La frase «depreciar valor vivienda» o «depreciación vivienda» es una de las más buscadas en Google y es que es una preocupación que todos los propietarios de una vivienda tenemos. Los inmuebles, al igual que otros bienes materiales, se deprecian. Su valor desciende y esto es muy relevante a la hora de poner a la venta o alquilar una vivienda. Pero, ¿sabes qué factores influyen en la depreciación de tu vivienda? ¿Y que existen varios tipos de depreciación de vivienda?

 

Sigue leyendo porque te doy todas las respuestas que tanto quieres saber.

¿Qué tipos de depreciación de una vivienda hay?

Existen tres tipos de depreciación de un inmueble y cada una de ellas tiene sus peculiaridades. ¡Por supuesto!

Depreciación física de inmuebles

Es la pérdida que experimenta el valor de reemplazamiento bruto (VRB) de un bien (mueble o inmueble) en función de su antigüedad, su conservación y duración de sus componentes. ¡Cuánto más nueva sea tu casa, más valdrá! 

Depreciación funcional

Es la pérdida que experimenta el valor de reemplazamiento bruto (VRB) por problemas en la funcionalidad. ¡Quizás sea hora de poner una pared dónde está esa puerta que no lleva a ninguna parte!

Depreciación económica

Es la que afecta al bien inmueble por factores que no son de la propia vivienda, sino al entorno en el que se encuentra. Esta pérdida de valor es causada por una mala situación económica, una mala ubicación de instalaciones, servicios, migraciones de población, etc.

¿Qué factores influyen a la hora de que el valor de la vivienda descienda?

Viendo los tipos de depreciación de inmuebles que existen, puedes hacerte una idea de aquellos aspectos que hacen que tu vivienda pierda valor. Sin embargo, hay muchas más cosas que pueden afectar en el precio de tu vivienda y Mamá te las va a contar una por una. ¡Este artículo acerca de la depreciación de la vivienda no se te va a atascar!

Factores de la propia vivienda

Antigüedad

En España, existe un parque de viviendas muy obsoletas lo que ha hecho que las de obra nueva ganen valor sobre las antiguas. Algunos de los efectos que genera la antigüedad de las viviendas pueden ser el deterioro de los materiales o la necesidad de reformas. A no ser que sea un edificio histórico o que tenga elementos que compensen este factor, su valor será menor. ¡Se produce una depreciación de la vivienda por antigüedad!

 

Mantenimiento y reformas

Si una vivienda está en muy mal estado, como para tener que reformarla entera, es lógico que tenga un valor más bajo. Además, es uno de los factores con lo que un comprador te puede presionar más en relación al precio, ya que hay que calcular cúanto se necesitará añadir para reformarla. Asimismo, tienes que tener en cuenta que en viviendas de clase media-alta, la reforma tiene sentido ya que la revalorización supera el coste de obra. Sin embargo, en las viviendas más económicas, puede que no te salga a cuenta y puedas hacerle un lavado de cara con un buen home staging. ¡Puedes hacer que tu casa se vea de otra forma con unos pocos detalles! 

 

Orientación

Aunque te pueda parecer una tontería, la orientación de una vivienda determina su luminosidad interior y sus vistas. ¡No vale lo mismo una casa cuyas ventanas den a un patio interno, que una que tengas vistas a la Torre Eiffel

 

Ubicación

Las viviendas que están en barrios y las calles más periféricos tienen precios más bajos, mientras que las que están más céntricas, delante de la playa o en zonas históricas, tienen un valor más alto. Además, si en la zona en la que está situada la vivienda cuenta con servicios como colegios, comercios, parques o medios de transporte, aumenta su valor como es lógico.

 

No tener ascensor

Es un aspecto que puede ser determinante o no en función de otros factores, aunque sí presiona a la baja el precio de la vivienda, sobre todo cuando hablamos de pisos altos. Aunque, sí está muy bien ubicado y se dirige al público adecuado, no es un factor decisivo. ¡No creas que en la depreciación de la vivienda no es un elemento fundamental!

Factores externos a la vivienda

Como puedes ver en este artículo de «depreciar valor vivienda», no sólo los factores de la propia vivienda pueden afectar al valor de tu casa. También hay una serie de elementos externos que pueden hacer bajar el precio de la vivienda.

Cambios fiscales

Las reformas fiscales del gobierno que afectan a la vivienda pueden provocar que sube o baje el precio de la vivienda. ¡Todo afecta!

 

Stock

El exceso de oferta es un factor que presiona el precio a la baja. Queramos o no, nos encontramos en un sistema económico que se rige por la ley de la oferta y la demanda. ¡Si quieres vender tu casa y en tu zona hay diez propietarios como tú que quieren lo mismo, esto repercutirá en el precio!

 

La situación económica actual

A más desempleo y precariedad, más dificultades de la gente para acceder a un crédito y, con lo cual, menos compra de vivienda. Esto hace que la demanda descienda y por lo tanto su precio.


  • Compartir

Lo que no te puedes perder


ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman