Saltar al contenido

Vivienda protegida ¿qué requisitos debo cumplir?

Vivienda protegida es sinónimo de garantía de acceso a una vivienda digna por parte de aquellas personas con recursos más limitados. Bien porque ganan menos, bien porque tienen muchas bocas que alimentar, o, simplemente, porque no tienen posibilidad de trabajar o no encuentran trabajo. Soy una gran defensora de las viviendas protegidas y comparto la opinión de muchos de que debería haber más. 

En España, las Comunidades Autónomas tienen competencia exclusiva en materia de vivienda. Esto implica que la primera legislación que debe aplicarse en la materia es la que emana de los respectivos territorios autonómicos.

No obstante, el Estado acaba incidiendo de algún modo u otro en la materia. Un ejemplo de ello es que el Ministerio de Fomento, en materia de vivienda, tiene atribuida la competencia sobre las bases de la planificación, la coordinación de la actividad económica y la ordenación del crédito  De manera que, en determinados ámbitos de la política de viviendas, se puede hablar de competencias concurrentes.

En concreto, en el régimen jurídico de la vivienda protegida se deben considerar tanto normas estatales como normas autonómicas.

Los requisitos específicos para adquirir una vivienda protegida dependerán de cada Comunidad Autónoma

Los requisitos para acceder a una vivienda protegida serán establecidos por las diferentes Comunidades Autónomas, y dependerán de tipo de protección que tenga la vivienda, del municipio donde se encuentre y de la legislación que haya en vigor en el momento en el que la vivienda obtenga la calificación provisional por parte de la Comunidad Autónoma.

Conoce los requisitos genéricos para acceder a una vivienda protegida

No obstante, y sin entrar en las particulares adicionales que exija cada Comunidad Autónoma, el Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 (el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 no contempla un programa específico para la vivienda protegida) recoge de manera general los requisitos para acceder a una vivienda protegida. Son los siguientes:

  1. No haber disfrutado de una vivienda protegida con anterioridad en España, a no ser que demuestre que la que disfruta es claramente inadecuada para sus circunstancias personales o familiares.
  2. No poseer una vivienda libre en propiedad.
  3. La vivienda deberá contar con un precio máximo de venta o un alquiler máximo referencia.
  4. Disponer de unos ingresos familiares mínimos.
  5. No haber tenido ayudas financieras de planes estatales o autonómicos de vivienda en los últimos diez años.
  6. Estar inscrito en un registro público de demandantes de vivienda protegida, creado y gestionado por cada Comunidad Autónoma.

El consejo de mamá

Durante un tiempo la oferta de vivienda protegida era muy escasa. Esto implicaba que las dos únicas maneras de que pudieras acceder a una vivienda protegida – reuniendo los requisitos necesarios – era apuntándote al registro de viviendas protegidas de la Comunidad Autónoma donde estuvieras empadronado, o bien a la convocatoria de un organismo público concreto. Y, sobre todo, ¡tener mucha suerte para ser escogido en el sorteo de adjudicación!

Hoy en día, cada vez son más las empresas promotoras que promueven proyectos de viviendas en régimen de cooperativa en torno a suelo calificado como protegido. Y, como no podía ser de otra forma, LACOOOP es el punto de encuentro de referencia de estas promociones. Acompáñame en esta constructiva experiencia en la que, no sólo te convertirás en un experto en materia de cooperativas de viviendas de manera amena, sino que pondré en tus manos las promociones de viviendas en régimen de cooperativas que mejor se adaptan a tus necesidades. Tú sólo acompáñame. Yo me encargo de todo lo demás. Y gratis. ¡Promesa de madre!

¿Quieres saber cómo se reparte el coste de una promoción de viviendas en régimen de cooperativa? QUIERO SABER MÁS

Ahora que ya sabes cuéles son los requisitos, apúntate para acceder a una.

APUNTARME

Compartir este artículo: