Saltar al contenido

¿Cómo elegir tu perro ideal?

A la hora de elegir a tu perro ideal, debes saber qué tener en cuenta para encontrar al compañero perfecto.

Y es que compartir nuestra vida con una mascota es un gran paso y una decisión que merece la pena tomar con tiempo y reflexión. Como media, los perros viven en torno a 12 años, años en los que deberemos conocerlo, educarlo, amarlo y respetarlo.

Elegir correctamente el perro es un factor determinante para prevenir el abandono o la eutanasia

Si es la primera vez que vas a tener perro, es posible que olvides algunas de las claves a tener en cuenta para hacer una elección que os haga felices a ambos. Así que vamos a recordar algunos imprescindibles sobre los que merece la pena reflexionar para dar con tu media naranja perruna.

El tamaño sí importa

No es lo mismo vivir en un piso pequeño que en una gran casa con jardín. A la hora de elegir a tu mascota ideal tienes que tener muy en cuenta cuáles son los condicionantes de tu lugar de residencia y probablemente descartar algunos perros por su tamaño. Para todos los urbanitas que viven en piso, mi recomendación es apostar por razas de menos de 10 kg., a no ser que tengan claro que van a disponer de mucho tiempo libre durante los próximos diez años.

¡Y la edad también!

Los cachorros se adaptan mejor a los nuevos ambientes y, en general, son más receptivos a la socialización. Pero también es importante que sepas que serán más activos y juguetones. Si decides adoptar un perro adulto, lo ideal es que conozcas su historial (si ha sufrido malos tratos, si ha convivido con niños o con otros animales) y te asegures de que no ha tenido problemas de comportamiento.

Escoge un peludo a tu imagen y semejanza

¿Eres una persona muy activa, un apasionado del deporte? Las razas de trabajo (cazadores, defensores, guardianes) necesitan mucha más actividad al aire libre y, si eliges un perro de estas características, estará encantado de acompañarte en tus excursiones. Por el contrario, algunas razas tradicionalmente seleccionadas por su belleza y para la compañía, resultan estupendos compañeros dentro del hogar y tendrán suficiente con unos pocos minutos fuera. Ten en cuenta tu disponibilidad de tiempo libre y tu nivel de actividad antes de tomar decisiones.

¡Ojo con el pelo!

Hay razas de pelo largo y razas de pelo corto. Si no soportas ver tu sofá o tu alfombra llenos de pelos, es mejor que optes por una raza que tire poco pelo. ¿Te encanta acariciar una melena suave y sedosa? Ten en cuenta que estos perros necesitan cepillados periódicos para que no se formen nudos y dan más trabajo si te pilla un chaparrón o deciden saltar alegremente en los charcos. Además, si en tu casa hay personas alérgicas, este punto es clave: hay razas conocidas como hipoalergénicas, que no pierden mucho pelo, y pueden convivir sin problemas incluso con los que padecen este tipo de alergias.

¿Hembra o macho?

Decidir sobre el sexo de tu mascota tampoco resulta un asunto menor. Las hembras son generalmente más fáciles de manejar y serían la opción ideal para familias con niños o propietarios novatos. Los machos tienen mayor tendencia a marcar y mostrar un comportamiento agresivo, especialmente frente a otros machos.

¡Piensa también en las babas!

Aunque pueda parecer una trivialidad, hay razas con tendencia a babear y derramar comida y bebida cuando se alimentan. Si no soportas ver que su bigote vaya goteando, interésate también por conocer este punto.

¿Pura raza o cruce?

No te dejes llevar únicamente por el aspecto físico. La endogamia aumenta las posibilidades de ciertas enfermedades hereditarias, tanto físicas como relacionadas con el comportamiento. Infórmate de los problemas sanitarios asociados a una determinada raza; hay cuestiones que pueden inclinar la balanza a la hora de descartar determinados tipos de perro.

El consejo de de mamá

Un perro te cambiará la vida y, sin duda, te hará disfrutar de momentos extraordinarios. Pero exige también un gran nivel de responsabilidad. Formará parte de tu familia durante muchos años. Asesórate con buenos profesionales: veterinarios, personal de las protectoras, criadores… que puedan informarte de todas las características propias de la raza y del perro que te interese. Es fundamental elegir correctamente a nuestro compañero de aventuras pero todavía lo es más descubrir a tiempo que no estamos preparados para dar ese paso.

Compartir este artículo: