto financiero al que los has destinado -por ejemplo, un fondo de inversión- o amortizando anticipadamente la hipoteca. ¡Hay que estar en todo!

¿No tienes ahorros suficientes para comprar la casa de tus sueños?

¡Consigue el 90% de la financiación que necesitas con Mamá!

¡Te lo cuento!

Amortizar cuota o plazo: ¿qué es mejor?

A la hora de amortizar tu hipoteca, puedes optar por dos opciones: amortizar las cuotas de la hipoteca o amortizar el plazo de la hipoteca. ¿Te suena a chino? Mamá te lo explica.

Amortizar cuotas de la hipoteca

Significa que el dinero que destinas a amortizar anticipadamente tu hipoteca va dirigido a reducir las cuotas. Es decir, mantienes la duración del préstamo hipotecario, pero cada mes pagas menos dinero por la cuota de tu hipoteca.

Amortizar el plazo de la hipoteca

Significa que lo que reduces es el número de mensualidades de tu hipoteca, pero sigues pagando la misma cuantía que se fijó en el préstamo hipotecario.

Como Mamá sabe muy bien que tú lo que quieres es que te aclare la duda de qué opción es la mejor, te diré que lo mejor es amortizar el plazo. ¿Por qué? Pues porque es más rentable ya que, al ser un plazo más corto, también pagarás menos intereses.

¿Se puede desgravar la amortización de la hipoteca?

Si es una hipoteca anterior al año 2013, SÍ.

Para saber cuánto tienes que desgravar para obtener el máximo beneficio fiscal, este tipo de hipotecas permiten desgravar el 15% de las aportaciones que realices durante todo el año.

¡Ojo! El máximo son 9.040€ si eres su único titular y 18.080€ si compartes la titularidad de la hipoteca o hacéis la declaración por separado.

Esto significa que, si con las cuotas mensuales de la hipoteca que pagas al año superas la cantidad para cada caso, amortizar tu hipoteca no te supondrá beneficio fiscal alguno.

¿Qué pasa si no superas el límite?

En este caso, te recomiendo que amortices la cantidad justa para alcanzar cada uno de estos límites en cada supuesto.

 

¿Qué es la hipoteca puente? ¿Es la solución para comprar vivienda antes de vender la habitual? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: