Saltar al contenido

¡Este verano no pierdas la forma!

este verano no pierdas la forma

Verano, sol, vacaciones… No nos engañemos. En esta época del año a nadie le apetece meterse en un gimnasio. Pero tampoco hace falta que tires por la borda el trabajo que llevas haciendo a lo largo de todo el año en casa o en el gym. La solución es muy sencilla: practica deporte en la playa.

5 razones por las que querrás hacer deporte en la playa este verano

¿Sabes eso de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy? Pues nada de esperar a que vuelva septiembre. Continúa haciendo deporte este verano. Además, te doy cinco razones por las que hacer deporte en la playa este verano te va a parecer un planazo.

Disfruta del paisaje y el entorno mientras haces ejercicio

Si pruebas lo de bajar a la playa a primera hora de la mañana con el aire todavía fresco o a última hora de la tarde, casi cuando el sol se pone, descubrirás que puede llegar a ser adictivo. Disfrutar de la playa con menos gente, dejar que te lleve en volandas la mirada hacia el horizonte… Prueba y verás que no te arrepientes. Minutos de relax y desconexión garantizados.

Mima tus articulaciones

La arena actúa como amortiguador. Es decir, si eres de los que tienen las rodillas machacadas, vas a agradecer una superficie más blanda frente al terrible asfalto.

Trabaja tu resistencia y aumenta el gasto calórico

Al final todos queremos quemar calorías (y compensar los excesos del chiringuito), así que aquí viene la gran noticia. La arena es una superficie menos estable y obliga a tu organismo a estar más activo incluso para caminar. O puedes elegir sumergirte hasta media altura en el agua, donde encontrarás aún más resistencia y tus músculos trabajarán más.

Olvídate del estrés

La playa ofrece muchas posibilidades para practicar deporte en grupo de una forma divertida: vóley-playa, un partidito de fútbol, una sesión de palas o incluso volar la cometa pueden ser magníficas sesiones de ejercicio con el que además disfrutar de un tiempo de calidad con nuestros amigos.

Nadar, bucear…¡hasta chapotear quema grasas!

Desde nadar, que no necesita apenas equipo ni preparación (siempre en condiciones de seguridad) hasta el windsurf, la oferta de los deportes en la playa no ha hecho más que crecer adaptándose a  todos los gustos y condiciones físicas: paddle surf, paddle yoga, remo, surf (con escuelas en todos los puntos de nuestra geografía), bodyboard, buceo… Busca cuál es la disciplina más adecuada a tus características y disfruta del mar a lo grande.

El consejo de mamá

Eso sí, elijas lo que elijas, asegúrate de conocer las condiciones, mantente bien hidratado, protégete del sol, evita las horas de mayor calor y no fuerces tus límites. Y sí, esto ha sonado muy a madre, pero es que las madres siempre llevamos razón.

Compartir este artículo: