Saltar al contenido

Luz natural en tu hogar ¡estos trucos te ayudarán a potenciarla!

LACOOOP-luz-natural

La ‘luz natural’ en un hogar es fundamental. Sus principales beneficios son que aumentan la sensación de confort y te permiten ahorrar en la factura de la luz. Pero no son los únicos. Uno muy importante es que influye en nuestro estado emocional. Cuando la luz del sol entra por las ventanas, la vida se ve de otra manera. Sin duda, más bonita. Además, no debemos olvidar que la luz natural es fuente de energía. Las estancias de un hogar serán más cálidas al acumular el calor que los rayos del sol proporcionan durante sus horas más fuertes. Otro aspecto a tener en cuenta es que nuestro organismo necesita vitamina D para mantenerse saludable y tener unos huesos fuertes. Habitar en un hogar que goce de luz natural es una fuente de salud para todos los que vivan en él, y muy práctica si entre ellos se encuentran personas enfermas, bebés o mayores con movilidad reducida. Media horita al lado de una ventana por la que entre la luz del sol es tremendamente beneficiosa, especialmente los días que, por el motivo que sea, no puedan salir a la calle.

Si a tu hogar no entra la luz natural que te gustaría, estos trucos te ayudarán a conseguirlo

Esto de la escasez de luz natural suele ser algo bastante común en viviendas antiguas, sobre todo construidas en la década de los ´70. Las “viviendas setenteras” se caracterizan por pasillos lúgubres, estrechos e inútiles que hoy en día son inconcebibles en la distribución inteligente que impera dentro de la arquitectura actual. Por eso, es cada vez más frecuentes la reforma de viviendas antiguas que, a la par que busca un lavado de cara, tiene entre sus motivos principales ganar espacio y luz natural.   Si tu vivienda tiene poca luz natural, estos trucos te permitirán que tenga más y, así, podrás beneficiarte de todas su gracias.

Consigue luz solar con poca inversión

Los siguientes trucos te costarán poco, y, si te animas, hasta los puedes llevar tú a cabo. ¡Los resultados se verán en seguida!

Pinta la habitación de color blanco

El color blanco de las paredes es ideal para aumentar el efecto de luz natural de una casa. Si tienes esta carencia en una única estancia o vives en un pequeño apartamento, no te lo pienses. El blanco es el color que necesitan tus paredes porque, además de luminosidad, aportará sensación de amplitud. Si tu vivienda es más amplia o no eres muy partidario del color blanco en las paredes, puedes combinar el blanco con tonos verdes, azules o turquesas. Si optas por esta opción, un truco muy bueno es que pintes de color las paredes próximas a las ventanas, y de blanco las paredes paralelas. ¡De esta manera la luz del sol se reflejará en ellas!

Escoge muebles con colores neutros

El color de los muebles tiene un peso muy importante en la luminosidad de un hogar. Lo ideal es que te decantes por muebles de colores neutros, entre los que los tonos tierra son los mejores porque aportan mucha luminosidad y crean atmósferas cálidas. Además, los muebles con colores neutros proporcionan una sensación de amplitud. Si aceptas un consejo: no recargues con demasiados muebles tus estancias porque les restarás luminosidad.

¡Pon un espejo en tu casa!

Los hay tan bonitos, que, aunque tuvieras la casa más luminosa del mundo, sería un acierto ponerlos. Un espejo puesto en la pared enfrentada a una ventana hará que se duplique la luz del sol. Esto lo puedes hacer tanto en estancias como en pasillos. ¡Este truco es infalible!

Consigue luz solar con un poco más de inversión  

Si tu hogar necesita medidas más drásticas para conseguir que la luminosidad que tu deseas, puedes barajar la opción de hacer una reforma en tu casa que no tiene porqué ser grande, pero sí estratégica. ¡De ti depende en función de tus necesidades y tu presupuesto!

Menos puertas y más ventanas

¡Deja que la luz natural inunde tu hogar! Di adiós a pasillos lúgubres, ventanas estrechas y estancias pequeñas. Derribar tabiques es una solución perfecta para que tu hogar sea más luminoso y espacioso. Esta medida es ideal para viviendas pequeñas. Si quieres mantener la intimidad, las puertas correderas son la solución perfecta. ¡Ponlas de las grandes! Las que llegan hasta el techo permiten cerrar y dividir el espacio. En cuanto a las ventanas, cuantas más tenga tu casa, no sólo será más luminosa, sino que parecerá más grande. Si tu bolsillo o tu vivienda no te permiten hacer más ventanas, una buena solución es poner unas cortinas blancas que impedirán que el calor entre, pero dejarán pasar el sol. ¡Si tu estancia apunta al norte, pon unas cortinas anaranjadas y la luz del atardecer le dará una luminosidad súper acogedora!

Apuesta por armarios a medida ¡camuflados!

El secreto está en que, cuando pones armarios a medida del mismo color que las paredes, se hacen invisibles en la estancia y ésta parece más grande. Si has seguido el paso 1, es decir, pintar las paredes de blanco o tonos cálidos claros, sabrás que tus armarios invisibles deberán ser del mismo color. Además, no cabe duda de que tu vivienda ganará muchos puntos en cuestión de capacidad de almacenar. Si quieres convertirte en una persona experta en el orden y sacar el máximo partido a tus armarios, pon a Marie Kondo en tu vida ¡consejo de madre!

El consejo de mamá

Sabes que una madre siempre tiene un par de consejos típicos de madre, y tremendamente útiles. Los míos son que pongas alguna que otra planta en tu hogar porque aportan sensación de vida ¡y con un macetero dorado aumentarás la sensación de luz natural! El segundo consejo es que pongas orden en tu casa. Sé que para algunos de mis hijos puede resultar una tarea muy ardua, pero recuerda que los trastos por en medio interfieren en contra de la luz natural. ¡Y quita el polvo a las bombillas de vez en cuando!

Llega el tercer hijo, ¡y con él la familia numerosa! QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: