La palabra aval es sinónimo de tranquilidad. Ya sabemos que en esta vida no puedes dar nada por hecho. Si hoy tienes unos planes que te llevan a tomar unas decisiones, al día siguiente puede que un acontecimiento imprevisto te ponga la vida patas arriba, y tengas que cambiar todos los planes que dabas por seguros apenas unas horas antes. Por eso, es importante saber cuáles son los requisitos del aval bancario

En fin, qué voy a decir respecto a esto que cada uno no haya experimentado en sus propias vidas alguna vez. Pues bien, cuando adquieres una vivienda en cooperativa – a pesar de estar muy regulado y ser seguro – hay distintos factores que pueden suponer que el proyecto no salga adelante. Y aquí es cuando las cosas bien hechas, ¡bien parecen!

 

 

¿Qué es un aval bancario?

El aval bancario es una garantía mediante la cual la entidad financiera o aseguradora responde por la persona avalada en caso de que incumpla sus obligaciones estipuladas por contrato. De esta forma, la persona beneficiaria puede reclamar a la entidad la devolución de la cantidad avalada.

En el caso que nos ocupa, la persona avalada es la cooperativa y los beneficiarios son sus socios. En cuanto a las cantidades avaladas, son las aportaciones entregadas por los socios a cuenta de sus viviendas desde la concesión de la licencia de obra mayor.

¡Pero ojo! Como todo en la vida, y más si hace referencia al dinero, los avales en la adquisición de viviendas en régimen de cooperativa también exigen que se cumplan unos requisitos.

Te voy a explicar las cosas que tienes que tener en cuenta y comprobar para que puedas hacer efectivo tu aval

¿Cuándo te pide el banco un aval?

Normalmente, el banco te pide un aval cuando pides un crédito hipotecario. ¡Y es que se pone sobre la mesa mucho dinero! 

El aval se pide obligatoriamente cuando: 

  • El cliente no posee contrato de trabajo o este no es indefinido, por lo que sus ingresos no son regulares.
  •  Se solicita una financiación superior al 80% en el valor del inmueble, o en casos donde la cuota a pagar ascienda a más del 30%-40% de los ingresos netos. 
  • Si la edad del solicitante es avanzada se pedirá un aval por parte de la entidad para asegurar la devolución del pago.

Si estás en alguna de estas situaciones, siento decirte que para conseguir un préstamo por parte del banco, necesitarás un aval. 

Mamá resuelve GRATIS todas tus dudas sobre cooperativas

Conviértete en un experto con la Asesoría Gratuita de LACOOOP y da el paso con seguridad

¡En un clic!

¿Cómo funciona un aval bancario?

En caso de que el avalado incumpla sus obligaciones, el beneficiario podrá reclamar al banco directamente. 

Si el banco terminara haciéndose cargo del incumplimiento, podrá repetir contra el avalado. En resumen, el avalado terminará pagando la obligación íntegra, salvo que sea insolvente

¿Cuánto cuesta un aval bancario?

Los bancos cobran por prestar avales. ¡Cómo los ha oído! Y es que la operación supone un riesgo en caso de incumplimiento. El pago del aval bancario incluye:

  • Comisiones. Incluyen la apertura de aval, el estudio y la intervención ante notario, al menos. La principal es la comisión por riesgo. En conjunto pueden suponer alrededor de un 1,5% del valor de la garantía.
  • Gastos. Representan conceptos relacionados con la operación pero ajenos a la operativa del banco, como la formalización de la escritura pública.

El precio del aval depende del riesgo asumido. ¡El plazo y la cuantía del aval son factores a tener en cuenta! 

¿Qué se necesita para tener un aval bancario? Requisitos

Parece y es una obviedad. ¡Pero, ay…cuántos errores se cometen por obviar obviedades! Evidentemente, unos de los requisitos del aval bancario es que el aval debe mantenerse en vigor hasta la fecha prevista de entrega de la vivienda por la gestora de la cooperativa.

¿Cuándo puedo reclamar un aval bancario?

Aunque parezca mentira, se han dado bastantes casos de personas que, o bien por desconocimiento o bien por pura insensatez, cuando han ido a cobrar un boleto ganador de lotería, se han quedado sin el premio porque ya había transcurrido el plazo establecido para ello. Es decir, había caducado.

Pues para reclamar que se te indemnice en aquellos casos en los que proceda hacer efectivo el aval, tienes el plazo máximo de dos años desde el incumplimiento por parte de la gestora de la cooperativa para solicitar la rescisión del contrato y la devolución de las cantidades avaladas.

Si te pasas de la fecha, ya puedes decir adiós a tu dinero. La ley dejará de protegerte.

El consejo de mamá

Mi consejo es que “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Puede que el día a día te coma, y, sin querer, metas en el cajón de los olvidos pedir la rescisión de tu contrato y las indemnizaciones que te corresponden. Hazle caso a tu Madre, y, llegado el momento – que serán las veces contadas – gestiónalo rápido.

¿Cuáles son los gastos adicionales a la compra de cualquier vivienda? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:

  • Compartir

Lo que no te puedes perder