Saltar al contenido

Memoria de calidades: ¿qué es y por qué es tan importante?

memoria-de-calidades

La memoria de calidades de una vivienda de obra nueva que se vaya a construir sobre planos es, junto con el contrato de adjudicación o compraventa, el documento más importante.

Da igual si te compras tu vivienda a través de una cooperativa de viviendas o de una promoción convencional.

Si te la estás comprando sobre planos -es decir, todavía no se ha construido- la memoria de calidades de una vivienda es obligatoria y tiene carácter contractual.

Esto último significa que todo lo que aparezca contemplado en este documento “será exigible aun cuando no figure expresamente en el contrato celebrado”. Así lo establece el Real Decreto 515/89 que los regula.

Aunque aquí me voy a referir a la compra de vivienda de obra nueva sobre planos, esta legislación también es aplicable a los alquileres. ¡Toma nota!

Pero no empecemos la casa por el tejado. Vamos a ir paso a paso para que entiendas bien qué es este documento tan importante.

¿Me acompañas?

¿Qué es la memoria de calidades?

La memoria de calidades es un documento que explica exactamente cuáles son las características concretas de la vivienda de obra nueva sobre planos que te vas a comprar.

El fin de este documento es evitar que puedas caer en la trampa de una publicidad engañosa porque te vas a comprar una vivienda que todavía no se ha construido.

La ley obliga a la empresa que se encargue de promocionar las viviendas a explicar en este documento de una forma “clara, sencilla y que no pueda inducir a error” todo lo relativo a las viviendas de esa promoción.

Por supuesto, estás en tu derecho de solicitar la memoria de calidades cuando expreses tu interés por una vivienda.

Aunque ya te avanzo que a ninguna gestora de cooperativas o promotora con un mínimo de prestigio se le ocurre comercializar una promoción de viviendas sin tener lista la memoria de calidades de las viviendas.

¿Qué debe incluir la memoria de calidades?

La normativa en concreto se refiere a “datos, características y condiciones relativas a la construcción de la vivienda, a su ubicación, servicios e instalaciones, adquisición, utilización y pago”.

Estos son algunos de los aspectos más importantes que tiene que incluir la memoria de calidades.

  1. El nombre o razón social, domicilio y, en su caso, los datos de la inscripción en el Registro Mercantil, del vendedor.
  2. Los planos tanto de la ubicación de la vivienda como de la vivienda misma.
  3. La descripción y trazado de las redes eléctrica, de agua, gas y calefacción y sus garantías. También de las medidas de seguridad contra incendios.
  4. La descripción de la vivienda indicando su superficie útil.
  5. La descripción general del edificio en el que se encuentra, de sus zonas comunes y de los servicios accesorios.
  6. Los materiales empleados en la construcción de la vivienda, incluidos los aislamientos térmicos y acústicos. También los empleados en la construcción del edificio, de sus zonas comunes y de los servicios accesorios.
  7. Las instrucciones sobre el uso y conservación de las instalaciones que exijan algún tipo de actuación o conocimiento especial. También sobre la evacuación del inmueble en caso de emergencia.
  8. El precio total de la vivienda y la forma de pago. Se deberá expresar en una nota explicativa que del importe total de la venta se deducirá cualquier cantidad entregada a cuenta.
  9. La fecha de entrega de las viviendas. ¿Sabes que no se puede empezar a construir una vivienda hasta que el ayuntamiento no conceda la licencia de obra mayor? Para evitar posibles malentendidos, se está empezando a indicar que la fecha de entrega empezará a contar desde la concesión de las licencias oportunas.
  10. El nombre y domicilio del arquitecto y del constructor.

La calidad de los materiales no puede ser inferior a la de la memoria de calidades

Aunque la memoria de calidades debe especificar los materiales con los que van a ser construidas las viviendas, así como las marcas, la normativa vigente permite que éstos puedan ser sustituidos por otros de calidad superior. ¡Pero nunca de calidad inferior!

Esto a veces puede ocurrir porque cuando se van a construir las viviendas no haya en stock o no estén disponibles los materiales que aparecían reflejados en la memoria.

En caso de incumplimiento, el comprador de la vivienda podrá exigir al vendedor que le entregue lo acordado o reclamar una indemnización por la diferencia de calidad de los elementos entregados.

 

¿Quién puede ser socio de una cooperativa de viviendas?  QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: