Saltar al contenido

¿Tengo que contratar un seguro con la hipoteca?

seguro-con-la-hipoteca

No eres el único que no tiene claro si el banco te puede obligar hoy en día a contratar un seguro con la hipoteca.

Hasta hace bien poco, la ley lo permitía. Si querías que tu banco te concediera una hipoteca, podías verte obligado a contratar un seguro dental. ¡Qué desfachatez!

Sin embargo, tras la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, esto ya no es así.

Si te paras a pensarlo, ¿por qué tendrías que contratar un seguro dental si tú lo que quieres es una hipoteca?

Una cosa no tiene nada que ver con la otra y, por fin, la ley ha puesto freno a esta práctica abusiva ¡con sus excepciones!

Vamos, que Mamá te lo cuenta todo.

El banco no puede obligarte a contratar un seguro con la hipoteca, como regla general

Si eres de los que le gusta contrastar lo que te cuentan con la ley en la mano, te diré que tienes que buscar el artículo 17 de la Ley 5/2019 reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario.

Haces muy bien en verificar las cosas por ti mismo, aunque ya sabes que ¡puedes confiar en Mamá!

Este artículo habla de las ventas vinculadas y de las ventas combinadas.

Mientras las primeras están prohibidas con excepciones, las segundas están permitidas.

¿Cuál es la diferencia entre ventas vinculadas y ventas combinadas?

Antes de contarte al detalle por qué -como regla general- un banco no puede obligarte a contratar un seguro con la hipoteca, es importante aclarar términos.

¡Vamos a seguir con el ejemplo de la hipoteca y el seguro dental para que lo entiendas mejor!

Una venta vinculada es aquélla en la que sólo puedes acceder a un producto si compras también otro u otros productos diferentes porque se venden en conjunto.

Antes de la nueva ley hipotecaria, el banco te decía que, si querías acceder a la hipoteca, tenías que contratar sí o sí un seguro dental porque iban juntos. Recuerda que es un ejemplo y que ahora ya no se puede hacer. ¡Como regla general!

Por su parte, una venta combinada es aquélla en la que el comprador puede escoger si quiere contratar por separado un producto o prefiere hacerlo en conjunto con otro u otros. El comprador decide en función de lo que más le interese.

En el caso del ejemplo que estamos viendo, el comprador podría escoger si contratar la hipoteca y el seguro dental por separado, o contratarlos como un paquete porque le sale más económico.

¡Ojo, también podría escoger contratar sólo la hipoteca o sólo el seguro dental!

Las ventas vinculadas están prohibidas por ley, con excepciones

Si bien la nueva ley hipotecaria prohíbe las ventas vinculadas con carácter general, lo cierto es que las permite en algunos casos.

Y no sólo las permite en algunos casos, sino que también contempla situaciones en las que el banco te puede seguir obligando a contratar un seguro con la hipoteca.

¿Cuándo permite la ley las ventas vinculadas?

La ley le permite al banco las ventas vinculadas cuando pueda demostrar que los productos asociados a esta venta suponen un claro beneficio para su cliente.

Es decir, si nos remitimos al ejemplo de la hipoteca y el seguro dental, la ley le permite al banco que te pueda obligar a contratar ambos productos siempre que pueda demostrar que:

  1. Por separado te saldrían más caros.
  2. Tuviera en cuenta su disponibilidad y su valor en el mercado.
  3. La venta vinculada hubiera sido autorizada por el Banco de España u otra autoridad competente.

Si no se cumplieran estas tres premisas, las cláusulas del contrato hipotecario referente a la venta vinculada podrían declararse nulas. ¡Ojo, no toda la hipoteca!

¿Tengo que contratar algún seguro obligatoriamente con la hipoteca?

Aquí es cuando la nueva ley hipotecaria busca el equilibrio entre las partes en lo que se refiere a la concesión de hipotecas.

Es decir, entre el prestamista (el banco) y el prestatario (la persona que pide la hipoteca).

En concreto, lo que la nueva ley hipotecaria permite es que el banco pueda obligarte a contratar los siguientes tipos de seguro con la hipoteca.

  • Una póliza de seguro en garantía de las obligaciones del contrato de préstamo.
  • Un seguro de daños de la vivienda objeto de la hipoteca
  • Los seguros que se incluyan en las ventas vinculadas autorizadas.

¡Ojo! Que la ley te obligue a contratar alguno de estos seguros con la hipoteca, no significa que tengas que hacerlo con el banco que te concedió la hipoteca.

Este último tendrá que aceptar que contrates estos seguros con otras entidades bancarias siempre que fueran equivalente a las que te ofreció por su parte.

Es decir, estarías obligado a contratar un seguro con la hipoteca, pero podrías hacerlo con el banco que quisieras siempre que las condiciones y el nivel de prestaciones fueran equivalentes.

Además, el banco no podría cobrarte comisión alguna por la labor de análisis de las condiciones y prestaciones del seguro obligatorio que te ofrecieran otras entidades financieras como alternativa.

Y, por supuesto, si contratas con otra entidad financiera uno de los seguros que tu banco te exige para concederte la hipoteca, no podrá empeorarte sus condiciones. ¡Ojito al dato!

Por último, la ley también permite vincular la hipoteca a la contratación de “ciertos productos financieros establecidos por el ministro de Economía y Empresa.

Para que esto sea posible, es necesario que “sirva de soporte operativo o de garantía a las operaciones de un préstamo” y que recibas previamente toda la información necesaria.

LACOOOP resuelve tus dudas sobre las hipotecas

Ya sé que, cuando vas a invertir en vivienda, te surgen un montón de dudas. Sobre todo si es la primera vez que te compras una casa.

En la sección de Asesoría Gratuita de LACOOOP podrás resolverlas todas. No sólo las que tienen que ver con las cooperativas de viviendas, sino también las referentes a la hipoteca.

¡Como Mamá, nadie!

 

¿Qué opciones tengo al heredar una vivienda hipotecada? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: