Hablar de casa sostenible no es hacerlo de una tendencia o de una moda, sino de un compromiso europeo y de una necesidad mundial.

El cambio climático es una realidad y es absolutamente necesario ser tenido en cuenta de una manera seria.

Tras el fracaso del Protocolo de Kyoto, en el año 2015 se consiguió por fin que el mundo entero se pusiera de acuerdo en la necesidad de marcarse unos objetivos para frenar el cambio climático con la colaboración de todos. ¡Estados Unidos y Siria fueron los únicos países que no lo firmaron!

Este fantástico compromiso se selló en lo que se conoce como el Acuerdo de París cuyos objetivos son:

  1. Mantener el aumento de la temperatura de la Tierra por debajo de los 2°C hasta llegar a 1,5°
  2. Aumentar la capacidad de adaptación de los países y crear sociedades resilientes.
  3. Incentivar la transición a economías bajas en carbono y alentar el desarrollo sostenible.

El Acuerdo de París empezó a aplicarse en el año 2020, ya que hasta entonces seguía en vigor el Protocolo de Kyoto.

Para conseguir cumplir estos objetivos tan necesarios, la ciencia es clara y ha establecido que se deben reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero en un 45% para el año 2030 desde los niveles de 2010.

Objetivo 2050

viviendas-sostenibles-consumo-casi-nulo

El objetivo es la erradicación de las emisiones de CO2 en 2050.

Si te estás preguntando qué tienen que ver las viviendas sostenibles con todo esto, te diré qué mucho.

¿Sabes que una casa española consume una cantidad de kilovatios al año equivalente a 0,85 toneladas de petróleo?

La eficiencia energética se ha convertido en una pieza clave para luchar contra el cambio climático. Y el sector de la construcción es una de las bisagras más importantes para conseguirlo.

En el proceso de adaptación de las normativas de cada país a las directivas de la Unión Europea para alcanzar los objetivos marcados, una de las normativas que ha sido modificadas ha sido el Código Técnico de la Edificación.

Y aquí es donde llegamos al meollo de la cuestión. Te he puesto al día, ¿verdad?

La obra nueva se basa en la casa sostenible por ley

viviendas-sostenibles-por-ley

El Código Técnico de la Edificación es el marco normativo que regula los requisitos mínimos de calidad que tienen que cumplir los edificios y sus instalaciones.

Sin entrar en mucho detalle técnico, te diré que una de las modificaciones más importantes de este código ha sido la inclusión de un documento nuevo que regula el ahorro de energía tanto en la obra nueva como en la reforma o rehabilitación de un edificio.

Lo que se persigue es el mayor ahorro de energía y la máxima utilización de energías renovables para estar en consonancia con la normativa europea. ¡Y sí, esto afecta directamente a las viviendas de obra nueva!

Resumiendo, este nuevo código fomenta la creación de viviendas sostenibles mediante la introducción de una serie de cambios normativos que “mejoren las prestaciones de los edificios para garantizar la salud, el confort y la seguridad de los ciudadanos”.

Eso y apostar por las energías renovables con el fin de que el sector inmobiliario contribuya de manera clara a la consecución de los objetivos medioambientales.

Para ello, ha establecido unos nuevos indicadores que:

  1. Miden la cantidad máxima de energía primaria que podrá consumir un edificio en un año.
  2. Miden el límite de consumo de energía primaria no renovable que podrá consumir un edificio en un año.

El 50% de la energía en la construcción deberá ser de fuentes renovables

viviendas-sostenibles-aerotermia

Y es que, desde la entrada en vigor del nuevo Código Técnico de la Edificación en diciembre de 2019 es obligatorio que la obra nueva se construya siguiendo sus exigencias de eficiencia energética.

Salvo un período voluntario que hubo los seis primeros meses desde su entrada en vigor que ya forman parte de la historia…

Las modificaciones más relevantes que incluye la nueva normativa en su claro afán por apostar por las viviendas sostenibles son:

  1. Incorporar la producción de energía renovable en el funcionamiento del edificio. ¡El 50% deberá proceder de fuentes renovables en la obra nueva y el 30% en la reforma!

Además, el 70% de la demanda de agua caliente sanitaria (ACS) deberá cubrirse con energías de fuentes renovables. ¡Un 60% si ésta es inferior a 5.000 litros/día!

  1. Diseñar instalaciones con un alto nivel de eficiencia energética en la que tendrán un peso relevante los nuevos sistemas de distribución de energía renovable.
  2. Apostar por un buen aislamiento térmico para evitar un consumo inútil de energía. ¡Sin puente térmico y con una buena hermeticidad!

Es por ello por lo que todas las viviendas de obra nueva se construyen cumpliendo a rajatabla esta normativa. Entre las tecnologías domésticas sustentables de las viviendas ecológicas, la que más relevancia está tomando es la aerotermia que distribuye la energía a través de suelos radiantes y refrigerantes.

¿Sabes que extrae gratuitamente hasta un 77% de la energía del aire y ahorras un 60% en tu consumo energético alcanzando el máximo confort?

Las viviendas sostenibles reducen el consumo de agua y energía

La bioconstrucción se afianza como el futuro de las viviendas más responsables y sostenibles. Casas que reducen agua y energía sin que te des cuenta con el objetivo puesto en la casa autosostenible. 

¿Sabes que el sector de la construcción en Europa representa el 40% del consumo total de energía? ¿Y que produce un 35% de las emisiones de efecto invernadero, un tercio del consumo de agua y un tercio de los residuos generados? 

Para pensar un poco más en el entorno que nos rodea y ayudar a su conservación, las viviendas sostenibles son ya una realidad muy presente en nuestras calles y ciudades. 

Además de dejar un mundo mejor a tus nietos,  las casas sostenibles reducen tu factura a final de mes en lo que energía y agua se refiere, sin reducir el confort.

Las vivienda sostenibles pueden llegar a reducir en un 80% el consumo energético y en un 40% la demanda de agua

Y todo ello sin que suponga un detrimento del confort y la calidez que toda casa debe tener.

Ya sabes ese dicho de “Home, sweet home”. Aquí se cumple y, encima, siendo responsables con el planeta en el que nos ha tocado vivir y que nos acoge sin pedir nada a cambio. ¿Ya es hora de que le devolvamos ese favor no crees?

Pero por ahora volvamos nosotros a las ventajas de las casas sostenibles

  • No requieren radiadores: Para lograr esa reducción de las emisiones energéticas o de nuestro gasto de agua, este tipo de viviendas aprovechan la luz solar y recurren a la instalación de ventanas y recubrimientos aislantes que reducen las pérdidas de calor. De esta forma, no necesitaríamos radiadores para mantener una temperatura confortable en el interior de la vivienda.
  • Tienen un diseño inteligente: El diseño de este tipo de viviendas responde a unos principios básicos donde imperan ese aislamiento térmico, la ausencia de puentes térmicos, la ventilación mecánica para recuperar el calor, así como la estanqueidad del aire. Todo para reducir ese consumo energético.
  • Utilizan sistemas inteligentes de retención de agua: A través de sistemas de retención de agua de lluvia (una fórmula económica y sostenible); así como la instalación de griferías, duchas y aseos de bajo consumo de agua, entre otras medidas.
  • Incoporan electrodomésticos eficientes: Para que una casa sea considerada como una casa sostenible debe incluir electrodomésticos eficientes que tengan la etiqueta A +++ que implica que tienen un menor gasto eléctrico y del agua.

 

LLÉVAME AL BUSCADOR DE VIVIENDAS DE LACOOOP

 

Estos consejos para ahorrar en casa ¡te van a gustar! QUIERO SABER MÁS


  • Compartir

Lo que no te puedes perder


ca Catalan es Spanish es Ingles es Aleman