La hipoteca fija es uno de los tipos de hipoteca que más se están contratando en los últimos meses. De hecho, según los datos aportados por Fotocasa a principios de diciembre de 2021, “el 59% de los compradores de vivienda optan por las hipotecas a tipo fijo, 7 puntos porcentuales más que hace un año, debido a la seguridad y estabilidad de este tipo de préstamos”.

Si te encuentras en la tesitura de decidir entre varios tipos de hipotecas cuál escoger para tu nueva vivienda, Mamá está aquí para explicártelo todo ¡fácil, fácil!

¿Me acompañas?

¿Qué es una hipoteca fija?

Una hipoteca fija -también conocida como ‘hipoteca a tipo fijo’- es el préstamo hipotecario por el cual pagarás todos los meses la misma cuota hipotecaria, con independencia de lo que ocurra con los índices de referencia. Por ejemplo, el euríbor.

Esto es así porque el banco te concede la hipoteca a un tipo de interés fijo, lo cual implica que las cuotas mensuales de la hipoteca son siempre las mismas. ¡Da igual que ocurra con los mercados financieros!

Ventajas de las hipotecas fijas

  • Adiós sobresaltos. Al pagar todos los meses la misma cuota, no tendrás que estás pendiente de las subidas o bajadas de los tipos de interés de los mercados financieros. ¡Dormirás a pierna suelta!
  • Bienvenida planificación doméstica. Tener una economía familiar saneada pasa por tener claros los ingresos y gastos de tu unidad familiar. Conocer exactamente la cuota de la hipoteca que tienes que pagar cada mes es algo realmente bueno. ¡Las cuentas claras, y el chocolate espeso!
  • Olvídate de las cláusulas suelo. Las hipotecas fijas no están afectadas por las cláusulas suelo. ¡Así de sencillo!
  • Paga menos intereses. Los plazos de devolución en las hipotecas a tipo fijo suelen ser más cortos que en las hipotecas variables. Esto se traduce en menos intereses. ¡Toma nota!
  • Negocia de forma más fácil. No tendrás que acordar con el banco los diferenciales que aplicará mientras dure el préstamo hipoteca. ¡Menudo marrón te quitas de encima!
  • Más oferta, mejores condiciones. Parece ser que ahora todo el mundo quiere contratar hipoteca fija, empezando por los bancos. Esto supone que se van a esforzar por darte las mejores condiciones para que te conviertas en su cliente. ¡Aprovéchate!

 

Inconvenientes de las hipotecas fijas

  • Tipos de interés más altos: Aunque no siempre. ¿Sabes que muchos bancos bajan los tipos de las hipotecas fijas si domicilias con ellos la nómina o contratas un seguro, un plan de pensiones o una simple tarjeta de crédito?
  • Tiempos de amortización más cortos: Suelen estar entre los 10 y los 15 años. Las hipotecas fijas son ideales si no vas con el agua al cuello para llegar a fin de mes, y puedes pagar a tocateja más que la entrada de la vivienda antes de meterte en la hipoteca.
  • Más comisiones: Normalmente tendrás que pagar más comisiones y más caras. Por ejemplo, las comisiones de apertura suelen rondar el 1% cuando en las hipotecas variables no existen. También tendrás que pagar unos costes más altos si decides subrogarte a una hipoteca fija. Tendrás que hacer números para ver qué te interesa más.

¿Puedo cambiar a una hipoteca fija?

¡Por supuesto! Existen dos formas para cambiar de una hipoteca fija a una variable: por novación y por subrogación. ¡Tranquilo que te lo cuento todo!

Novación

Cambias las condiciones del préstamo hipotecario que tenías contratadas con tu banco. Esto implica que varios de sus términos se pueden ver afectados. Por ejemplo:

  • El tipo de interés
  • La cantidad prestada
  • El período de amortización

Subrogación

Cambias la hipoteca de banco lo cual suele implicar que tendrás que abonar los gastos de cancelación a tu antiguo banco.

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

¿Qué interés tiene una hipoteca fija?

La verdad es que ahora es el mejor momento para contratar una hipoteca fija porque la mayoría de los bancos ofrecen intereses por debajo del 1,50% a 30 años, incluso de menos del 1,30% si la amortizas en 20 años. ¡Es una auténtica ganga!

¿Cuál es la hipoteca fija más barata?

Mi consejo es busques en internet un comparador de hipotecas como Rastrator, y eches un vistazo a las condiciones que te ofrecen los distintos bancos.

Si tu duda es dónde está la hipoteca fija más barata, te diré que es muy posible que esté en Openbank, COINC e Ibercaja. Son las entidades bancarias con el mejor precio de hipoteca fija.

Además, si tienes dudas sobre qué es qué es un comparador de hipotecas, como el TIN y TAE en la hipoteca fija, te lo explico todo accediendo al enlace que te acabo de señalar. ¡Fácil, como siempre!

 

¿Qué es una hipoteca variable? QUIERO SABER MÁS 

Compartir este artículo:

  • Compartir

Lo que no te puedes perder