Saltar al contenido

Conseguirás un préstamo hipotecario sólo si eres un cliente solvente

cliente-solvente-lacooop

El préstamo hipotecario implica una relación contractual de muchos años entre el particular o sociedad y la entidad financiera. Por ello, la nueva ley hipotecaria ha querido asegurarse de que ambas partes pongan a cubierto sus intereses. Esto es, entender el uno a qué se compromete y, el otro, a quién le va a prestar su dinero.

La nueva ley hipotecaria establece unas normas de conducta para conceder un préstamo hipotecario

La seguridad y transparencia a la hora de adquirir una vivienda en régimen de cooperativas quedan nuevamente reflejadas en la nueva ley hipotecaria. La nueva ley hipotecaria establece unas normas de conducta que deben cumplir prestamistas, intermediarios de crédito inmobiliario y representantes en el proceso de elaboración, promoción, comercialización y contratación de préstamos inmobiliarios. Estas normas de conducta afectan tanto a su organización interna como al cliente. Entre las novedades más destacables se encuentran las siguientes:

Tu solvencia para acceder a un préstamo hipotecario está acreditada por un experto

El personal que va a evaluar tu solvencia y te ofrece un préstamo inmobiliario debe cumplir determinados requisitos de capacitación que aseguren que vas a recibir la información adecuada y ajustada a tus necesidades.

Todo cuenta para saber si eres un cliente solvente

La concesión del préstamo inmobiliario se basará en la información que facilites sobre tus circunstancias, en cualquier requisito específico que hayas dado a conocer, así como en hipótesis razonables sobre los riesgos que puedes padecer durante la vigencia del contrato de préstamo.

Además, el asesoramiento que recibas tendrá en cuenta la información que hayas facilitado sobre tu situación personal y financiera, tus preferencias y objetivos. De este modo, te ofrecerán los contratos de préstamo adecuados para ti. ¡Recuerda que este asesoramiento es gratuito!

Si lo tienes claro y decides pedir la hipoteca, la entidad financiera debe evaluar en profundidad tu solvencia. Tendrá en cuenta tu situación de empleo, los ingresos presentes y los previsibles durante la vida del préstamo, los activos en propiedad, el ahorro, los gastos fijos y los compromisos ya asumidos. Si se prevé que el pago del crédito se va a prolongar más allá de tu jubilación, se debe tener en cuenta tu nivel previsible de ingresos entonces.

Más allá del valor del inmueble hipotecado

Tu solvencia no va a quedar determinada por el valor del inmueble hipotecado o en el hecho de que éste siempre va a revalorizarse. De esta manera, se acaba con la práctica de conceder una hipoteca sólo por el valor de tasación de tu vivienda.

La entidad financiera sólo podrá concederte el crédito si la evaluación de tu solvencia indica que es probable que pagues. Después de todo esto, la entidad financiera pueda denegar la hipoteca. Si lo hace, tendrá que informarte a ti y a tu avalista – en el caso de que lo tuvieses – “por escrito y sin demora”, y motivar el porqué.

El préstamo hipotecario requiere publicidad clara

La ley es muy clara en este sentido. La publicidad debe indicar, entre otros puntos, el tipo de interés, el importe total del préstamo, los gastos incluidos, los pagos a plazos y la obligatoriedad de contratar un seguro o no.

Además, la publicidad deberá ser fácilmente legible o claramente audible, en función del medio utilizado.

El consejo de mamá

Después de esto, pensarás que tu asesor financiero se ha convertido en algo así como en un médico al que no le debes ocultar tu lado oscuro. ¡Llevas razón! Más vale que lo cuentes todo para no meterte en una relación contractual que no puedas cumplir. Si esa casa es muy cara para ti, es mejor asumirlo y buscar otra que se adapte mejor a tu presupuesto. Una Madre siempre habla claro…desde el cariño.

¿Cuál es la documentación para solicitar un préstamo hipotecario? QUIERO SABER MÁS.

Compartir este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *