Saltar al contenido

El mercado reconoce las ventajas de comprar vivienda en cooperativa

lacooop-comprar-vivienda-en-cooperativa

Comprar vivienda en cooperativa es una decisión inteligente. Cada vez más personas lo saben, principalmente porque hay mayor transparencia e información. Esto permite dar a conocer todas las seguridades y garantías que ofrece la ley para asegurar un entorno totalmente seguro. Quizás la ventaja más conocida es el notable ahorro en el precio final de la vivienda, pero hay muchas más que no son tan conocidas ¡y son igual de buenas! El mercado también sabe que está aumentando la demanda de viviendas en cooperativa. Por eso, cada vez son más las viviendas que se comercializan bajo este beneficioso régimen que incluye tanto viviendas protegidas como viviendas de altísimo lujo.

Comprar vivienda en cooperativa aúna dos tipos de ahorro

El primer ahorro hace referencia al precio final de la vivienda. Es un ahorro muy notable y uno de los principales motivos por el que la gente quiere comprar su vivienda en cooperativa. Pero, la palabra ahorro tiene un doble significado que también se produce en la compra de una vivienda a través de una cooperativa. Y es la posibilidad real de ahorrar mensualmente una cantidad que se ajusta a la economía familiar de cada uno para abonar en cómodas cuotas la temida entrada.

El ahorro es de un 20%

Este ahorro es muy significativo. Y es que comprar vivienda en cooperativa es sinónimo de ahorrar en torno al 20% del precio total de la vivienda. El motivo es muy sencillo. En una cooperativa de viviendas se dice adiós al promotor inmobiliario ¡No existe! Por lo tanto, también se dice adiós a su comisión, que sí existe en las promociones convencionales. En una cooperativa de viviendas los socios adquieren la condición de copromotores. Son los auténticos protagonistas. Las cooperativas de viviendas están destinadas a volver a ser el modelo al que recurrirá la inmensa mayoría para adquirir sus viviendas. La sociedad ya lo está demandando, y desde las instituciones públicas y privadas se apuesta por ellas.

Permite un método de ahorro familiar

Las cooperativas de viviendas tienen muy en cuenta su función social. Esto se traduce en ventajas como la posibilidad que tiene el comprador de adaptar el pago de la entrada en cómodas cuotas a cuenta de su vivienda.  Es decir, como las viviendas en régimen de cooperativa son sobre plano, su propietario no tendrá que abonar la entrada de una sola vez. Podrá hacerlo en cómodos plazos mientras su vivienda se está construyendo, lo que le permitirá ahorrar todos los meses en función de sus posibilidades para ir pagando su casa. El período de construcción suele rondar los dos años desde la concesión de la licencia de obra mayor.

Lo que comúnmente se conoce como “entrada” supone aproximadamente un 20% del precio final de la vivienda.

Además, cuando se le hace entrega al propietario de las llaves de su vivienda, éste puede decidir si se subroga a la hipoteca. Por otra parte, la gestora de la cooperativa suele negociar con la entidad bancaria unas condiciones hipotecarias más beneficiosas. Incluso tiene la posibilidad de amortizar más cantidad antes de subrogarse a la hipoteca. De esta manera, a menor hipoteca, menos intereses.

Comprar vivienda en cooperativo es seguro y ofrece las máximas garantías

Es imposible que hoy en día se cometa fraude en torno a una cooperativa de viviendas. Las leyes en torno a las cooperativas de viviendas son muy estrictas y han establecido unos controles contundentes. Otra cosa es que esté correctamente gestionada. Una cooperativa de viviendas es algo que requiere mucha profesionalidad y que no debe ser nunca gestionada por personas inexpertas. De ahí la importancia de que el proyecto común esté coordinado por una gestora de cooperativa experta.

Además, las cooperativas de viviendas ofrecen unas garantías que no se ofrecen en los sistemas convencionales de compra de viviendas.

Por una parte, la ley obliga a las gestoras de las cooperativas a garantizar las cantidades entregadas por los socios a cuenta de sus viviendas. Y le da dos vías para hacerlo. Una es a través de un seguro de caución que la gestora suscribe con una entidad aseguradora debidamente autorizada para operar en España. Otra es a través de avales solidarios. Esto no significa que los socios tengan que presentar avales, sino que la gestora de la cooperativa es la que tiene que pedir avales a una entidad financiera. De ahí la importancia de que la gestora siempre sea solvente de cara al banco.

Por otra parte, la ley también obliga a la gestora de la cooperativa a devolver todas las cantidades que el socio hubiera entregado a cuenta de su vivienda. ¡Ojo! Deberá hacerlo desde la concesión de la licencia de obra mayor.

Comprar vivienda en cooperativa tiene un régimen fiscal más beneficioso

Este régimen fiscal más beneficioso es tanto para la propia cooperativa de viviendas como para el socio de la cooperativa. En cualquier caso, beneficia directamente al precio final de las viviendas.

Formarás parte de una comunidad democrática y participativa

Lo que caracteriza a las cooperativas de viviendas además de su función social, es su estructura democrática y participativa. Esto se traduce en que los socios son los verdaderos protagonistas de la cooperativa y participan activamente en la toma de decisiones. Y, por supuesto, son titulares de derechos y obligaciones.

En concreto, los socios pueden ejercitar los derechos y deben cumplir los deberes recogidos en la Ley y en los Estatutos de la cooperativa. Los derechos son muchos, pero los que más destacan son el derecho de participación, de voto, de información y de baja voluntaria. Entre los deberes destaca el de cumplir los acuerdos adoptados por los órganos sociales de la cooperativa y las aportaciones económicas que les correspondan. También, participar en las actividades de la cooperativa para alcanzar su fin social o aceptar los cargos para los que hayan sido elegidos – salvo si alegan una causa justa.  

El Clipping

Si quieres conocer qué dice la prensa española sobre esta noticia, aquí tienes unos cuantos enlaces de interés.

La Razón: ¿Cómo comprar una vivienda en una cooperativa?

 

Comprar casa en cooperativa es la opción preferida por gente sin hijos  QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: