Saltar al contenido

Guía rápida para comprar primera vivienda ¡y triunfar!

Comprar primera vivienda ¡Mamá está contigo!

 

 

 

A la hora de comprar primera vivienda a través de una cooperativa nos enfrentamos a una situación nueva, desconocida y que puede generar un poco de estrés. ¡Tranquilo, nos pasa a todos! Aquí está Mamá para cogerte de la mano y darte las pautas que debes seguir. ¡Todo fácil y entendible! Antes, me gustaría darte la enhorabuena porque has escogida la manera más inteligente de comprar primera vivienda. Como no podía ser de otra forma, me refiero a través de una cooperativa de viviendas:

  • Ahorras en torno al 20% del precio de tu vivienda
  • Pagas la entrada a plazos mientras se construye
  • Recuperas tu dinero si te das de baja.

Como tengo mucho conocimiento acumulado, he pensado que lo mejor es darte las pautas en esta guía y que puedas profundizar en los temas que te interesen a través de los enlaces que te indico. ¡Todos los contenidos los ha escrito Mamá para ti! ¡Vamos a ello!

Comprar primera vivienda: ¡cíñete a tu presupuesto y no vivas por encima de tus posibilidades!

¡Hazle caso a Mamá! Si buscas comprar primera vivienda para vivir en ella, escoge una que se ajuste a tus posibilidades económicas reales. Está claro que a través de una cooperativa de viviendas te va a salir mucho más barata, pero hacer números es imprescindible.

Solicita a la gestora de tu cooperativa que te facilite el plan económico de tu vivienda. Te aconsejo que preveas no sólo el coste de tu vivienda, sino que cuentes con un colchón de ahorros de entorno al 13% del valor de la vivienda para sufragar los gastos de escrituración, notaría, registros e impuestos. En el buscador de viviendas de LACOOOP podrás encontrar viviendas en cooperativa para todos los bolsillos. ¡Desde vivienda protegida de calidad hasta vivienda de lujo!

El buscador nº1 de cooperativas de viviendas está en LACOOOP

Es el único que consigue que la casa que buscas, te encuentre.

¡Como Mamá, nadie!

 

En el caso de que quieras comprar primera vivienda para invertir en ella, esta guía te enseña las 5 cosas que debes saber de por qué invertir en una cooperativa de viviendas es un acierto. ¡Fácil y rápida, como le gusta a mamá! Quiero acceder a la Guía

 

Asegúrate de que la cooperativa está coordinada por una gestora experta

Las gestoras de cooperativa son la madre del cordero porque es como el director de orquesta. Trabajará por y para la cooperativa con un objetivo: que las viviendas les sean entregadas a los socios en el plazo acordado sin necesidad de incurrir en gastos adicionales. Todas las promociones de viviendas que aparecen en el buscador de ‘lamadredelascooperativas’ están coordinadas por gestoras expertas. ¡Palabra de Madre!

 

Hazte socio de la cooperativa y móntatelo bien al comprar primera vivienda

¡Has tomado una de las decisiones más importantes de tu vida de manera inteligente! Al hacerte socio de una cooperativa de viviendas para comprar primera vivienda normalmente tienes que entregar una pequeña cantidad de dinero que oscila entre los 200€ y 300€.

Esta aportación va destinada a hacer la reserva inicial de la vivienda que te gusta. ¡No es la reserva definitiva ya que ésta sólo ocurre cuando firmas el contrato de adjudicación! Podrás reservar de manera inicial entre las viviendas que quedan libres y siempre respetando un orden de inscripción. ¡Quien antes llega, se la lleva!

Por eso, Mamá te da la opción de avisarte de manera gratuita de las nuevas promociones en la zona y las características que tú quieras. Al registrarte en LACOOOP e indicar tus preferencias o bien al apuntarte a un armando colectivo dentro de LACOOOPColectivos. ¡Mamá está en todo, y todo gratis!

¡Apúntate gratis a un Armando Colectivo en LACOOOP!

Y sé el primero en enterarte de las nuevas promociones de viviendas

¿A qué esperas?

 

Firma el contrato de adjudicación de una vivienda concreta

El contrato de adjudicación significa que se te adjudica la vivienda que tú hayas escogido, ¡siempre respetando el orden de inscripción! Ahora eres socio de la cooperativa con todos los derechos y obligaciones que ello implica.

Cuando firmas el contrato de adjudicación tienes que desembolsar una de las mayores cantidades económicas en concepto de señal. Suele estar en torno a los 2.500€, pero variará en función del precio de la vivienda. Mi recomendación es que te leas bien el contrato de adjudicación antes de firmarlo, ¡como harías con cualquier otro contrato!

Si tienes dudas sobre alguna cláusula, pregúntale a la gestora de tu cooperativa o acude a mamá. En mi asesoría gratuita te convertirás en un experto ¡gratis! en comprar primera vivienda en cooperativa.

Mamá resuelve GRATIS todas tus dudas sobre cooperativas

Conviértete en un experto con la Asesoría Gratuita de LACOOOP y da el paso con seguridad

¡En un clic!

 

Abona las aportaciones a cuenta de tu vivienda mientras ahorras al comprar primera vivienda

Como sabes, comprar primera vivienda a través de una cooperativa es hacerlo sobre planos. Es decir, todavía no están construidas. Es necesario que primero se consolide el colectivo de personas interesadas, es decir, los socios de la cooperativa.

El plazo medio de entrega de una vivienda a través de una cooperativa suele ser de dos años desde la concesión de la licencia de obra mayor por el ayuntamiento. A veces es menos tiempo, aunque el plazo exacto debe aparecer en el contrato de adjudicación.

Pues bien, desde que firmas el contrato de adjudicación hasta que te entregan las llaves de tu vivienda, tienes que efectuar una serie de aportaciones a cuenta de tu vivienda que suelen equivaler al 20% del precio total de la misma. Esto quiere decir que con ellas ya estás pagando tu vivienda, de manera que ¡estás haciendo hucha!

 

Recoge la entrega de llaves de tu vivienda ante notario

¡Este es un momento de alegría para todos! Significa el éxito del trabajo bien hecho. La entrega de llaves va más allá de que te entreguen físicamente las llaves de tu vivienda. Significa que se va a elevar a escritura pública y ante notario el contrato de adjudicación. En otras palabras: la vivienda que te había sido adjudicada y por la que has estado pagando cada mes las aportaciones establecidas, pasa a ser de tu propiedad. En algunas ocasiones, en este momento tienes que abonar otra cuantía importante. Como siempre, será lo que aparezca indicado en el contrato de adjudicación que firmaste en su momento.

 

Los gastos de escrituración son inevitables

Antes te he aconsejado que, a la hora de hacer números, reserves aproximadamente el 13% del valor de tu vivienda para sufragar los gastos de escrituración. Aunque ya sabes que puedes acceder a toda la información detallada a través del enlace anterior, te adelanto que estos gastos se pueden resumir en tres: los gastos de notaría, los gastos del registro de la propiedad y el IVA. El montante de los dos primeros suele oscilar alrededor de los 1.500€. Por su parte, el valor de IVA variará en función del tipo de vivienda que adquieras. Por lo general, el tipo impositivo del IVA será del 10%. ¡Ojo! Si adquieres una vivienda con más de dos plazas de garaje, el tipo impositivo del IVA será del 21%. Estos tipos impositivos son los mismos al comprar primera vivienda o no. ¡Esto es así y no hay más!

 

Dile adiós a la cooperativa cuando se escrituran todas las viviendas

Serán los Estatutos de la cooperativa los que establezcan qué es lo que pasa cuando se han elevado a escritura pública los contratos de adjudicación de todas las viviendas de la cooperativa y se han entregado las llaves de las casas a sus propietarios. Lo normal es que la cooperativa se disuelva. Sobre todo, en aquellos casos en los que la cooperativa ha sido coordinada por una gestora externa experta.  Ya sabes que Mamá no te recomienda que montes una cooperativa por tu cuenta, a no ser que realmente tengas los conocimientos y la experiencia para hacerlo. Cuando la cooperativa ha sido creada por los socios sin gestora experta, serán estos los que decidan qué hacer.

 

Paga el resto de tu vivienda a través de una hipoteca

La casa ya es tuya ¡pero te queda aproximadamente el 80% pendiente de pago! Para abonar esta cuantía puedes hacerlo de dos formas distintas.

  • La primera es hacerlo a tocateja. Son pocos los privilegiados que lo pueden hacer, pero es única manera de no pagar intereses.
  • La segunda, la de la mayoría de los mortales, es solicitar un préstamo hipotecario para comprar primera vivienda. Es decir, una hipoteca. Para ello puedes hacer dos cosas: subrogarte en la hipoteca que acordó la gestora de cooperativa al firmar el préstamo promotor, o solicitar una nueva hipoteca.

Si escoges la segunda opción, tendrás que pagar los gastos de cancelación de la antigua y los gastos de apertura de la nueva. ¡Tú decides! A la hora de escoger qué tipo de hipoteca contratar, puedes escoger a tipo fijo o a tipo variable. Mientras con la primera pagas siempre la misma cuota mensualmente, en la segunda varía en función de la evolución del indicador de turno, normalmente el euríbor. ¡Los gastos hipotecarios corren a cargo del banco, menos la tasación!

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

 

 

¿Qué es el Fondo de Reserva Obligatorio de una cooperativa de viviendas y para qué sirve? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: