autor


El pasado martes 22 de noviembre, el Consejo de Ministros aprobó el nuevo protocolo de ayudas con el fin de aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad cuya economía se ha visto gravemente afectada por el aumento de los tipos de interés establecidos por el Banco Central Europeo. 

Un paquete de medidas encaminadas a reforzar la protección de los ciudadanos en un contexto de gran incertidumbre debido a la guerra de Ucrania y que viene a mejorar el actual Código de Buenas Prácticas aprobado en 2012. 

Acuerdo entre el Gobierno y la Banca para aliviar la carga hipotecaria 

Los dos Códigos de Buenas Prácticas aprobados por el gobierno serán de adhesión voluntaria para los bancos. Eso sí, una vez suscritos, estarán obligados a cumplirlos. Pero además, en caso de que se produzca el levantamiento de la carga hipotecaria para realizar la transmisión del crédito a un tercero, los bancos tendrán que asegurarse de que estas medidas sean respetadas. 

Esto quiere decir que si un hipotecado decide anular la carga hipotecaria con una entidad y estaba acogido a alguna de estas medidas, podrá seguir disfrutando de las mismas condiciones con la nueva entidad a la que pase su hipoteca. Por ejemplo, se puede vender una vivienda con carga hipotecaria y que el nuevo propietario pase la hipoteca a otra entidad. Con lo cual, es algo a tener muy en cuenta si estás pensando en comprar una vivienda con carga hipotecaria. 

¿A quién va dirigido este acuerdo? 

Se estima que, gracias a estas medidas, más de 1 millón de personas podrían verse beneficiadas por las medidas. De manera concreta, se actúa en tres vías: se mejora el tratamiento de las familias vulnerables y en riesgo de vulnerabilidad y se adoptan medidas para facilitar la conversión de las hipotecas a tipo fijo y la amortización anticipada de los préstamos. 

  • Hogares vulnerables: la carga hipotecaria puede alargarse y es posible disfrutar de un periodo de carencia de 5 años de impago.
  • Hogares en riesgo: permiten alargar la vida hipotecaria  y una ampliación de carencia de 2 años.
  • Hogares de clase media: permiten una ampliación del plazo de la hipoteca y un año de carencia.
  • Resto de hogares: eliminación de comisiones para que se pueda liberar la carga hipotecaria sin ningún tipo de penalización ni comisión.

¿Qué mejoras presenta aliviar la carga hipotecaria?

La vigencia del nuevo Código será de dos años e incluye las siguientes medidas.

Alivio de la carga hipotecaria por la subida de los tipos

Gracias a ello, será podrá reestructurar la hipoteca con un tipo de interés más bajo durante el periodo de carencia del principal de cinco años y se extenderá a dos años el plazo para pedir la dación en pago de la vivienda. Pero además, se contempla la opción de solicitar una segunda reestructuración en caso de que fuera necesario. 

Por otro lado, hay que destacar que, en el caso de las rentas inferiores a 25.000 euros anuales que dediquen más de la mitad de los ingresos al pago de la hipoteca, se podrá disfrutar de una carencia de dos años, un aumento del plazo de hasta siete años y unos intereses más bajos durante las carencia.

Ayuda a las clases medias en riesgo de vulnerabilidad

El nuevo acuerdo trae consigo también un Código de Buen Gobierno que busca aliviar a los deudores de clase media del riesgo de vulnerabilidad por el aumento de la cuota hipotecaria, lo que contribuye a que las familias puedan adaptarse de una manera más progresiva al nuevo tipo de interés. 

Pueden beneficiarse de esta medida aquellos hogares cuyos ingresos no superen 3,5 veces el IPREM (29.400 euros) y aquellas hipotecas firmadas antes del 31 de diciembre de 2022 que tengan una carga superior al 30% de su renta y que hayan aumentado al menos un 20%.

En todos estos casos, los bancos tendrán que ofrecer la opción de congelación durante un año de la cuota, un tipo de interés más bajo sobre el capital aplazado y una ampliación de hasta siete años para toda la hipoteca.

Medidas de alivio complementarias

Además de las ya explicadas, el nuevo Código incluye una serie de medidas complementarias que se aplicarán a todos los clientes sin necesidad de reunir unos requisitos específicos. Por ejemplo, se reducirán los gastos y se suprimirán durante 2023 las comisiones para favorecer el cambio de hipoteca de tipo variable a tipo fijo. Y, del mismo modo, se eliminarán las comisiones por liberar la carga hipotecaria de forma anticipada.


  • Compartir
  • social
  • social
  • social
  • social

Lo que no te puedes perder

desta
desta
desta
desta

Oportunidades de obra nueva,
¡Hazle caso a Mamá!

¡Hazle caso a Mamá!

property
pin
property
pin
property
pin
property
pin

bombilla
ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman