Saltar al contenido

Cómo entender el cuadro de amortización de un préstamo

Uno de los aspectos que puede resultar más complicado de entender a la hora de calcular tu hipoteca es el cuadro de amortización del préstamo. Hay que recordar que, a fin de cuentas, la hipoteca es un préstamo. En concreto, un préstamo hipotecario.

Como siempre, Mamá está aquí para ayudarte porque tú eres importante para mí.

En este artículo te voy a explicar aspectos tan interesantes como qué es el cuadro de amortización de una hipoteca, cuáles son sus elementos, qué gastos no se incluyen en él, cómo se calcula la tabla de amortización hipotecaria y dónde solicitar el cuadro de amortización oficial de una hipoteca.

¿Me acompañas?

 

Si quieres beneficiarte de todas las ayudas de LACOOOP, regístrate gratis. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

 

¿Qué es el cuadro de amortización de una hipoteca?

Partimos de la base de que, cuando un banco te presta dinero para que puedas pagar tu casa, le tienes que devolver el dinero más unos intereses en un plazo de tiempo determinado. Es lo que se conocer como amortizar la hipoteca.

Pues bien, el cuadro de amortización de una hipoteca no es más que un documento que desglosa de manera detallada los pagos que tienes que realizar para devolverle al banco el dinero que te prestó más los intereses generados.

Estos pagos son lo que se conocen como las cuotas mensuales de tu hipoteca y, el plazo de amortización es el tiempo en que tienes que haber finalizado la devolución completa del préstamo hipotecario.  Como te he comentado, normalmente se divide en cuotas mensuales.

 

Elementos que forman un cuadro de amortización de un préstamo

Como no podría ser de otra forma, este documento desglosado incluye una tabla de amortización hipotecaria. En ella quedan reflejadas de manera muy clara “las fechas y la cantidad de dinero por pagar de tu crédito hipotecario”, tal y como explica el BBVA en su sección de educación financiera.

Estos son los elementos que forman un cuadro de amortización de un préstamo. ¡Toma nota!

  • Número de pago. Indica cuántos pagos has realizado hasta el momento.
  • Saldo insoluto o saldo pendiente. Es lo que te queda por pagar del préstamo hipotecario. ¡Ojo! Sin incluir los intereses.
  • Interés: Indica la cantidad de dinero que tendrás que pagar por usar el crédito.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del interés ordinario. Detalla el impuesto que se carga a los intereses del préstamo. ¡Ojo! No se aplica a todos los productos.
  • Pagos a capital: es el montante de la cuota hipotecaria que pagas cada mes para saldar tu deuda. ¡Aquí sólo se incluye el capital!
  • Pagos a capital + intereses: Es lo que tienes que pagar sin incluir los seguros ni las comisiones. ¡Aquí se incluye el capital más los intereses!
  • Seguros de vida y de daños: Ambos son obligatorios cuando contratas un préstamo hipotecario.
  • Comisión por autorización de crédito diferida y comisión por apertura: Son las comisiones que tienes que pagar por la autorización y la apertura del préstamo hipotecario.
  • Mensualidad total: La cantidad de dinero que tienes que pagar al banco en ese período concreto.
  • Pagos anticipados: Son los pagos que puedes realizar para reducir el saldo pendiente fuera de los plazos establecidos en el contrato.

 

¿Cómo se calcula la tabla de amortización de la hipoteca?

Lo que Mamá te va a explicar en este apartado es cómo se calcula la cuota de amortización de la hipoteca.

Lo primero que debes saber es que en España se suele emplear el sistema de amortización francés. Según este sistema, las cuotas de amortización de tu hipoteca son constantes. Es decir, que le vas pagando al banco los intereses en función del capital pendiente de amortizar. Por tanto, a mayor capital pendiente de amortizar, mayores intereses.

A efecto prácticos, esto significa que vas a pagar un mayor número de intereses durante los primeros meses o años de amortización de tu hipoteca. ¡Por eso es bueno que, si te cae una paga extra, la destines al menos en parte a amortizar de manera anticipada la hipoteca! De esta forma, el saldo pendiente será menor, y los intereses también.

Ahora te voy a explicar cómo se calcula la cuota de amortización de la hipoteca. ¡Toma nota!

 

formula-calculo-cuota-hipotecaria

 

Tranquilo, que te voy a explicar lo que significa cada cosa.

  • P: importe del préstamo hipotecario
  • i: tipo del interés anual dividido entre 12. En realidad, lo tienes que dividir entre el número de mensualidades en las que vayas a amortizar tu cuota al año. ¡Ojo! Recuerda que, si tu hipoteca es a tipo variable, éste cambiará cada año y tendrás que realizar esta operación de nuevo.
  • n: número de meses en los que vas a amortizar tu hipoteca.

 

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

 

Gastos que no se incluyen en el cuadro de amortización de la hipoteca

¡Ojo! Que estos gastos que te voy a contar ahora no se incluyan en el cuadro de amortización de la hipoteca, no significa que no tengas que pagarlos.

Por lo tanto, es muy probable que no los veas en el cuadro de amortización hipotecaria, aunque existen y tendrás que pagarlo. ¡Toma nota!

  1. Tasación de la vivienda
  2. Copia de la escritura notarial
  3. Aranceles notariales y registrales
  4. Honorarios de la gestoría
  5. Impuestos
  6. Comisiones bancarias
  7. Primas de los seguros obligatorios
  8. Comisiones de otros productos que contrates junto con el préstamo hipotecario: tarjetas, planes de pensiones, cuentas bancarias, etc.

 

¿Dónde solicitar el cuadro de amortización oficial de una hipoteca?

Como te puedes imaginar, tendrás que acudir a la sucursal más cercana de tu entidad financiera y solicitar que te proporcionen el cuadro de amortización del préstamo. En él te aparecerá tu tabla de amortización hipotecaria.

En ocasiones, también lo puedes solicitar a través de su página web o llamando al Servicio de Atención al Cliente.

De todas formas, recuerda que la nueva ley hipotecaria estableció la obligatoriedad de acudir dos veces al notario antes de firmar cualquier préstamo hipotecario.

El papel del notario en el préstamo hipotecario tiene como objetivo, entre otras cosas, asegurarse de que entiendes perfectamente las obligaciones económicas que vas a asumir con la firma del contrato. ¡Es importante!

 

¿Qué es ser avalista solidario y cuáles son sus responsabilidades? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish