Saltar al contenido

Aportaciones de los socios al capital social ¿para qué sirven?

lacooop-aportaciones-de-los-socios-al-capital-social

Las Aportaciones de los Socios son fundamentales para el funcionamiento de una cooperativa de viviendas. Sin las aportaciones de los socios de una cooperativa, ésta no sería posible. Es por ello que los socios cooperativistas son copromotores de las viviendas. Ahí está la clave del ahorro en cooperativa, y que se sitúa en torno al 20% del precio final de la vivienda. Al no haber intermediario promotor, no hay comisión para el intermediario promotor. Fácil, lógico y muy económico.

La cooperativa de viviendas es un modelo de autopromoción de vivienda realizada colectivamente por un grupo de personas con un propósito común: decidir, impulsar, programar y financiar sus propias viviendas.

Esto implica que la cooperativa de viviendas no construye viviendas con su patrimonio, sino con las aportaciones recibidas de sus socios, además del préstamo promotor. Estas cantidades aportadas por los socios van dirigidas en parte al capital social de la cooperativa.  El resto, van a cuenta de la vivienda de cada uno de los socios. Lo que te voy a explicar en este artículo es a qué se destinan las Aportaciones de los Socios que forman parte del capital social de la cooperativa de viviendas.

Las aportaciones de los socios al capital social

Desde el inicio de la promoción, la cooperativa ha ido conformando el colectivo. Cada una de las personas que forman parte de este colectivo adquiere la condición de socio cooperativista. Poco a poco, se van suscribiendo los distintos contratos privados de adjudicación entre los socios cooperativistas y la propia cooperativa. Cuando la obra finaliza, la cooperativa debe formalizar esa adjudicación inicial para convertirla en definitiva a través de la firma de la correspondiente escritura pública de adjudicación de vivienda. Salvo, claro, que los Estatutos hubieran previsto que la propiedad no se individualizará, sino que permanecerá agrupada en régimen cooperativo.

A continuación, te voy a explicar de manera orientativa cómo se distribuye el capital social formado por parte de las Aportaciones de los Socios. La mayoría del capital social va destinado a adquirir el terreno y a sufragar la construcción. Pero, evidentemente, con el capital social es imposible hacer frente a todos estos gastos. El préstamo promotor será la otra gran pata que sustenta la financiación del proyecto comunitario.

¿A qué se destina el capital social?

Las Aportaciones de los Socios al capital social se destinan a cubrir en parte los siguientes gastos, según estos porcentajes orientativos:

Terrenos……………………………………………………25% – 35%

Construcción……………………………………………..30% – 40%

Proyecto arquitectónico…………………………….4% – 5%

Gestor de la cooperativa……………………………8% – 10%

Gastos préstamos promotor………………………5%

Otros gastos……………………………………………….3%

IVA de las viviendas y otros tributos…………..13%

Las partidas dirigidas a sufragar los gastos de los terrenos, la construcción y el proyecto arquitectónico están claros. Hay que pagar el solar sobre el que se van a construir las viviendas y los materiales para su construcción. También hay que pagar a la empresa constructora y al arquitecto que realiza el proyecto arquitectónico.

Recuerda que las gestoras de cooperativas son la madre del cordero. Es muy importante que, cuando te unas a un proyecto en cooperativa, te asegures de que está coordinado por una gestora experta. Con lamadredelascooperativas no tendrás que preocuparte de ese aspecto, ya que sólo colaboro cong estoras de cooperativas de reputada experiencia.

En el porcentaje referente a otros gastos se incluyen los costes de mantenimiento de la propia cooperativa, así como las tasas administrativas para hacer frente a las distintas licencias necesarias para la construcción de las viviendas.

¿Quieres conocer una cooperativa de viviendas paso-a-paso? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: