Saltar al contenido

Los incendios forestales son un drama: descubre cómo prevenirlos y cómo ayudar

incendios forestales como prevenirlos

Los incendios forestales que recorren la península y sus terribles consecuencias, llenan las noticias en verano.

Es la época de los temibles “3 treintas” que avivan los incendios

Temperaturas por encima de los 30°, humedad por debajo del 30% y vientos de más de 30km/hora. Las condiciones óptimas para la aparición y propagación del fuego más devastador.

Combatir los incendios forestales requiere el esfuerzo conjunto de varias administraciones, pero también de la toma de conciencia y acción responsable de todos los ciudadanos. No olvidemos que la mayoría de los incendios están relacionados con la mano del hombre: bien por negligencias (colillas, quemas de rastrojos, barbacoas…) o bien por tratarse de fuegos intencionados. Para evitar los primeros, es oportuno recopilar algunos consejos básicos que nos recuerdan desde Ecologistas En Acción.

Sin fuego, no hay incendios

Del 1 de junio al 1 de noviembre es la época de alto riesgo. Durante estos meses no debemos encender fuego en el campo bajo ninguna circunstancia (ni quemas controladas, ni barbacoas, ni fogatas). Cualquier chispa puede desencadenar el desastre.

Fumar en el campo es un peligro

Aunque lo hagas con cuidado puedes provocar incendios. Las cerillas, colillas, cigarros a medio consumir…cualquier objeto en combustión supone un gran riesgo de provocar un incendio forestal.

En tu vivienda, elige bien la vegetación y vigila tu basura

Si vives en zonas agrícolas o forestales, es preferible que descartes los setos que arden con facilidad (por ejemplo, arizónicas y cipreses). También es desaconsejable construir barbacoas en los límites de tu terreno o utilizarla en los días de viento. Además, deposita siempre la basura en contenedores habilitados, no la amontones ni la quemes en tu parcela.

Haz un uso responsable de tu vehículo

El contacto del tubo de escape de una moto o coche con matorrales secos puede ser suficiente para ocasionar un incendio. En la temporada de alto riesgo, estaciona en aparcamientos habilitados de las zonas forestales y no salgas nunca de las calzadas. También hay que tener precaución con la maquinaria agrícola, que puede generar chispas.

Colabora con las Autoridades Públicas en la prevención de incendios

Comunica los vertederos ilegales que encuentres en terrenos forestales, son una de las causas más habituales de origen del fuego (plásticos, cristales rotos… pueden ser el catalizador que prenda la primera llama).

¿Y cómo actuar si ves un incendio?

Estos son los pasos que debes recordar:

1º Mantén la calma y aléjate del fuego

Dirígete en la dirección opuesta al viento o hacia zonas ya quemadas. Si estás en la costa o cerca de un río, el agua es tu mejor aliada. Por el contrario, evita las zonas elevadas ya que el aire caliente tiende a ascender.

2º Da el aviso a los servicios de emergencia (112)

Además de comunicarse con los bomberos, pueden prestarte asistencia telefónica para ayudarte a ponerte a salvo a ti y a los tuyos.

3º Respira lentamente y de forma poco profunda

Procura respirar cerca del suelo.

4º Si estás en el coche, detente cuanto antes en un lugar protegido (mejor si es una zona de pasto abierto)

Cierra bien puertas y ventanas y no uses el aire acondicionado. Deja encendidos los faros del coche para facilitar tu localización por parte de los servicios de emergencia, si fuera necesario.

El consejo de mamá

La educación y conciencia social son vitales para convivir de una manera respetuosa con nosotros y con el medio ambiente. Nuestro planeta no es de la propiedad exclusiva de cada uno de nosotros, sino que es un bien compartido. Y, lo más importante, es nuestro hogar y el de nuestras futuras generaciones. Mi recomendación es que pongas toda tu atención para no cometer errores con graves consecuencias…¡Y educa a tus hijos en el respeto por el medio ambiente! Si no los tienes, educa a tus sobrinos, vecinos, hijos de tus amigos o abre un canal en Youtube para educar a todos los niños del mundo, y de paso a sus padres. 

Compartir este artículo: