Saltar al contenido

Hipoteca fija o hipoteca variable. ¿Cuál elegir?

hipoteca-fija-variable

Elegir entre hipoteca fija o variable es el gran dilema al que se enfrentan la mayor parte de las personas a la hora de comprar casa.

En este artículo te voy a explicar la diferencia entre hipoteca fija y variable, cuáles son los tipos de interés aproximados en ambas hoy en día y te daré acceso gratuito a una herramienta para que puedas calcular tu cuota. ¡Como Mamá, nadie!

¿Estás listo!

 

 

Diferencia entre hipoteca variable e hipoteca fija

Existen muchos tipos de hipotecas, aunque es cierto que las más demandadas por los propietarios de viviendas son la hipoteca fija y la hipoteca variable.

La diferencia entre ambas es básicamente que las hipotecas variables se rigen por un índice de referencia, que en la mayoría de los casos es el euríbor.

Por lo tanto, en función de si el euríbor está más alto o bajo -cambia continuamente- la cuota que tienes que pagar cada mes para amortizar tu hipoteca, también cambia.

Cuanto más alto está el euríbor, más alta será la cuota de tu hipoteca.

Hipoteca fija

Las principales características de una hipoteca fija se pueden resumir en:

  • Pagas todos los meses la misma cuota porque no está sometida a ningún índice de referencia.
  • Pagas menos intereses porque sus plazos de amortización, por lo general, son más bajos.
  • El tipo de interés suele ser más alto, aunque hay muchos bancos que lo reducen si contratar con ellos otro producto financiero o domicilias tu nómina.
  • Pagas más comisiones, entre ellas la comisión de apertura o comisión de subrogación.

Hipoteca variable

Por su parte, las principales características de una hipoteca variable se pueden resumir en:

  • La cuota que pagas cada mes varía en función del último valor del euríbor, o del índice de referencia que le corresponda.
  • Pagas más intereses porque sus plazos de amortización son más altos. Cuanto más tarde en pagar la hipoteca, más intereses pagas.
  • Suelen tener un tipo de interés más bajo que las hipotecas fijas.
  • Se pagan menos comisiones, como por ejemplo la comisión de apertura ya que no existe en este tipo de hipotecas.

Tipo de interés

El tipo de interés es el porcentaje que se le aplica al principal que te ha prestado el banco para que pagues tu casa. ¡Si piensas que un banco te va a prestar dinero gratis, estás soñando!

Ya te he comentado un poco más arriba, que el tipo de interés suele ser más alto en la hipoteca fija que en la variable.

Lo más recomendable, es que accedas a un comparador de hipotecas gratuito para averiguar por ti mismo y desde la comodidad de tu hogar, qué hipoteca te ofrece un tipo de interés más bajo.

Sin embargo, y cómo te explicaré un poco más abajo, no es oro todo lo que reluce y, lo que ahora te puede resultar un tipo de interés super atractivo, en unos años puede resultarte una auténtica pesadilla.

En cualquier caso, si estás debatiéndote entre una hipoteca fija o variable en 2021, te diré que el tipo de interés en una hipoteca fija suele rondar el 2,50%, aunque ha habido meses que ha sido inferior al 1,50% si la amortizas en 30 años. ¿Sabes que es incluso menor de 1,30% si la amortizas en 20 años?

En el caso de las hipotecas variables, el tipo de interés en 2021 he de reconocer que está por el suelo porque el euríbor lleva meses en negativo y ha superado en varias ocasiones su mínimo histórico. Por lo general, el tipo de interés en una hipoteca variable es inferior al 1%, y, durante este año, ha estado muy por debajo incluso de este porcentaje.

¿Quieres saber cuánto vas a tener que pagar al mes por tu hipoteca?

El Simulador de Hipotecas de LACOOOP te lo pone fácil

¡En un clic!

Cuota

Es muy difícil – por no decir que casi imposible – que Mamá pueda decirte qué cuota vas a pagar en función de si escoges una hipoteca fija o variable.

Y es que influyen un montón de factores que hacen que tu cuota esté totalmente personalizada a tus circunstancias profesionales y personales.

Entre ellas destacan las siguientes:

  • Si la hipoteca es para comprar tu primera vivienda, una segunda residencia o para construir tu propia casa.
  • Si ya has elegido qué casa quieres comprar.
  • En cuánto tiempo tienes prevista comprarla.
  • Cuál es su ubicación.
  • Si es de obra nueva o de segunda mano.
  • El precio de la vivienda.
  • Los ahorros que puedes aportar.
  • En cuánto tiempo quieres devolver la hipoteca.
  • Tu edad, situación laboral, así como tus ingresos y gastos mensuales.

¿Cuál es mejor para ti?

Seguro que tú ya sabes, tras leer este artículo y teniendo en cuenta tus circunstancias personas y profesionales, si para ti es mejor la hipoteca fija o variable.

No obstante, te voy a dar mi opinión no sólo como madre, sino también como profesional especializada en el sector de la vivienda.

Desde mi punto de vista, lo mejor es que optes por una hipoteca fija. Aunque es cierto que el euríbor lleva casi todo el año por el suelo, y por lo tanto las cuotas en una hipoteca variable son muy bajas, lo cierto es que no va a ser así siempre.

Ten en cuenta que una hipoteca es algo que suele amortizarse en muchos años, y, por lo tanto, en todo ese tiempo, el euríbor va a varias sí o sí.

Además, el tipo de interés de las hipotecas fijas es muy bajo hoy en día, y es muy probable que en el futuro, cuando toda la situación del coronavirus se solucione y vuelva la estabilidad económica, volverá a subir…¡y lo hará a lo grande!

Así que, piénsatelo dos veces, y escucha a Mamá que sólo quiere lo mejor para ti.

 

¿Qué es la novación de una hipoteca y cuánto cuesta? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish