Saltar al contenido

Donar o prestar dinero para comprar casa: ¿qué es mejor?

donar-o-prestar-dinero-para-comprar-casa

Si eres padre y tu hijo quiere adquirir una vivienda, seguramente te estés preguntado si es mejor donar o prestar dinero para comprar casa. Y es que estas son básicamente las opciones para hacerle llegar dinero a otra persona, salvo en las comunidades en las que se pueda aplicar el pacto sucesorio. ¡Lo mismo tienes suerte y en tu comunidad se permite!

Dicho esto, ¿sabes que opción te compensa más? ¿Donar o prestar dinero para comprar casa? Mamá te ayuda a decidir contándote todo acerca de estas opciones.

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

Donar o prestar dinero para comprar casa

Antes de nada, lo primero que tienes que saber es que ambas opciones tienen consecuencias fiscales y con Hacienda.

Tanto en el caso que quieras dar dinero a tus hijos o quieras recibir dinero de tus padres, deberás informar al fisco. ¡Y pasa lo mismo si quieres donarlo o prestarlo!

Esto es así en la mayoría de Comunidades Autónomas. Sin embargo, como ya te he dicho anteriormente, en algunas existe el llamado pacto sucesorio en el que se puede repartir el dinero de otra forma y ahorrar dinero en impuestos.

Dejando a un lado esta posibilidad, recuerda que tanto si quieres donar como prestar, tienes que notificar a Hacienda con un plazo mínimo de un mes para evitar cualquier problema. ¡Quiero lo mejor para ti!

Donar dinero para comprar vivienda

La donación, en otras palabras, es regalar dinero. En el caso de la vivienda, lo más habitual es que un padre le de dinero a su hijo para que pague la entrada. ¡Este dinero no está libre de impuestos!

Es el hijo el que debe tributar por el dinero en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. El que dona, normalmente, no tendrá que pagar nada por la donación, aunque si deberá hacerlo en el IRPF si el dinero le llega por vender acciones o fondos.

El impuesto sobre donaciones está transferido a las comunidades autónomas y debe liquidarse en el lugar donde vive la persona que recibe la donación, salvo cuando lo que se dona es una casa.

Además, la cuantía a pagar varía en función de la región. ¡Puedes tener incluso bonificaciones en función de tu edad!

En cuanto al impuesto, la tarifa que tienes que pagar va desde 7,65% al 34% dependiendo de la cantidad donada, el patrimonio preexistente y el grado de parentesco. ¡Cuánto más lejano sea, más pagarás!

¿Qué pasa si se dona la casa?

Si es tu caso, la persona que recibe la vivienda tributará en el Impuesto de donaciones, pero lo hará en la comunidad donde esté la casa, no donde resida.

Por su parte, el donatario tendrá que tributar por la transmisión de la propiedad en la renta. A efectos de IRFF, una donación es como una venta y tienes que pagar los mismos impuestos. ¡No te olvides!

Prestar dinero para comprar casa

A diferencia de las donaciones, los préstamos entre particulares para comprar casa no pagan el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Sí que es necesario liquidarlo a través del modelo 651, pero no habrá que pagar. ¡De esta forma, se lo comunicas a Hacienda!

Es totalmente necesario firmar un préstamo entre particulares y registrarlo ante Hacienda. De otra forma la Agencia Tributaria entenderá que se trata de una donación y te hará pagar el impuesto. ¡Ahorra dinero siendo responsable!

El préstamo puede o no tener intereses. ¡No eres Cofidis! Sin embargo, es imprescindible que tu hijo te devuelva el dinero y lo haga según lo acordado en el contrato.

Este contrato debe ser lo más parecido a un préstamo al uso, aunque Hacienda permite algunas cuestiones como periodos de carencia más amplios (empezar a pagar más tarde) o plazos de amortización más largos (lo que dura el préstamo). ¡Ojo! Hacienda vigila que el dinero se vaya devolviendo y según lo establecido.

¿Quieres saber cuánto vas a tener que pagar al mes por tu hipoteca?

El Simulador de Hipotecas de LACOOOP te lo pone fácil

¡En un clic!

¿Y si se condona parte de la deuda?

Puede que, como padre, llegue un momento en el que decidas perdonas una parte de la deuda a tus hijos. Esa cantidad pasará a ser automáticamente una donación con todo lo que ello conlleva. ¿Qué no hacemos los padres por nuestros pequeños?

¿Y si fallece quién dona?

En este caso, la deuda pasará a tus herederos. ¡Ellos serán los que tengan el derecho de cobrarla!

Si sólo hubiese un hijo, esta deuda sería suya, por lo que se quedaría a cero. ¡Fácil!

Descubre todo lo que está detrás de los m2 de tu vivienda. QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish