autor

Koselig es un concepto noruego que no tiene traducción exacta, pero que podríamos traducir como acogedor. Pero además, como matiz a este término, para los noruegos también supone socializar con otras personas, de modo que el espacio no solamente es cómodo y acogedor, sino también agradable, social y sin estrés.

Además, hay que mencionar que este concepto adquiere una dimensión especial en invierno. Debido a su latitud, Noruega cuenta con unos inviernos muy largos y fríos en los que la luz es casi inexistente. Por eso, han tenido que crear entornos y rutinas acogedoras para estar a gusto con los suyos en esta época.

¿Qué es el método Koselig? 

El Koselig es un método de organización noruego basado en el sentimiento de comodidad para crear espacios perfectos donde sentirse a gusto. Espacios tan acogedores que se transformen en santuarios de calma y tranquilidad, donde disfrutar de la compañía de los seres queridos y conectar con la naturaleza. Un concepto relacionado con los países nórdicos, como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que lideran la lista de países más felices del mundo.

Filosofía del método noruego Koselig 

El método Koselig es una filosofía de vida, una manera de entender el mundo y nuestro hogar, desde la paz y la tranquilidad. Su objetivo es que nuestra casa se convierta en nuestro mejor refugio. Un movimiento vital que puede equipararse a la creación de espacios acogedores a nuestro alrededor.

Disfrutar de la naturaleza, valorar su belleza, agradecer lo que estamos viviendo, compartir momentos con familiares y amigos y hacer que cada instante sea importante. Y no solamente puede adoptarse para ser más felices, sino para aplicarlo en nuestro hogar de manera habitual.

Lo que busca el Koselig es la tranquilidad, la calma y los espacios agradables, porque considera que un entorno ordenado nos ayudará a mantener una mente ordenada, ahorrándonos tiempo en tareas poco importantes. Por ejemplo, podemos aprender cómo ordenar la nevera para evitar tener que perder tiempo cada vez que vamos a cocinar. En este tipo de espacios se destina un lugar para casa cosa, prescindiendo  de todo aquello que no nos aporta felicidad. Y lo mismo con aquellas cosas que se encuentren rotas, en mal estado o pasadas de fecha.

Así pues, el método noruego Koselig se convierte en una filosofía que abarca desde la decoración hasta los alimentos, apostando por todo aquello que resulte agradable y cálido. Pero también está relacionada con nuestra forma de ver el mundo, buscando siempre la calma y la tranquilidad, eligiendo saborear los momentos en los que estamos solos, pero también disfrutar aquellos en los que estamos acompañados.

Guía para implantar el método Koselig en casa

Para conseguir ese ambiente cálido y acogedor, lo principal es empezar con el orden. Y es que un entorno desordenado o caótico nunca puede ser sinónimo de acogedor o de atmósfera sin estrés. De hecho, es todo lo contrario. Cualquier hogar que quiera ser acogedor, debe empezar a eliminar el ruido visual, quedarse solamente con lo necesario y tener piezas cómodas, de calidad y agradables, pero sobre todo estar ordenado.

    • Identidad nórdica: la casa koselig conecta directamente con la decoración de estilo escandinavo y la filosofía de vida hygge, que representa la identidad nórdica. Por eso, los ambientes son cálidos, cómodos y amables. Lugares en los que el estrés no tiene cabida para crear un hogar feliz.
    • Eliminar el ruido visual: no hace falta llegar al minimalismo, pero sí asegurarse de contar únicamente con lo necesario para evitar la acumulación. Espacios libres y sin desorden que transmitan calma.
    • La iluminación es esencial: la luz contribuye a crear ambiente y a que nos sintamos acogidos. En este sentido, la chimenea y las velas son ideales para crear ambientes cálidos. Pero también podemos conseguir una iluminación agradable con lámparas auxiliares.
    • Muy natural: los nórdicos están muy conectados con la naturaleza, por lo que si no la tienen cerca, suelen usar elementos en la decoración que aporten un toque verde. Por ejemplo, ramitas recogidas del bosque, superficies de madera, plantas verdes y arreglos florales con hojas perennes o piñas que aporten alegría al ambiente.
    • Para que el espacio desprenda calidez, debemos añadir piezas confortables, con muchos cojines que favorezcan la relajación. Pero también es recomendable añadir mantas para combatir el frío y relajarse en casa después de una dura jornada de trabajo.
    • En pijama y calcetines: el Koselig busca vivir la casa de manera confortable, por lo que es importante sentirse cómodo al entrar en casa. Para poder andar con calcetines, coloca en el suelo alfombras de tejidos naturales y usa cestos trenzados para guardar cojines y mantitas.

 


  • Compartir
  • social
  • social
  • social

Lo que no te puedes perder

desta
desta
desta
desta

Oportunidades de obra nueva,
¡Hazle caso a Mamá!

¡Hazle caso a Mamá!

property
pin
property
pin
property
pin
property
pin

bombilla
ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman