Saltar al contenido

El inversor sigue teniendo su punto de mira en el sector inmobiliario español

El inversor lo tiene claro. El ladrillo sigue resultando apetecible para fondos, aseguradoras y socimis. En los primeros nueve meses de 2019 la inversión en inmobiliario alcanzó los 8.534 millones de euros. Se prevé que el año acabe con una cifra que alcance los 12.250 millones de euros, según estimaciones de la consultora CBRE. Aunque con pocas variaciones con respecto al año pasado, pero sin superar su récord en lo que a adquisiciones y fusiones se refiere, se confirma la tendencia al alta del apetito del capital por el ladrillo que se viene observando durante los últimos seis años. Esperemos que no se empache.

Se prevé que el volumen alcance los 12.250 millones en 2019

Si eres nuevo en esto y todavía estás un poco verde, agradecerás que alguien te explique qué significa “socimis”.   SOCIMI es el acrónimo de Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria. Se trata de sociedades anónimas cotizadas cuya principal actividad es la adquisición, promoción y rehabilitación de activos de naturaleza urbana para su arrendamiento, bien directamente o bien a través de participaciones en el capital de otra SOCIMI.

Inversor, la alta liquidez del mercado y los tipos de interés bajos son clave en este momento dulce del sector

Sí. España es un destino de inversión en inmobiliario, principalmente en oficinas y residenciales. Lo dice Javier Kindelan-Williams, vicepresidente de CBRE en España y presidente de Valuation & Advisory Services para EMEA de la consultora inmobiliaria. Este interés del capital internacional, unido a la alta liquidez del mercado y a tipos de interés muy bajos, ha provocado un descenso de las rentabilidades en casi todos los segmentos, excepto en el retail. “Pese a la contracción de la yield, el rendimiento de los activos sigue siendo atractivo si se compara con los bonos”, explica. Si esto de los anglicismos no es lo tuyo, te diré que “Yield” es lo que en castellano se conoce como “rentabilidad”. Es una ratio bursátil que mide el rendimiento que obtiene el accionista por los dividendos recibidos en función de la cotización de la acción.

Los activos más atractivos para el inversor son las oficinas y los residenciales

Siguiendo con los activos atractivos que comenta Kindelan – Williams, el sector de las oficinas será uno de los tractores de la inversión este año con hasta 3.300 millones transaccionados. Desde CBRE destacan que la tasa de desocupación se mueve en mínimos de una década, lo que se suma a los altos niveles de contratación de oficinas. En dos palabras, mucha demanda y poca oferta. En lo que se refiere a logística, CBRE prevé una inversión de 1.500 millones para 2019. La falta de oferta de calidad y la elevada demanda presionarán las rentas al alza, excepto en Madrid. En Barcelona, que es otro de los focos industriales, será necesario demoler y reformar activos debido a la escasez de suelo. Además de Madrid y Barcelona, los inversores también estarán interesados en zonas industriales de otras ciudades.

Y en 2020…

Parece ser que más de lo mismo. Aunque se prevé una ralentización en el ritmo de crecimiento económico en España, prevé que el mercado de la inversión se mantenga activo, con volúmenes de inversión en línea con los del 2019. Las oficinas y el residencial seguirán siendo los sectores con un mayor protagonismo el año que viene, seguidos de retail, logístico, hoteles y alternativos, que incluye residencias de estudiantes o sénior.

El consejo de mamá

Parece ser que invertir en ladrillo es rentable. Sobre todo, en zonas donde hay empresas y movimiento industrial. Madrid y Barcelona siguen estando a la cabeza. Pero también otras ciudades con polígonos empresariales o industriales, o fábricas. Invertir en ladrillo a través de una cooperativa de viviendas es una de las formas más inteligentes. Principalmente porque se convierte en una forma de planificar tu economía y tus ahorros. Ten en cuenta que la vivienda te saldrá en torno a un 20% más barata y, lo normal, es que se tarde aproximadamente dos años en que te la entreguen. Si luego la alquilas, puedes pagar el resto de la hipoteca con el dinero que obtengas con el alquiler. Tendrás una nueva propiedad casi sin enterarte. Eso es lo que hacen los inversores, ¿no?

La vivienda es considerada por los mayores de 65 años como su mejor plan de pensiones QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: