Saltar al contenido

Tu dinero está seguro en una Cooperativa de Viviendas 1/2

¡Vamos a reconocerlo! No nos importa hacer un favor a nuestro vecino olvidadizo que siempre necesita algún ingrediente para su última receta – sobre todo si luego nos pasa un plato con un poco – o cuidar del gato de algún amigo cuando se va unos días de vacaciones. Pero cuando se trata de dinero, la cosa cambia. Y es que, a nadie nos gusta que nos toquen el bolsillo. Pues bien, puedes estar tranquilo que en una cooperativa de viviendas tu dinero estará seguro.

Tu vivienda en cooperativa es una garantía de que tu dinero está seguro

Está claro que tendrás que pagar el importe de la casa, porque, regalártela, nadie lo va a hacer. Pero puedes tener claro de que, además de conseguirla a precio de coste, podrás dormir a pierna suelta todas la noches porque tendrás la certeza de que tu dinero está seguro. A continuación, te explico por qué.

Si no te gusta, te devuelven tu dinero

Seguro que te acuerdas de esta frase publicitaria que se ha convertido en estandarte de seguridad y confianza. Pues eso es precisamente lo que ocurre cuando adquieres una vivienda en régimen de cooperativas. Por supuesto, hasta cierto punto porque no debes olvidar que estamos hablando de un proyecto comunitario, en el que tus decisiones afectan a toda la comunidad.

La ley obliga a las gestoras de cooperativas y a las entidades financieras a garantizar, desde la obtención de la licencia de obras, la devolución de las cantidades entregadas más los intereses legales. Tu dinero seguro.

¿Y cómo se garantiza esto? Hay dos formas. Una es a través de un seguro de caución suscrito con entidades aseguradoras debidamente autorizas para operar en España. La otra es mediante un aval solidario emitido por entidades de crédito debidamente autorizadas para el caso de que la construcción no se inicie o no llegue a bien fin en el plazo convenido para la entrega de la vivienda.

Aquí no vale cualquier cuenta bancaria. Tiene que ser una Cuenta Ley. Tu dinero seguro

En el proceso de adquisición de una vivienda en régimen de cooperativas, desde que firmas el contrato de adjudicación de vivienda hasta que te entregan las llaves de tu vivienda, suele transcurrir un período de 24 meses. Durante este período, el socio cooperativista ingresa mensualmente una cantidad económica que normalmente supone entre el 20% y el 25% del precio total de tu vivienda.

La ley, en concreto, obliga a los promotores inmobiliarios y a las entidades avalistas a percibir las cantidades anticipadas por los adquirentes a través de entidades de crédito en una cuenta especial. Es la conocida como Cuenta Ley, una cuenta muy protegida. Te preguntarás el por qué. Estoy encantada de contarte los motivos que, seguro, serán de tu máximo interés.

En esta Cuenta Ley únicamente se depositan las cantidades anticipadas por los adquirentes de la vivienda en régimen de cooperativa, con separación de cualquier otra clase de fondos pertenecientes al gestor o a la propia cooperativa.

Únicamente se podrá disponer de sus fondos para las atenciones derivadas de la construcción de las viviendas. Hasta el último céntimo debe estar justificado. Tu dinero seguro.

Por último, a través de esta Cuenta Ley, la entidad bancaria no sólo tutela a la gestora de cooperativas, sino que responde del del uso que se dé a estos fondos. Esto implica que la entidad financiera es corresponsable junto con la gestora de cooperativas. Tu dinero seguro. 

Para estar más seguro, la Ley exige un seguro. QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: