Cada vez son más los propietarios que deciden alquilar una de sus propiedades ya que suponen una buena opción para obtener unos ingresos extra cada mes durante un período determinado. Pero, además de ese plus, ¿existen gastos deducibles para el arrendador? ¿Ypara los inquilinos de la vivienda? Mamá te resuelve todas estas dudas que no te dejan dormir. ¡El conocimiento es poder!

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

¿Qué gastos son deducibles por el alquiler de la vivienda para el propietario?

Como propietario tienes la obligación de declarar todos los ingresos que se generen del alquiler del inmueble, pero ¡también existe una lista de gastos deducibles de los que puedes disfrutar!

¿Sabías que puedes beneficiarte de una reducción de hasta el 60% sobre el impuesto neto? Eso sí, esta reducción sólo tiene efectos sobre viviendas de tipo permanente. En otras palabras: el alquiler no se tiene que destinar a otra función que no sea la vivienda habitual del arrendatario. ¡Una casa es una casa!

Los gastos deducibles son:

  • Intereses y gastos financieros. Son todos los gastos relacionados con la adquisición y la mejora de la vivienda como son intereses, seguros, comisiones…¡un poco de todo!
  • Gastos sobre reparación y conservación. ¿Qué la puerta de la cocina está un poco astillada? Pues, si la mejoras, puedes deducir ese gasto. Todo lo que sea mantener la casa de manera óptima entra. ¡Ojo! Las ampliaciones se quedan fuera y no se deducen.
  • Impuestos y tasas. Aquí entrarían impuestos como el IBI, gastos de la comunidad, tasas municipales por recogida de basura y alumbrado…
  • Seguros que afecten al inmueble. ¡Te puedes deducir el seguro del hogar!
  • Gastos de suministros. Te puedes deducir los gastos del agua, la luz o el gas si éstos son cobrados al inquilino junto con la renta del alquiler.
  • Gastos derivados de la amortización de la vivienda. Principalmente, los intereses de la hipoteca. ¡No el capital!
  • Recibos impagados. ¡Cómo lo oyes! La ley obliga a declarar los ingresos no cobrados. Además, los recibos impagados se pueden deducir como saldos de dudoso cobro cuando el deudor se encuentre en situación de concurso o hayan pasado más de 6 meses desde el primer cobro.

 

¿Cuáles son gastos deducibles por el alquiler para el inquilino?

Mamá ya te ha enseñado que los propietarios del inmueble tienen una serie de gastos deducibles, pero ¡los inquilinos también tienen ventajas!

En concreto, los inquilinos que que firmaran su contrato de arrendamiento antes del 1 de enero de 2015 tienen derecho a la deducción por alquiler de la vivienda habitual cuando la base imponible no supere los 24.020 euros.

Además, cada comunidad autónoma establece una serie de gastos deducibles por este concepto. Para poder beneficiarte de esta rebaja fiscal en cada región tienes que cumplir una serie de requisitos. ¡No lo dejes e infórmate en detalle! 

¿Cuáles son los gastos deducibles de una vivienda de alquiler vacacional?

Está claro que el Buy To Rent es toda una tendencia en auge. Cada vez son más las personas que adquieren un inmueble con la intención de alquilarlo y sacar beneficios. ¿Sabías que las cooperativas son la mejor opción de comprar vivienda para alquilar? Además, si te decantas por alquilar tu vivienda en la temporada vacacional, ¡puedes deducir ciertos gastos en tu declaración IRPF!

¿Qué puedo desgravar de una vivienda de alquiler vacacional ocasional?

Si es ocasional, sólo se pueden deducir los gastos asociados a la vivienda durante el perÍodo que se ha alquilado.

Además, si no ofreces a tus inquilinos servicios adicionales como limpieza o lavado de ropa, el alquiler de la vivienda estará exento de IVA.

¿Qué puedo desgravar de una vivienda de alquiler vacacional frecuente?

Si alquilas la vivienda durante todo el año sin uso propio puedes deducirte los siguientes gastos. ¡Recuerda que sólo podrás hacerlo si la alquilas durante todo el año!

  • El dinero que inviertas en marketing y publicidad de tu vivienda vacacional. ¡El anuncio que pones en Google te sale barato!
  • Las comisiones de apertura o los gastos de aval bancario si has pedido una hipoteca o aval.
  • El mantenimiento o reparaciones de la vivienda.
  • Los gastos relacionados con la vivienda como son el IBI, el agua, internet…
  • Las primas de seguros de la vivienda. Puedes no tener un seguro de alquiler vacacional, pero ¡en algunas Comunidades Autónomas es obligatorio!
  • Los costes del Channel Manager Vacacional. Si usas un software de alquiler vacacional, te puedes desgravar las cuotas que pagues.

 

Mamá resuelve GRATIS todas tus dudas sobre cooperativas

Conviértete en un experto con la Asesoría Gratuita de LACOOOP y da el paso con seguridad

¡En un clic!

¿Cuáles son los rascacielos más emblemáticos de Madrid? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:

  • Compartir

Lo que no te puedes perder