Saltar al contenido

¿Cómo es el ejercicio económico en una cooperativa de viviendas?

ejercicio-economico-de-una-cooperativa-de-viviendas

Hoy Mamá te va a hablar del ejercicio económico de una cooperativa de viviendas, qué es, cuánto dura y cómo calculan sus resultados. Aunque, si lo haces de la mano de una gestora experta, ¡te aseguro que las cuentas salen!

¡Ya te he dicho muchas veces que las cooperativas de viviendas son muy serias! Y más aún cuando están sustentadas por las aportaciones económicas de sus socios, lo que hace que la transparencia sea imprescindible por ley y por ética.

Como siempre, vamos a empezar la casa por los cimientos, es decir, por lo más básico.

¿Me acompañas?

 

 

¿Qué es el ejercicio económico de una cooperativa de viviendas?

Es el período de tiempo para medir su situación económica y financiera.

También se considera como tal el período de tiempo comprendido entre dos balances anuales sucesivos.

En el caso de las cooperativas, cada ejercicio económico tiene una duración de doce meses. En primer lugar, serán los meses que se establezca en los Estatutos de la cooperativa. Sin embargo, si éstos no dicen nada al respecto, estos meses coincidirán con el año natural. ¡De enero a diciembre!

¿Qué se consideran gastos de una cooperativa?

Las cooperativas tienen ciertas peculiaridades porque, además de regirse por la normativa general contable de cualquier empresa, consideran también como gastos las siguientes partidas. ¡Toma nota!

  • El importe de los bienes que hayan entregado los socios a la cooperativa para su gestión. ¡Su valor no puede superar los precios reales de su liquidación!
  • Los anticipos que la cooperativa hubiera entregado a sus socios trabajadores o de trabajo. ¡Se imputan en el ejercicio económico del momento en que prestaron ese trabajo!
  • El dinero que la cooperativa tenga que devolver del capital social bien al remunerar las aportaciones a los socios, así como las participaciones especiales, obligaciones, créditos e inversiones financieras. ¡De todo tipo!

Guía Fácil para Comprar Primera Vivienda ¡y triunfar!

Descárgatela gratis y aprende a montártelo bien.

¡En un clic!

¿Qué son y cómo se contabilizan los resultados extracooperativos?

¡Que no cunda el pánico! Mamá te lee el pensamiento y sabe que quieres que te explique qué es eso de los resultados extracooperativos.

La ley los agrupa en tres clases de gastos en función de cuál sea su origen. ¡Toma nota!

  • Actuaciones de la cooperativa con terceros no socios.
  • Actividades económicas o fuentes ajenas a los fines específicos de la cooperativa.
  • Inversiones o participaciones financieras en sociedades.
  • Gastos extraordinarios de las plusvalías por la enajenación del activo inmovilizado. ¡Ojo, hay excepciones!

Estas excepciones son obvias y seguro que tú también compartes lo que dice la ley. Sin embargo, no se consideran gastos extracooperativos los siguientes:

  • Los gastos por invertir o participar en sociedades que sean preparatorias, complementarias o subordinadas a los de la cooperativa. ¡Se considerarán gastos cooperativos!
  • Las plusvalías por la enajenación de elementos de activo inmovilizado de la cooperativa si se reinvierte por completo en otros elementos del activo para el mismo fin y en un período no superior a tres años. ¡Siempre que permanezcan en el patrimonio de la cooperativa!

Pues bien, la ley dice que, salvo que los Estatutos de la cooperativa establezcan que no deben computarse por separado, sino que lo normal es que los gastos extracooperativos deben figurar en una contabilidad separada.

¿Cómo funciona el ejercicio económico de una cooperativa de viviendas?

¡Te voy a explicar este tema tan técnico de forma muy sencilla para que lo entiendas!

En una cooperativa de viviendas, el capital social se nutre de las aportaciones de los socios, del préstamo promotor y de la rentabilidad de posibles -no obligatorias- inversiones de la cooperativa.

Lo que la contabilidad de una cooperativa sin ánimo de lucro, como es el caso de las cooperativas de viviendas, persigue es siempre el equilibrio entre los ingresos y los gastos.

Es decir, un equilibrio entre los que ingresa la cooperativa para construir las viviendas y el coste de construcción de las viviendas.

Lo que se persigue es el equilibrio económico, lo cual significa que el valor de los gastos de la cooperativa sea exactamente igual que el valor de los ingresos de la cooperativa.

En el caso de que, por imprevistos o mala gestión, la cooperativa deba incurrir en más gastos, deberá solicitar a sus socios que amplíen sus aportaciones para asumirlos. ¡No olvides que los socios de una cooperativa son también los copromotores!

En el caso de que por una inversión que la cooperativa hizo en su momento o porque, imagínate, se produce una caída en el precio de los materiales de construcción cuando las viviendas se van a edificar, esos excedentes deben ser repartidos por la cooperativa entre sus socios.

¡No hay más misterio!

 

¡Toca repasar! Aquí tienes las preguntas más frecuentes sobre cooperativas de viviendas y las respuestas de Mamá.  QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish