autor

Cerrar la puerta y darse cuenta de que te has dejado la llave dentro es lo más común del mundo. ¡A quién no le haya pasado, que tire la primera piedra! En ese momento, llega el nerviosismo. Que si tienes que buscar rápidamente un cerrajero, que si llegas tarde al trabajo….y te haces la gran pregunta: ¿cómo puedo abrir una puerta con la llave por dentro? Pues, Mamá ha llegado a tu vida para resolvértela y ayudarte. ¡Tú eres lo más importante para mi! 

 

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

 

Métodos para abrir una puerta con la llave por dentro

Si la llave solo está puesta y no echada, puedes recurrir a un cerrajero que lo solucionará de forma rápida y económica. También puedes intentar arreglarlo tú mismo, poniendo en práctica algunos de los trucos que te voy a contar a continuación.

Pero ¿qué pasa si la llave echada y puesta por dentro? Si la llave está puesta y además está echada con una o varias vueltas, la cosa cambia bastante. Es mucho más complicado. ¡Es mejor que acudas a un profesional!

Abrir la puerta con una botella

Una de las formas para abrir una puerta con la llave por dentro es con una botella. ¡Siempre que no tengas la llave echada con una o varias vueltas, puedes abrir la puerta con una botella de plástico liso y mucha maña!

Si, por algún casual, tuvieses una botella con estas condiciones, los pasos serían:

  • Recortar el plástico de la botella de forma rectangular y lo más liso posible.
  • Introduce el trozo de plástico poco a la altura del resbalón de la puerta con cuidado de no dañar el marco. ¡No queremos tener que ir a Leroy Merlin a por una nueva puerta!
  • Cuando el trozo de botella esté dentro, haz un movimiento descendiente de sierra hasta sentir que el plástico rectangular sobrepasa el resbalón, de tal forma que la puerta comenzará a moverse un poco más. ¡Ya casi lo tienes!
  • Si es posible, bañar el plástico en agua y jabón. ¡Así resbalará mucho más!

Abrir la puerta con una tarjeta

Si llevas la cartera encima con una tarjeta, estás de enhorabuena. Puedes conseguir entrar en casa sin necesidad de recurrir a un cerrajero. Eso sí, se necesita incluso más maña que con la botella de plástico. ¡Nadie dijo que fuera fácil!

¡Ojo¡ Esta técnica sólo funciona en puertas con cierre de pomo simple y pestillo de muelle o inclinado. Si es tu caso, aquí te dejo lo que tendrías que hacer.

  • Introduce la tarjeta en la ranura vertical que hay entre la puerta y el marco.
  • Desliza la tarjeta hacia abajo hasta llegar al pestillo.
  • Empuja la tarjeta hacia dentro todo lo posible formando un ángulo de noventa grados con la puerta más o menos.
  • A la vez, inclina la tarjeta hacia el pomo, de tal manera que el borde de ésta mire hacia ti en la dirección del pomo. ¡Así la tarjeta se meterá mejor entre el hueco de la puerta y el marco! 
  • Dobla la tarjeta en la dirección opuesta para que se deslice por debajo del borde inclinado y penetre en la puerta.
  • Deberás abrir la puerta rápidamente y forzar el pestillo por el otro lado.
  • Por último, apoya tu cuerpo en la puerta y mueve la tarjeta hacia detrás y hacia delante. De este modo se aplicará más presión sobre el pestillo y debería acabar cediendo. ¡Y en las series parece fácil!

 

Guía Fácil para Comprar Primera Vivienda ¡y triunfar!

Descárgatela gratis y aprende a montártelo bien.

¡En un clic!

 

Abrir la puerta con un click

Si eres de los que se considera el bolsillo de Doraemon, este truco es para ti. Con un click y un poco de maña, de nuevo, podrás abrir una puerta con la llave por dentro.

En este caso, el click lo podemos usar a manera de llave o, bien, para forzar el pestillo o resbalón. 

Si quieres probar a utilizarlo como llave, lo que tienes que hacer es:

  • Dobla una de las puntas del clip de manera que tenga una forma L y dobla los últimos 4 o 5 milímetros en forma de gancho . Este extremo será la ganzúa, y el otro lado del clip, será la «llave de tensión»
  • Introduce la llave de tensión en el ojo de la cerradura y mantenlo recto y firme, empujando con fuerza hasta el fondo. ¡Ya no tienes que ir al gym para ponerte en forma!
  • Al mismo tiempo, con la parte que has dejado en forma de gancho  penetra en la parte superior del ojo de la cerradura, que debería quedarse justo encima de la llave de tensión.
  • Mueve el clip ganzúa como si se tratara de la llave al mismo tiempo que lo mueves hacia arriba y hacia abajo. En este momento deberías oír los pestillos cediendo y girando dentro de la cerradura. ¡Si sientes varios clics, prueba a girar el pomo!

En el segundo caso, para forzar el pestillo, tienes que doblas el clip como si fuera una C. Una vez que lo tengas, tienes que introducirlo por el borde de la puerta, donde se encuentra la pequeña abertura que separa a la hoja del marco de la pared. Después, tienes que enganchar el pestillo mientras tiras para atrás, de tal forma que la puerta se abrirá como si usaras la manivela.

Si no te ves capacitado, lo mejor que puedes hacer es llamar a un profesional. ¡Lo barato te puede salir caro!

 

Autoconsumo solar: todo lo que necesitas saber. QUIERO SABER MÁS


  • Compartir
  • social
  • social
  • social
  • social

Lo que no te puedes perder

desta
desta
desta
desta

Oportunidades de obra nueva,
¡Hazle caso a Mamá!

¡Hazle caso a Mamá!

property
pin
property
pin
property
pin
property
pin

bombilla
ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman