Saltar al contenido

Tu dinero está seguro en una cooperativa de viviendas 2/2

Ya te he hablado del aval y de la Cuenta Ley. Pero, aún hay más garantías para que tu dinero esté seguro.

Un seguro hace que tu dinero esté más seguro

Las entidades financieras no se la juegan. Pero, lo que no saben es que mi propósito es que tú tampoco te la juegues. Por eso, una vez que ya has comprendido que tus cantidades están avaladas desde que se concede la Licencia de Obra Mayor – recuerda que sólo las mejores gestores de cooperativas avalan también las cantidades entregadas a cuenta de manera previa a la concesión de esta licencia -, y que todo tu dinero va a parar a una Cuenta Ley muy controlada, es hora de saber qué otros factores juegan a tu favor para que tu dinero esté seguro.

Para que tu dinero esté más seguro, la Ley exige un seguro. La gestora de la cooperativa será la tomadora del seguro

La ley va un paso más allá para asegurar tu dinero.

Respecto a las cantidades que entregas a tu cooperativa de viviendas en concepto de adquisición de tu vivienda, la ley establece como obligatorio suscribir una póliza de seguro individual por cada adquirente de vivienda en régimen de cooperativa.

La suma asegurada debe incluir la cuantía total de las cantidades anticipadas en el contrato de adjudicación, incluidos los impuestos aplicables. Además, se verá incrementada en el interés legal del dinero desde la entrega efectiva del anticipo hasta la fecha prevista de la entrega de la vivienda por la gestora.

La gestora de la cooperativa será la tomadora del seguro. A ella le corresponderá el pago de la prima por todo el período del seguro hasta la elevación a escritura pública del contrato de adjudicación.

La entidad aseguradora está obligada a pagarte por ley las cantidades que tú has anticipado para la adquisición de tu vivienda

En el caso de que la gestora de la cooperativa falte en el pago de la prima, la entidad aseguradora no podrá emplear en ningún caso esta falta de pago como excepción oponible contra el socio cooperativista. Es decir, que pague o no pague la gestora de la cooperativa la prima del seguro, la entidad aseguradora está obligada a pagarte por ley las cantidades que tú has anticipado para la adquisición de tu vivienda (siempre que se den las condiciones estipuladas para ello).

La duración del contrato de seguro no podrá ser inferior a la del contrato de adjudicación

En caso de que se conceda una prórroga para la entrega de las viviendas, la gestora de la cooperativa podrá prorrogar el contrato de seguro mediante el pago de la correspondiente prima, debiendo informar al socio cooperativista asegurado de dicha prórroga.

La entidad aseguradora podrá comprobar, durante la vigencia del contrato de seguro, los documentos y datos de la gestora de la cooperativa relacionados con las obligaciones asumidas por los compradores de las viviendas.

Las cuentas de la gestora serán auditadas

Además, la ley establece otras obligaciones a las cooperativas de viviendas, referentes al funcionamiento y control de la cooperativa, así como para la construcción de las viviendas. Estas garantías u obligaciones, como las anteriores, se establecen para asegurar y garantizar tu futura vivienda. Entre ellas, destacan la auditoría de las contratas de la cooperativa, su obligación de inscribirse en el Registro de Cooperativas correspondiente y los seguros de construcción.

El consejo de mamá

Me imagino que después de haber leído este post, tu nivel de confianza en la adquisición de viviendas en régimen de cooperativa habrá aumentado considerablemente. Y esto no son palabras bonitas que te diga tu madre para regalarte los oídos. Esto es pura normativa legal explicada de una manera clara para que lo entiendas todo desde el principio. Mi consejo es que, si te quedan dudas, hables con tu gestora de cooperativa. Y sobre todo, sigas aprendiendo conmigo todo sobre las cooperativas de viviendas. Para hacer las preguntas correctas, primero hay que entender lo básico. 

¿Qué ocurriría si no te entregasen tu vivienda en el plazo acordado? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: