Saltar al contenido

Plataformas donde vender ropa usada

lacooop-canet-de-mar-industria-textil

Vender ropa usada es una buena forma de cuidar el planeta a la vez facilitas que personas con menos recursos puedan acceder a prendas en buen estado por menos precio que comprándolas nuevas.

No nos vamos a engañar. Todos tenemos en nuestro armario un montón de prendas que ya no usamos. Esos pantalones que definitivamente se nos quedaron pequeños, esa blusa que sentaba mejor en la tienda… Por una razón o por otra, una parte de nuestra ropa va quedando olvidada en el fondo del armario, cogiendo polvo y envejeciendo sin remedio.

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo dada su superproducción y el gran consumo de recursos

¿Por qué no buscarle una segunda vida a esas prendas que están en buen estado y además nos pueden ayudar a ganar un dinero extra? Libera algo de espacio en tu armario y, de paso, gana lo suficiente para algún nuevo capricho.

En las tiendas de segunda mano, por lo general, compran la ropa al peso y la ganancia es bastante ajustada. Pero en la era de la tecnología, ya ni siquiera necesitas buscar en tu ciudad este tipo de establecimientos. Desde cualquier punto de la geografía puedes ponerte en contacto con algunos portales especializados que permiten la compraventa directa entre particulares o, si lo prefieres, por medio de un intermediario que se encarga de todo.

Vender ropa usada entre particulares

Es la mejor opción si quieres maximizar el beneficio. Tú mismo puedes fijar el precio por tus prendas y tratar de forma directa con los compradores interesados. Algunos portales y aplicaciones se han especializado en el sector de la moda y determinadas prendas vuelan literalmente de las manos de sus propietarios.

  • CHICFY: cuenta con portal web y también con una aplicación móvil que ya cuenta con más de un millón de descargas. Puede considerarse la mayor comunidad de moda de España y presumen de que más de 10.000 prendas se suben cada día a su plataforma. Gran parte de su éxito es lo sencillo e intuitivo que resulta el proceso y lo rápido que se pueden poner a la venta nuevos artículos. La comisión, de un 10%, se reparte entre comprador y vendedor. Este último asume 50 céntimos en concepto de gastos bancarios y el primero los gastos de envío, con tarifas ajustadísimas. Interesante, ¿verdad?
  • VINTED: también disponible tanto en plataforma web como en aplicación móvil y mucho más internacional que la anterior (operan en 12 países). No hay cargos por subir artículos y venderlos en su portal y además te facilitan algunos consejos para fijar un precio adecuado a tus productos. También ofrece la opción de dar mayor visibilidad a las prendas en venta por medio del pago de fichas “destacadas”, con opciones muy interesantes, como seleccionar la tipología de usuarios a las que mostrar tus prendas o solicitar un spot específico. El comprador es responsable de la elección del método de envío y del pago correspondiente. No solamente funciona para la venta de ropa (de mujer, hombre y niños) sino también para zapatos, accesorios, perfumes y productos de belleza e, incluso, gadgets tecnológicos como auriculares o Smart watches.

Vender ropa usada a plataformas de intermediarios

La opción preferida para quienes no quieren tener que estar pendientes de mensajes, consultas ni contraofertas. El beneficio es menor, pero te olvidas de preocupaciones.

  • PERCENTIL: este portal empezó especializado en ropa infantil pero hace años que amplió su espectro de negocio también a ropa para mujer y para hombre. Es la opción perfecta para prendas en óptimas condiciones, con etiquetas de marca visibles. Esto es importante pues solamente aceptan prendas de marcas de reconocido prestigio (puedes consultar su listado de marcas admitidas) y solamente prendas de temporada y que no tengan más de cinco años. Debes solicitar una bolsa para tu envío y ellos se encargan de recoger el paquete. Las prendas permanecen en depósito hasta que se vendan y, unos días después, tú recibes el dinero. Ellos se encargan de publicar los artículos y tratar con los compradores interesados. Lógicamente, se quedan un porcentaje muy superior. Es interesante para prendas muy exclusivas que alcanzarán un buen precio de venta.

El consejo de mamá

A todos nos gusta recibir las prendas en buen estado, incluso cuando compramos artículos de segunda mano. Así que, no puedo evitar recordarte unos básicos que además seguro que ayudan a agilizar tu proceso de venta:

  • Lava todas las prendas: nada peor que el olor a rancio tras meses de olvido en el fondo del armario. Envía tu ropa bien limpia y perfumada para que, nada más abrir el paquete, el comprador sepa que no se ha equivocado.
  • Mejor si les das una pasada con la plancha. Cuanto mejor aspecto tengan, más contento estará tu comprador con la transacción y mejor te valorará como vendedor.
  • Si optas por la compraventa sin intermediarios, preocúpate de sacar unas buenas fotos (cuida la iluminación, el fondo, etc.) y sé fidedigno en tus descripciones.

¡Manos a la obra! Toca revisar armarios. 

Compartir este artículo: