Saltar al contenido

Los 10 mandamientos de la cooperativa de vivienda

Estos 10 mandamientos de una Cooperativa de Vivienda no vienen del cielo, pero te sabrán a gloria. En estos momentos en los que parece que el mundo se ha puesto del revés, son muchos los que piensan que la vida nos está enviando señales. Otros lo llaman un buen tirón de orejas. Lo cierto es que las redes sociales como Instagram o Facebook están llenas de mensajes. Mensajes que nos están avisando de que mucho de lo que antes dábamos por correcto, o aceptábamos sin más, debe cambiar.

Nos hemos dado cuenta de que la mitad de los trabajos pueden realizarse desde casa, reduciendo la movilidad. También ha reducido el consumo energético y ha eliminado la boina gris de contaminación que solía estar permanentemente sobre nuestras cabezas. De un plumazo, hemos mejorado la conciliación familiar y profesional. Además del medio ambiente y los insufribles atascos, con ataque de estrés incluido. Y es que – dejando a un lado a los pesimistas empedernidos – los humanos sabemos centrarnos en el bienestar colectivo. Y, lo más importante: el bien colectivo siempre revierte en el bien individual.

Otra de las cosas que se daban por correctas y normales es que, para comprar una vivienda de obra nueva, se necesita tener mucho dinero ahorrado para poder pagar la entrada. O que, comprar una casa a precio de coste, es incompatible con una vivienda de calidad en una zona de lujo. Por no hablar de todos los mitos y leyendas en torno a las cooperativas de viviendas. Sí, las mismas que llevan más de 40 años proporcionando a las familias una vivienda de calidad, a precio de coste y con todas las garantías.

Ahora todos los ojos se tornan hacia la Cooperativa de Vivienda

¿Sabes por qué? Porque es la manera más inteligente de adquirir una vivienda. Y no cualquier vivienda, sino la que tú quieres. Y porque la cooperativa de vivienda es la que ha superado siempre las crisis. O mejor, dicho, gracias a ella se han superado muchas crisis permitido que familias jóvenes pudieran crear sus propios hogares en los que ver crecer a sus hijos. La que ha salvado al sector inmobiliario en los peores momentos. Y la que, sin duda, volverá a hacerlo.

Lamadredelascooperativas – alias LACOOOP – es una defensora incondicional del modelo cooperativo, no por capricho, sino porque las lleva en su ADN. Las conoce mejor que nadie y quiere demostrártelo. La cálida acogida que le ha brindado la sociedad – prueba de ello son sus miles de seguidores –, además del sector público y privado, deja claro que la Cooperativa de Vivienda es la gran solución al problema de vivienda de nuestro país. LACOOOP no hace otra cosa que formar e informar a los ciudadanos sobre todo lo que hay en torno a una cooperativa de vivienda. Porque no hay mayor aliado que el conocimiento, ni peor enemigo que la ignorancia.

Aunque tienes toda la información – clara y concisa – en su sección Mundo Cooperativas, en este artículo lamadredelascooperativas te ofrece las diez cosas que debes saber sobre las cooperativas de viviendas.

Los 10 mandamientos de una Cooperativa de Vivienda byLACOOOP

1.COLABORA Y GUARDA EL ORDEN: Una cooperativa de viviendas es una asociación sin ánimo de lucro de personas que tienen un mismo interés: adquirir una vivienda de calidad a precio de coste. Se rige por el estricto orden de inscripción de sus socios. El que antes se inscribe, antes escoge casa.

2.COMPRA SOBRE PLANO: El modelo cooperativo no es para las personas que quieren entrar a vivir ya en su vivienda. Se trata de viviendas sobre planos que tardan, una vez reunido el colectivo, la financiación y las licencias municipales, aproximadamente dos años en construirse.

3.ESCUCHA Y SÉ ESCUCHADO: Las cooperativas de viviendas son sociedades democráticas y participativas, donde los socios cooperativistas tienen voz y voto en el proyecto común y para con sus viviendas.

4.AHORRA ¡SÉ INTELIGENTE!: Comprar una vivienda en cooperativa supone un ahorro de entorno el 20% de su precio ya que no hay promotor inmobiliario. Los socios son, además de adjudicatarios, copromotores de las viviendas. Así de sencillo y claro.

5.PAGA LA ENTRADA A PLAZOS: Cuando te compras una casa a través de una cooperativa de viviendas, puedes pagar su entrada en cómodas mensualidades durante el tiempo que dura la construcción de tu vivienda. Aproximadamente, 2 años desde la concesión de la licencia mayor por parte del ayuntamiento correspondiente.

Tu dinero está a salvo

6.BUSCA LA MAYOR SEGURIDAD: Las cooperativas de viviendas son, probablemente, el entorno más seguro para comprarte una casa. Principalmente por tres motivos: están muy reguladas por la ley, las cantidades aportadas por los socios a cuenta de sus viviendas se guardan en una cuenta bancaria especialmente protegida que sólo puede destinarse a los gastos derivados de la construcción de las viviendas, y, por si fuera poco, están avaladas y/o aseguradas por la gestora de la cooperativa a través de una entidad bancaria y/o aseguradora certificada.

7.SI NO TE GUSTA, QUE TE DEVUELVAN TU DINERO: Si un socio decidiera darse de baja por cualquier motivo de la cooperativa de viviendas, este escenario está muy regulado por la ley. Básicamente – una vez suplido su puesto en la cooperativa – al socio se le reembolsan las aportaciones que hubiera realizado al capital social de la cooperativa, así como las aportaciones a cuenta de su vivienda desde el momento en el que se concedió la licencia de obra mayor.

8.ESCOGE LO QUE MÁS TE GUSTA: A través del modelo cooperativo se construyen viviendas de calidad tanto en régimen libre, como con ayudas públicas del Estado o de las Comunidades Autónomas. Cada vez son más frecuentes los colectivos con un alto poder adquisitivo que se suman a una cooperativa de viviendas porque saben que es la manera más inteligente de adquirir una vivienda a precio de coste, con todas las garantías y sin renunciar al lujo.

9.TU CASA ES TU TEMPLO: Como prueba del valor que tienen los socios de una cooperativa de viviendas, tienen una capacidad de personalización de sus viviendas antes de ser construidas. Por supuesto, dentro de los límites y posibilidades que ofrece el consejo técnico.

No, sin una gestora experta

10.BUSCA UNA GESTORA DE COOPERATIVAS EXPERTA: La gestora de cooperativa es la directora de la orquesta. Sin ella, una cooperativa de viviendas no sería exitosa – que es ocurre cuando se juntan unos cuantos amigos y familiares en torno a un terreno, y, sin tener ni idea, deciden montar una cooperativa. Claro, pasa lo que pasa. Porque una cooperativa de viviendas es muy difícil de organizar y requiere mucha profesionalización. Además, es necesario que los socios entiendan que este modelo se base en tres pilares: el colectivo, la financiación y las licencias municipales. Cada hito es vital para que se cumpla el siguiente. Y esto sólo lo sabe hacer una gestora de cooperativas experta.

Lamadredelascooperativas insiste es que el modelo cooperativo es el más inteligente para adquirir una vivienda de calidad a precio de coste y con todas las garantías, sí y sólo sí es coordinada por una gestora de cooperativas experta. Por supuesto, en el buscador de viviendas de lamadredelascooperativas – nº 1 especializado en cooperativas de viviendas – sólo están las promociones de viviendas en modelo cooperativo coordinadas por las gestoras de cooperativas más expertas de nuestro país.

Si te ha resultado útil este artículo, piensa en el bien colectivo y compártelo.

 

Conoce las 5 cosas que debes saber de por qué invertir en una cooperativa de viviendas es un acierto QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: