¿Quién no se ha preguntado alguna vez hasta qué hora se puede hacer ruido en casa? Yo creo que no existe ser humano en la faz de la Tierra mayor de unos diez años que no se haya formulado esta pregunta.

Bien porque seas tú el causante del ruido, bien porque sean algunos vecinos ruidosos, lo cierto es que en todas las casas se ha oído alguna vez esta pregunta.

Pues bien, ya va siendo hora de resolver esta duda tan importante que nos puede evitar una denuncia y el pago de la correspondiente multa. ¿Sabes que va de los 750€ a los 3.000€?

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

 

¿Hasta qué hora se puede hacer ruido en una casa?

Lo primero que debes saber es que, aunque en el año 2003 se publicó la Ley del Ruido, se trata de una competencia que se ha derivado a los ayuntamientos.

También que, aunque las ordenanzas municipales suelen ser muy parecidas, no todas las ciudades tienen el mismo límite horario para poder hacer ruido en casa.

El horario más generalizado es el siguiente:

  • De lunes a viernes, se puede hacer ruido en casa de 08h a 21h.
  • Los fines de semana y festivos, de 09:30h a 21h.

No obstante, existen algunas ciudades como Bilbao, Valencia o Zaragoza en las que el horario permitido se extiende hasta las 22h. Por supuesto, esto también se refiere a la hora hasta que se puede poner música alta en casa.

Si te preguntas hasta qué hora se puede hacer ruido en casa en Madrid o Barcelona, tendrás que regirte por el horario estándar antes mencionado.

 

¿Cuál es el máximo de decibelios permitidos?

Aunque este asunto también está derivado a los ayuntamientos, la regla general es que el máximo de decibelios permitidos durante el día es de 35 decibelios.

Si te estás preguntando a qué equivale más o menos esta cantidad, te diré que a poco. ¡Una conversación tranquila entre dos personas ya es suficiente!

Y, como no podía ser de otra forma, durante el horario de noche esta cantidad es menor no pudiéndose superar los 30 decibelios.

A no ser que seas de los que ha decidido insonorizar su piso, deberás tener cuidado con hablar alto o poner la música o la televisión a todo volumen.

Y, si crees que te estás quedado un poco teniente, te recomiendo visites GAES para que revisen gratuitamente tu audición. ¡Ahora hay unos audífonos súper pequeños que se pueden conectar con la televisión o el móvil!

 

¿Y si estoy de obras en casa?

En ese caso -y siempre que estés con el tiempo pisándote los talones para terminar la obra- te recomiendo hables con el presidente de tu comunidad.

¿Sabes que tanto los Estatutos como el reglamento interno de la comunidad de vecinos tienen eficacia en sede judicial?

Esto quiere decir que, salvo que contradigan lo establecido por la ley, tienen su mismo valor.

Aunque en la mayoría de las ciudades si preguntas hasta qué hora se puede hacer ruido en casa por obras te van a contestar que hasta las 20h, puede que convenzas a tus vecinos para que te autoricen un poco más.

En caso de que no se enrollen, no te quedará más remedio que terminar de hacer ruido en tu casa por las obras a las 20h en punto.

Y, si se estiran y te conceden un poco más te tiempo, ¡ya puedes ir pensando en invitarles a un buen piscolabis!

 

¿Hasta qué hora se puede poner música?

Lo siento, pero no te quedará más remedio que respetar el horario que te he indicado en el primer apartado. ¡Siempre que supere los 35 decibelios durante el día o los 30 decibelios por la noche!

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

 

¿Se pude hacer ruido a la hora de la siesta?

A pesar de que la siesta es considerada para muchos -entre los que me incluyo- como algo casi sagrado, lo cierto es que la normativa no le presta ninguna atención.

Por tanto, siempre que respetes el máximo de decibelios permitidos y el horario, podrás hacer ruido en tu casa, aunque haya gente durmiendo la siesta.

Yo te recomiendo encarecidamente que, salvo que sea por causas de necesidad extrema, respetes el descanso ajeno. ¡Somos muchos los que madrugamos y soñamos con dormir la siesta!

Un truco que te puedo dar es que si, por ejemplo, vas a dar una fiesta, invites a tus vecinos. De esta forma, es posible que sean más permisivos con el ruido, aunque no acudan. ¡Pero que conste que yo no te he dicho nada!

 

¿Cómo actuar ante un vecino ruidoso?

Enfrentarse a un vecino ruidoso no es sencillo, ¡ni mucho menos! Sin embargo, hay que hacerlo. ¡Tu salud mental y física es lo primero! 

Aquí te dejo unos consejos que creo que te pueden ser de gran ayuda:

  • Antes de ir a las malas, lo mejor es que acudas al causante de las molestias e intentes solucionar el problema. Sin embargo, dependiendo de cómo sea este vecino, puede ser aconsejable que los contactos y conversaciones se hagan en presencia de testigos.
  • Si no consigues nada manifestando la problemática de forma amistosa, tienes que ponerlo en conocimiento del presidente de la comunidad para que esté al tanto de lo que ocurre e intervenga en el conflicto. Normalmente, el presidente y el vecino solicitan el asesoramiento y participación del administrador de fincas que, después de hablar con el vecino ruidoso, redacta un  requerimiento formal para su remisión (a firmar por el presidente por norma legal) al vecino responsable de los conflictos vecinales. 
  • Si esto tampoco funcionara, habría que poner los hechos en conocimiento de la Policía Local o Cuartel de la Guardia Civil. Si llamas por teléfono en el momento en el que se están produciendo los ruidos, la policía puede corroborar y hasta medir los decibelios para constatar el incumplimiento de la norma aplicable, según día y horario. 
  • Lo siguiente, si se superan los niveles máximos permitidos de ruido causando contaminación acústica, sería interponer una demanda. Para esto, se debe convocar una junta extraordinaria para que se autorice el presentar una demanda contra el vecino ruidoso por superar los niveles permitidos. ¡Pero recuerda que todos los ruidos tienen que darse fuera del horario y los niveles permitidos! 

 

¿Con qué se miden los decibelios?

El aparato tradicional para medir los decibelios es el sonómetro. Estos dispositivos disponen de micrófono con membrana capaz de medir la presión de las ondas del sonido mientras se desplazan por el aire. Éstas vibran y los chips y circuitos electrónicos del sonómetros las registran, las interpretan y las calculan.  ¡Hoy en día cuenta con pantalla digital! 

Existen tres tipos:

  • Decibelímetro simple. Este aparato utiliza la técnica de promedios exponencial y es válido para realizar mediciones amateur. ¡Su precio ronda los 20 euros!
  • Sonómetro integrador profesional. Es mucho más preciso que el simple gracias a la técnica de integración de la totalidad de ondas recibidas. Obviamente, su precio es mucho mayor, y aunque depende de si tiene mayor o menor exactitud, suele rondar los 100 euros.
  • Audiodosímetro. Es el aparato usado en fábricas para medir los niveles de ruidos a los que están expuestos los trabajadores. Una persona se encarga de cargar con esta máquina durante toda una jornada laboral, de tal forma que se toman registros de manera continuada. Su precio suele ser superior a los 200 euros.

 

¿Cómo medir los decibelios en casa?

 No necesitas grandes artificios para poder decibelios por ti mismo en casa. ¡No hace falta que te compres un sonómetro si no quieres o no puedes!

 

Utiliza tus sentidos

Una de las primeras formas de medir decibelios es utilizando los propios sentidos. Si puedes escuchar el ruido de forma clara y sin ningún tipo de esfuerzo, entonces es que el sonido está demasiado alto y seguramente llegue a los niveles máximos de decibelios. Es cierto que cada tiene el sentido del oído más desarrollado que otro. Sin embargo, es un buen comienzo.

 

Tú móvil puede ser el medidor de decibelios perfecto

Si no te fías de tu oído, existe una alternativa. ¡La tecnología puede convertirse en tu mejor amiga! 

A través de diversas aplicaciones puedes ver cuáles son los decibelios. Y no sólo los de los vecinos, sino que también los que se emiten desde tu casa para asegurar que no estás causando ningún tipo de molestia. Apps como Decibel X, Decibel Sound Meter Pro o Noise Meter harán la función de sonómetros.

 

Medir decibelios con el ordenador

Existen programas, que aunque requieren de equipos adecuados, son una buena alternativa para esta tarea. Para el caso de Windows, existe Decibel Reader que es una plataforma que utiliza el micrófono del ordenador para registrar los sonidos. ¡No tienes que gastar mucho dinero para poder medir decibelios!

 

 


  • Compartir

Lo que no te puedes perder


ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman