Saltar al contenido

Derechos y obligaciones del inquilino de una vivienda

derechos-y-obligaciones-del-inquilino-de-una-vivienda

¿Vives de alquiler? Entonces te interesa saber cuáles son los derechos y obligaciones del inquilino. Aunque esta información está contemplada en la Ley de Alquiler de Vivienda, como siempre Mamá está aquí para hacerte la vida más fácil ¡y entendible!

Si quieres que la casa que buscas te encuentre, regístrate gratis en LACOOOP. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

¿Cuáles son los derechos y obligaciones del inquilino?

Siempre te digo que el conocimiento es poder, y lo que busco es que estés bien informado para que no te la cuelen. Presta atención a este artículo que con tanto cariño Mamá ha preparado. ¿Qué no haría por ti?

Derechos del inquilino de una vivienda

Negociar con el propietario la renta y la duración del alquiler

La última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos introdujo un montón de cambios en los alquileres de las viviendas. En concreto, estableció que, aunque firmes el contrato de alquiler de tu vivienda por un año, puedes rescindirlo a los seis meses de la firma. ¡Ojo! Es obligatorio que comuniques al propietario de decisión con 30 días de antelación.

También puedes prorrogar cada año tu contrato de alquiler durante los tres años siguientes como máximo. ¡Ojo! No podrás hacerlo si el propietario de la vivienda, sus familiares en primer grado por consanguinidad o su cónyuge la necesitan para vivir en ella de manera permanente.

Adquirir la vivienda de manera preferente

El derecho de adquisición preferente no es otra cosa que, en caso de que el propietario de la vivienda decida ponerla a la venta, tendrás preferencia a comprarla por delante del resto de los compradores. ¡Ojo! Se puede acordar excluir esta opción de compra preferente en el contrato de alquiler.

Solicitar las reparaciones necesarias

Tienes también derecho a exigirle al propietario que se efectúen las reparaciones necesarias para mantener la vivienda en óptimas condiciones de habitabilidad. Por supuesto, los gastos correrían a su cargo. ¡Atención! Quedan excluidas las reparaciones por el uso diario de la vivienda o porque hayas hecho un mal uso.
 

 

Denunciar al casero si entra en la vivienda sin tu permiso

Desde el momento en el que firmes el contrato de alquiler, el propietario de la vivienda ya no podrá entrar en ella sin tu consentimiento. En caso de que lo haga, puedes denunciarle por allanamiento de morada. ¡Ojo! Si les has pedido previamente que realice alguna reparación, tendrás que permitirle el acceso a la vivienda tanto a él como a los profesionales que vengan a realizar la reparación.

Recuperar la fianza

Cuando finalice el contrato de alquiler y abandones la vivienda, el propietario deberá entregarte la fianza que abonaste al principio. ¡Cuidado! Sólo tendrás derecho a ella si has dejado la vivienda en buenas condiciones y no te queda por pagar ninguna renta atrasada.

Obligaciones del inquilino de una vivienda

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

Abonar una fianza

Antes de entrar a vivir en la casa que has alquilado, tienes que pagarle a su propietario una fianza ante los posibles desperfectos que puedas realizar. Como regla general, esta fianza es una mensualidad extra del alquiler. ¡A veces es más!

Pagar la renta cada mes

¡Obvio! Lo único que te puedo decir aquí es que el plazo para abonar la renta será el que aparezca en el contrato de alquiler. Lo normal es que este pago se realice dentro de los siete primeros días del mes y se haga de la forma que hayas acordado con el propietario. ¡Lo habitual es a través de una transferencia bancaria!

Dejar la vivienda como la encontraste al entrar

¡Esto también es una norma de civismo! Lo mejor para conseguir esto es que trates la vivienda desde el principio como si fueras tú su propietario. Además, con esto también conseguirás tener un hogar más acogedor. Y, sobre todo, que podrías perder la fianza si dejas la casa en malas condiciones.

Informar sobre las reparaciones necesarias

Esto es algo muy importante porque no sólo lo tienes que hacer para que se lleven los trabajos de reparación necesarios, ¡sino que estás obligatorio que le comuniques a tu casero las cosas que se rompan o deterioren! Ten en cuenta que es mucho más económico hacer reparaciones puntuales que tender que realizar una reforma integral de la vivienda.

No realizar obras ni actividades peligrosas

Tienes prohibido realizar tanto obras en la vivienda que puedan suponer un riesgo para su estabilidad o seguridad, como llevar a cabo actividades que sean molestas, ilegales, nocivas o peligrosas. ¡Atento al dato!

 

¿Cuánto cuesta vivir en Madrid? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish