Saltar al contenido

Viviendas modulares, ¿merecen la pena?

viviendas-modulares

Las viviendas modulares se están posicionando cada vez más como una alternativa de habitabilidad para algunas personas.

Sobre todo, para aquéllas que buscan un estilo de vida diferente, alejado de los convencionalismos de vivir en un barrio o en un complejo residencial.

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

Y es que, quien tiene un terreno o solar en propiedad, piensa la manera de construir en él su casa ¡lo más barata posible!

Aquí es donde entran en juego las viviendas modulares que no debes confundir con las casas prefabricadas.

Como sabes que Mamá está en todo, te voy a poner al día sobre este tipo de construcción para que seas tú quien decida si te merece o no la pena tirar por esta vía.

Yo te puedo orientar, pero las decisiones sobre tu vida las tienes que tomar tú.

Estás de acuerdo, ¿verdad?

¿Qué son las viviendas modulares?

 

 

Como su nombre indica, las viviendas modulares son las que se construyen por módulos en un taller o en una fábrica.

Cuando todos los módulos están construidos, se transportan hasta su ubicación en grúas de gran tonelaje para su ensamblaje final. ¡Et voilà, ya tienes tu vivienda!

Pablo García, de la empresa Atrezzo Arquitectos, da una explicación muy visual de las viviendas modulares: “podríamos decir que se parece más a la compra de un producto, como cuando adquirimos un vehículo. Diseñas tu vivienda, la encargas, la construyen y, llegado el día, te la llevan al solar elegido y la colocan donde tenga que ir”.

Es frecuente confundirlas con las viviendas prefabricadas, pero no son la misma cosa.

Las viviendas prefabricadas se construyen en su totalidad en un taller o almacén de donde salen completamente construidas y ensambladas hacia el solar que van a ocupar.

Esta es la primera de las diferencias entre las viviendas modulares y las viviendas prefabricadas. ¡Pero hay más!

¿Cuál es la diferencia entre casa prefabricada y modular?

diferencias-entre-viviendas-modulares-y-prefabricadasPara abordar las diferencias entre ambas, hay que fijarse en varios aspectos que, en su conjunto, llevan a percibir a las viviendas modulares como casas de mejor calidad.

Para empezar, una vivienda modular se puede diseñar como tú quieras. Permite un alto grado de personalización, cosa que no ocurre en las viviendas prefabricadas. Aunque hay distintos modelos, cada modelo es estándar y no permite adaptarlo a tus gustos.

Además, las viviendas modulares están hechas de materiales de una calidad muy superior al de las viviendas prefabricadas. Incluidos sistemas de eficiencia energética y de bioconstrucción.

Y están sometidas a controles de calidad mucho más estrictos que permiten asegurarse de que cumplen con los criterios de edificabilidad y sostenibilidad adecuados.

Otra de las grandes ventajas de las viviendas modulares es que son mucho más duraderas que las prefabricadas. En gran parte porque son aptas para ser reformadas por partes.

Si en tu vivienda modular se estropea -pongamos como ejemplo- el tejado, no tienes más que cambiarlo por uno nuevo y problema solucionado.

Esto no ocurre en las viviendas prefabricadas que – al ser una unidad- a medida que se van estropeando no puedes ir reformándolas. Cuando se te estropea la casa, tienes que comprar una nueva.

Por último, las viviendas modulares permiten espacios más grandes y numerosos. Realmente, el límite está en tu presupuesto, en las medidas de tu solar y en la calidad de los materiales.

Como te puedes imaginar, las viviendas modulares son más caras que las prefabricadas. ¡Es lógico, considerando que son mejores y tienen más ventajas!

Las seis ventajas de las viviendas modulares son:

  • < tiempo de construcción
  • > personalización
  • > calidad de los materiales
  • > control de calidad
  • > durabilidad
  • > espacio

¿Qué hay que hacer para construir una vivienda modular?

Ya sabes que a Mamá le gustan las cosas claras y organizadas. Si estás interesado en las viviendas modulares y estás pensando seriamente que es una solución que encaja con tu forma de ser, ¡adelante!

A continuación, te voy a contar las viviendas modulares paso-a-paso. ¡Toma nota!

El solar

terreno-viviendas-modularesTodavía no existen complejos residenciales formados por casas modulares, y menos aún a través de una cooperativa de viviendas. Pero, recuerda bien lo que te dice Mamá: llegarán más pronto de lo que crees.

Hoy en día, si quieres vivir en una vivienda modular, debes tener un solar donde construirla.

Si te estás preguntando si hay que hacer alguna obra en el solar, la respuesta es sí. Como para cualquier vivienda, es necesario realizar una obra de cimentación para anclar la casa al terreno. ¡No querrás que el lobo al soplar quiera tu casa derribar!

También será necesario realizar las conexiones de los servicios de los que quieras disfrutar en tu hogar: agua, luz, saneamientos, wifi, etc.

Por último, ya sabes que el ensamblaje final de estas viviendas se realiza in situ, por lo que se tendrán que realizar también los remates para unir los distintos módulos.

El arquitecto

diseño-viviendas-modularesIgual que te digo que, en las cooperativas de viviendas, la gestora experta es la madre del cordero, en las viviendas modulares tienes que acudir a un arquitecto sí o sí.

Lo primero que hará el arquitecto será analizar el solar sobre el que se va a construir la vivienda modular para poder desarrollar el proyecto arquitectónico que más se ajuste a tus gustos. ¡Ojo, y a la viabilidad urbanística!

Lo ideal es que le cuentes al arquitecto cómo te gustaría que fuera tu vivienda modular para elaborar un anteproyecto.

El siguiente paso sería validarlo con él, comprobar que tiene las calidades y acabados que tú quieres, y ajustar el presupuesto.

Con el anteproyecto aprobado, el arquitecto elaboraría el proyecto arquitectónico final sobre el que basaría un presupuesto definitivo y cerrado. ¡Las cosas hay que hacerlas bien desde el principio!

El ayuntamiento

viviendas-modulares-licencia-de-obra-mayorSi te creías que la obtención de la licencia de obra mayor por parte del ayuntamiento es necesaria sólo en el caso de las viviendas en cooperativa, ¡¡estás muy equivocado!

La licencia de obra mayor es un trámite necesario para empezar a construir cualquier tipo de viviendas, incluidas las viviendas modulares.

Ya sabes que lo normal es que el ayuntamiento de turno – el del municipio en el que está el solar sobre el que se va a construir la vivienda- tarde aproximadamente tres meses en concederla.

Si conoces un poco sobre lo que yo llamo “la famosa licencia de la discordia”, sabrás que algunos ayuntamientos se demoran mucho más en su concesión.

Afortunadamente, algunas Comunidades Autónomas -como la de Madrid- han sustituido esta licencia de obra mayor por una declaración responsable. De esta forma, los plazos para empezar a construir las viviendas se acortan considerablemente.

¡No es un tiempo desperdiciado! Mientras se resuelve la concesión de la oportuna licencia de obra mayor, se realiza el proyecto de ejecución y de fabricación de la vivienda modular en cuestión.

¿Quieres saber cuánto vas a tener que pagar al mes por tu hipoteca?

El Simulador de Hipotecas de LACOOOP te lo pone fácil

¡En un clic!

Y aquí es donde debes tener en cuenta que la construcción de viviendas modulares tiene unos gastos adicionales destinados a “pagar el estudio geotécnico del suelo, el estudio topográfico y los gastos del visado”, explica García.

El constructor

construccion-viviendas-modulares¡Ahora si que se sí! Si has seguido estos pasos -y una vez concedida la licencia de obra mayor- ha llegado el momento de subir los módulos de la vivienda en grúas de gran tonelaje para llevarla a tu solar.

Ya sabes que será en el solar donde se ensamblen definitivamente.

Si te estás preguntado cuánto se tarda en construir una vivienda modular, te diré que depende de los m2 y de los módulos que tenga. ¡Recuerda que pueden ser tan grandes y tener tantos módulos como tú quieras!

Si lo que quieres es una fecha aproximada, te diré que la casa tarda en fabricarse de dos a tres meses. Y, ya en el solar, su ensamblaje final lleva aproximadamente un mes. ¡Es una aproximación!

¿Cuánto cuestan las viviendas modulares?

¡Ahí ya sí que te digo que el precio varía mucho en función de los metros cuadrados y lo que te tú te quieras gastar!

En función de los materiales que se empleen en su construcción, el diseño de la vivienda y los metros cuadrados construidos, el precio será uno u otro.

Según Fernando Agudo -director general de Atlántida Homes- “lo que va a marcar el precio es la calidad de la construcción, que no tiene por qué guardar correlación directa con el sistema utilizado. Algunas personas tienen la idea de que las casas modulares o prefabricadas son más baratas que las tradicionales, pero no es así”.

Lo que sí es seguro es que, como el plazo de construcción de las viviendas modulares es mucho más corto que el de una vivienda convencional, vas a ahorrar en costes indirectos.

Siguiendo con Fernando Agudo, “nosotros nos movemos entre los 1.300 y 1.450 euros el metro cuadrado porque en nuestros precios está todo incluido”.

Y aquí es donde tú tienes que valorar si te merece la pena comprar una vivienda modular o comprarte una casa a través de una cooperativa de viviendas.

Cuando conozcas todas las ventajas de las cooperativas de viviendas, te darás cuenta de que puedes acceder a una vivienda de calidad a precio de coste y pagando la entrada a plazos por casi el mismo precio que una vivienda modular.

Aunque lo más inteligente es comprar una vivienda modulada a través de una cooperativa de viviendas. ¿Sabes que es posible?

¡Tú decides!

El buscador nº1 de cooperativas de viviendas está en LACOOOP

Es el único que consigue que la casa que buscas, te encuentre.

¡Como Mamá, nadie!

¿Puedo pedir hipoteca para una casa modular?

La respuesta es que sí, ¡siempre que cumplas unos requisitos!

Tranquilo, que aquí está Mamá para contarte cuáles son para comprobar si los cumples y valorar qué opción te interesa más. ¡Toma nota!

  1. El terreno sobre el que se vaya a ubicar la casa modular debe ser urbanizable. Es decir, que cuenta con los permisos y licencias necesarios para que en él se pueda edificar una vivienda.
  2. Debe existir un proyecto de obra para «construir» esa vivienda modular. ¡Ojo! Debe estar visado por un colegio de arquitectos y que el ayuntamiento haya concedido la licencia de obras para empezar la «construcción».
  3. La casa debe estar anclada al suelo. Es decir, es imprescindible que haya cimientos. ¡No vaya a soplar el lobo y salga volando!
  4. La vivienda debe estar registrada correctamente en el Registro de la Propiedad.

 

El proyecto Mahou Calderón en Madrid Río también tiene viviendas en cooperativa. QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish