Saltar al contenido

Gastos mensuales de una casa: ¿cuánto cuesta independizarse?

cuanto-cuesta-independizarse

Los gastos mensuales de una casa es lo primero que debes tener en cuenta para tener una economía doméstica saneada.

Además de seguir mis consejos para ahorrar en casa, lo más importante es que nunca debes gastar por encima de tus posibilidades y deberías tener siempre un colchón para los imprevistos. ¡Ya sé que esto último a veces es difícil!

Si te estás preguntado cuánto cuesta vivir solo, nadie mejor como Mamá para hacerte un listado de los gastos que sí o sí deberás afrontar tú solito. ¡Así que mucho mejor si te echas pareja que trabaje y os vais a vivir juntos!

¿Cuánto cuesta independizarse? Los 7 gastos básicos

¡Toma nota!

La hipoteca, tu compañera más fiel

A no ser que formes parte del selecto grupo de personas que se compran una casa a tocateja, la hipoteca te acompañará durante muchos años.

Entre las ventajas de las cooperativas de viviendas están que te ahorrarás en torno a un 20% y podrás pagar la entrada a plazos.

Este ahorro implica también que tendrás que pagar una hipoteca más baja. ¡Y, por tanto, menos intereses!

Hazle caso a Mamá, y consigue tu financiación a medida. ¿A qué estás esperando?

 

La comunidad de vecinos, no hay una sin dos

Es el segundo de los gastos mensuales de una casa, y lo tendrás que asumir si vives en una comunidad de vecinos. No si, por ejemplo, lo haces sólo en medio del campo. Aunque te saldrá más caro, ¡créeme!

El pago de la comunidad de vecinos se abona mensualmente y se destina a cubrir los gastos derivados del mantenimiento de las instalaciones comunes de tu comunidad o urbanización. ¡La piscina no se mantiene limpia ella solita!

Por regla general, se reparte proporcionalmente entre todos los propietarios en función de su cuota de participación. ¡Te lo ahorrarás si vives de alquiler!

Para saber cuál es la cuota de participación de cada propietario, esta varía en función de los metros de superficie útil de cada vivienda. ¡A más metros, más te tocará pagar!

Si surgiera un gasto adicional para el que la comunidad de propietarios no tiene ahorrado suficiente dinero, se tendrá que pagar a través de una derrama. ¡No es que se haya producido una avería en las tuberías!

Una derrama es una aportación suplementaria a la comunidad de vecinos para solventar un problema para que el que no hay dinero suficiente a través de la tasa mensual de cada vecino.

Por ejemplo, queréis poner un ascensor. Ahora hay un montón de subvenciones para poner ascensor ¡que no te puedes perder!

Del IBI no te librarás, y a tu ayuntamiento lo tendrás que pagar

¡Empezamos con los impuestos! El IBI son las siglas del Impuesto de Bienes Inmuebles, y lo tienen que pagar a su ayuntamiento todos los propietarios de inmuebles cada año.

Es obligatorio y cada ayuntamiento decide cuándo lo gira. Por lo general, suele coincidir con el 1 de enero. ¿Sabes que puedes partir su pago en plazos?

Si has alquilado tu vivienda en propiedad a un tercero, y le has repercutido el IBI, que sepas que formará parte de la base imponible de tu próxima declaración de la renta. La Agencia Tributaria lo deja claro.

De la tasa de basuras tampoco te libras

Se trata nuevamente de un impuesto que establece el ayuntamiento del municipio donde se ubica la vivienda.

La cuantía de este impuesto dirigido a gravar cada año la recogida, tratamiento y eliminación de los residuos varía en función de cada municipio. ¿Sabías que en algunos municipios es gratis!

Para hacerte una idea, suele estar entre los 60€ y 100€ anuales.

Si te estás preguntando quién paga la basura en un piso en alquiler, la mayoría de las ordenanzas municipales establecen que debe ser quien recibe el servicio. Por lo tanto, se entiende que lo paga el inquilino y, en su defecto, el propietario.

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

Sin seguro del hogar a ningún sitio

Si admites un consejo de Madre, nunca compres una casa sin contratar un seguro del hogar. ¡Sería un error garrafal!

Nunca sabes cuándo puede producirse una avería o suceder un acontecimiento que suponga un daño en tu vivienda o desde tu vivienda.

Si no tienes seguro del hogar, tendrás que pagar de tu bolsillo la solución de la avería. ¡Y reza para que no tengas que indemnizar también a tu vecino!

Así que ya sabes que, de entre todos los gastos mensuales de una casa, este es algo así como sagrado. Mi recomendación es que compares en un comparador de seguros cuál te sale más rentable. ¡Hazle caso a Mamá!

Los suministros básicos

Por suministros básicos se entiende todos aquéllos que facilitan la vida de una persona en un hogar. Los más básicos son luz, agua, gas, teléfono e internet.

Recuerda que la nueva factura de la luz funciona a través de tramos. ¡No te preocupes, Mamá te lo cuenta todo!

Además, toda la obra nueva del marketplace de LACOOOP viene con sistemas de eficiencia energética para que disfrutes del máximo ahorro y confort. ¡Las grandes estrellas son las energías renovables y la aerotermia!

En cuanto al móvil e internet, el comparador Rastreator es súper útil para encontrar la mejor oferta para ti.

Por último, no es lo mismo tratarlos como gastos mensuales de una casa para 1 persona que si compartes piso con más gente. ¡Cuánto más seáis, menos tendrás que pagar! Sí, no hace falta que me digas que lo hijos no cuentan. ¡Qué risa!

El colchón de los imprevistos

Basta que no lo tengas, para que surja un imprevisto. ¡La ley de Murphy nunca falla!

Lo ideal es que todos los meses pudieras ahorrar un poco para ir creando este colchón. Según los expertos, lo ideal sería que ahorrases el 5% de tus ingresos mensuales.

Y es que el seguro del hogar no cubre todas las averías. Por lo general, no cubre el cambio de piezas, por ejemplo. Además, ¿qué pasaría si un día decides hacer obras o te has cansado de los muebles del salón y te quieres dar una vuelta por IKEA?

Ahora que ya sabes cuánto cuesta vivir solo, lo mejor que puedes hacer es crearte un documento Excel para llevar tu contabilidad doméstica cada mes.

Saber cuáles son los gastos mensuales de una casa, te ayudará a hacer fijar unas líneas rojas que no podrás atravesar. ¡Es por tu bien!

 

¿Cómo funciona la nueva factura de la luz y qué puedo hacer para ahorrar más? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: