Saltar al contenido

Hipoteca autopromotor: ¿qué es y cuáles son sus requisitos?

hipoteca-autopromotor

La hipoteca autopromotor es la oportunidad perfecta para todos los que hemos soñado alguna vez con tener la casa de nuestros sueños. ¡Y me refiero a construirla a nuestra imagen y semejanza, con nuestros materiales favoritos y en un lugar adaptado a nuestras necesidades laborales y sociales!

Aunque, finalmente, la gran mayoría de personas acaba comprándose una vivienda ya hecha, hay quien tiene la suerte de poder ser propietario de una vivienda construida por y para él. Para estos casos, existe la hipoteca autopromotor que permite obtener dinero a medida que la construcción de la vivienda va avanzando. ¿Quieres saber más? Mamá te cuenta todos los detalles sobre este tipo de hipoteca.

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

¿Qué es una hipoteca autopromotor?

 

 

La hipoteca autopromotor es un préstamo hipotecario que sirve para financiar la construcción de una casa en un terreno del que seamos propietarios. ¡Pero es diferente a la hipoteca tradicional!

Mientras que para pedir una hipoteca lo primero es tener un inmueble, en la hipoteca autopromotor es indispensable tener una parcela en propiedad en la que se puedan llevar a cabo obras. Cuando se empiece a construir, el banco irá financiando el dinero a medida que avance el proyecto. Normalmente, el banco dará una parte de dinero al principio y el resto de acuerdo a un calendario prefijado. ¡Pero el arquitecto tiene que certificar que la obra está avanzando!

Por todo ello, se trata de un producto prácticamente personalizado para cada usuario porque las condiciones del préstamo dependen del perfil de la persona y del tipo de construcción que se vaya a llevar a cabo. ¿Sabes que el autopromotor puede obtener el 80% del precio del inmueble por parte del banco como en el resto de hipotecas?

¿Cómo funciona una hipoteca autopromotor?

A través de una hipoteca autopromotor, el banco te presta una determinada cantidad de dinero -en función de tu perfil y del proyecto-para que puedas construir tu vivienda. De esta forma, cuando vaya avanzando la construcción, la entidad bancaria te irá desbloqueando el dinero concedido y lo ingresará en tu cuenta para que puedas pagar a la constructora.

El banco no va a ir en persona a revisar que tu construcción está avanzando, sino que tú debes aportar las valoraciones de obra que haga el tasador. ¡Es la persona que se encarga de verificar que la construcción siga las certificaciones de obra firmadas por el arquitecto!

Aparte de que se suele dar una parte importante del préstamo al principio, y el resto según vaya avanzando la obra, el banco suele conceder un periodo de carencia. Este período suele durar en torno a dos años durante lo cuales pagas al banco los intereses por el préstamo que te ha hecho. Tra el período de carencia comienzas a amortizar la deuda en los plazos y diferenciales pactados con el banco.

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

 

Requisitos para contratar una hipoteca autopromotor

Los requisitos suelen ser los mismos que cuando se pide otro tipo de préstamo. ¡Toma nota!

  • La casa tiene que tener cimentación.
  • El solar tiene que tener la calificación de suelo urbano.
  • El proyecto tiene que contar con el visto bueno del Colegio de Arquitectos.
  • Tienes que tener un presupuesto de ejecución.
  • El inmueble tiene que estar inscrito en el Registro de la Propiedad.
  • El ayuntamiento tiene que dar la licencia municipal.
  • La casa debe contar con certificación de eficiencia energética. ¡Para elegir un material u otro tiene que seguir con la normativa europea!

¿Se puede financiar una casa prefabricada con un crédito de autopromoción?

La respuesta es sí, pero la casa tiene que estar anclada al suelo de forma consistente. Es decir, que no sea móvil. ¡Además de cumplir con los requisitos que te he dicho antes!

Si la vivienda no está anclada al suelo, puedes pedir un préstamo personal para financiar su construcción, aunque te saldrá más caro. ¡El interés suele ser de un 8%!

 

¿Cómo se hace y cuánto cuesta cambiar la hipoteca de banco? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish