Saltar al contenido

Te explico el lío de IRPH clarito…

Esta semana todos los medios de comunicación enfocados en la economía no paran de hablar de la que se ha organizado en torno al IRPH que se ha aplicado a algunos préstamos hipotecarios. ¡Y no es para menos! 

Aunque no hay datos oficiales, se estima que un 13% de las hipotecas firmadas en España estarían afectadas por el IRPH

Según la Asociación de Usuarios Españoles, cada uno de los supuestos afectados podría haber sufrido pérdidas de 25.000€, sin contar intereses ni costas. Esto implicaría que las entidades de crédito españolas podrían tener que afrontar pagos por hasta 44.000 millones de euros.

Como buena madre, te voy a explicar de manera clara de qué va todo este lío y cómo puedes saber si eres uno de los posibles afectados.

¿Qué es el IRPH?

El IRPH es el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios. Es decir, es un índice que algunas entidades de crédito en España utilizan para calcular el interés que sus clientes tienen que pagar por el préstamo hipotecario que les han concedido. ¡Ojo! Sólo se aplica a los préstamos hipotecarios de plazo igual o superior a tres años.

Es elaborado y publicado por el Banco de España con la media de los intereses de las hipotecas a tres años o más, según los datos que le aportan las entidades de crédito. En el cálculo de la media se utilizan tipos anuales equivalente.

El IRPH es la segunda referencia más utilizada en las hipotecas después del Euríbor. La principal diferencia entre ambos reside en sus diferentes formas de cálculo que se traducen en que, por lo general, el valor del IRPH está entre un 1.5% y un 3% por encima del Euríbor.

Pero…¿qué ha pasado?

Como si de un capítulo de Suitsse tratara, nos encontramos ante un nuevo litigio que enfrentará, sin duda, los intereses de particulares y entidades de crédito.

El origen de toda esta contienda reside en el Juzgado de Primera Instancia número 38 de Barcelona quien elevó una cuestión prejudicial sobre la transparencia del IRPH. Aunque el Tribunal Supremo falló a favor de las entidades de crédito, lo cierto es que dos de sus magistrados emitieron un voto particular en contra de esa sentencia. Además, la Audiencia Provincial de Madrid declaró nulo el IRPH. El asunto ha llegado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) quien debe declarar si es nulo o ilegal, si tiene que estar sometido a los mismos controles de transparencia que otros productos, y si concede retroactividad para proteger a los consumidores.

Y aquí es donde se ha armado gorda porque el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea– Maciej Szpunar – ha manifestado en sus conclusiones que el IRPH puede ser una “cláusula abusiva, compleja y poco transparente para ser entendida por un consumidor medio. Aunque, compete a cada tribunal nacional establecerlo en cada caso concreto”.

Ahora le toca pronunciarse al respecto al propio TJUE sobre esta cuestión prejudicial. Aunque el dictamen de su abogado general no es vinculante para la Corte europea, lo cierto es que los jueces suelen seguir sus recomendaciones. Se prevé que la sentencia del TJUE tenga lugar durante el primer trimestre del 2020.

Dos posturas y media enfrentadas por el IRPH

Las entidades de crédito buscan anular judicialmente un riesgo laboral de hasta 44.000 millones de euros en indemnizaciones. Defienden su postura alegando que el IRPH no puede someterse a un control de transparencia o abuso porque está fijado legalmente, es oficial y lo publica el Banco de España. Por lo tanto, es accesible al consumidor medio que dispone de una escritura con las fechas de revisión, el índice de referencia, el interés y la cadencia de revisión, no habiendo margen para aplicarlo de forma engañosa.

Los particulares confían en que los jueces ordenen a la Banca devolver el exceso de intereses cobrado a familias y empresas porque sus créditos se ligaros al IRPH y no al Euríbor, antes de que éste se hundiera hasta su nivel actual (0,38%). Como te comentaba, el IRPH está entre el 1.5% y el 3% por encima que el Euríbor. Esto puede suponer una diferencia de casi 100 euros al mes en una hipoteca con un capital pendiente de 100.000 euros, a 20 años y con un interés firmado de IRPH +1. También alegan que, si bien es cierto que el índice se reflejaba en la escritura, su redacción era poco clara y tampoco quedaba claro cómo se calculaba y cuál sería su devolución futura.

El abogado general de la Unión Europeaconsidera que el hecho de que el IRPH se considerado un índice oficial supervisado por el Banco de España, no excluye para que su comercialización se realizara sin transparencia. Considera que los jueces nacionales deben analizar caso por caso si la comercialización se realizó de forma abusiva, es decir, sin criterios de información claros que permitieran al consumidor escoger otras alternativas.

¿Cómo saber si soy uno de los afectados por el IRPH?

Muy sencillo. En el apartado de “interés variable” de la escritura de la hipoteca, tienes que buscar el índice que aplica la entidad de crédito, además del sustitutivo (en el caso de que el primero se declarado ilegal). El IRPH suele estar redactado así: “…tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para la adquisición de vivienda libre, concedido por las entidades de crédito de España”.

¿Qué bancos han comercializado más hipotecas con el IRPH?

En primera posición está CaixaBank que cuenta con una cartera de 6.446 millones de euros referenciados al IRF. Le sigue el Banco Santander con 4.300 millones de euros – gran parte proveniente del Banco Popular. En tercer lugar, el BBVA con 3.100 millones, y, en última posición, Bankia con 1.600 millones de euros.

Según una estimación de Goldman Sachs, el conjunto del sector bancario español sumaría algo más de 17.400 millones de euros de crédito vivo referenciado a este índice hipotecario. Podría tener que afrontar pagos por hasta 44.000 millones. ¡Eso es mucho dinero!

Mamá está pendiente

Mamá te seguirá manteniendo informado de esta noticia que, sin duda, dará mucho de qué hablar.

¿Cómo que el banco puede obligarme a contratar un seguro? QUIERO SABER MÁS.

Compartir este artículo: