Saltar al contenido

La Cooperativa de Viviendas es un entorno seguro 2/2

Ahora que sabes lo fuertemente reguladas que están las cooperativas de viviendas, dejando a cero la posibilidad de fraude, hay otro agente que refuerza tu seguridad al adquirir una vivienda en este régimen: las entidades financieras.

Aquí te explico de manera clara y sencilla por qué los bancos cada vez exigen más garantías a las sociedades cooperativistas, y cómo se traduce ésto en una garantía para tu dinero cuando adquieres tu casa.

Los bancos refuerzan la seguridad de los adjudicatarios de viviendas a través de la Cuenta Ley y los avales

Como bien sabes, las entidades financieras, y más después de la crisis, no se la juegan con el dinero. Lo defienden con uñas y dientes, igual que una madre defiende a sus hijos. Esta defensa de sus intereses supone indirectamente la defensa del dinero que los socios cooperativistas ingresan periódicamente hasta que se subrogan en la hipoteca.

Las aportaciones a cuenta que los socios cooperativistas aportan hasta que les dan las llaves de su vivienda se depositan en una cuenta especial. Es la denominada Cuenta Ley. El dinero que está depositada en ella exclusivamente se puede utilizar para los fines concretos del desarrollo del proyecto. Además, esta cuenta está tutelada por el banco durante todo el proyecto y controla el destino de los movimientos. 

Adicionalmente, tu dinero está doblemente protegido por las entidades financieras porque son ellas las que se encargan de gestionar los avales que la ley exige para garantizar las cantidades que los socios ingresan. La ley exige que la sociedad cooperativa deposite los avales desde el momento que la Licencia de Obra Mayor (LOM) es concedida. A partir de este momento la construcción de la vivienda puede comenzar. Es importante que las mejores gestoras de cooperativas ofrecen avales desde el primer euro (no sólo desde que la LOM está disponible).

¿Qué dice la jurisprudencia?

Para que seas un experto, en las últimas sentencias acerca de la responsabilidad de los bancos y compañías aseguradoras respecto de las cantidades que, compradores de viviendas en fase de proyecto, entregaron a cuenta del promotor para la comprar una casa que, finalmente, no se iniciaron o terminaron, en el año 2015 la Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras estableció cuáles son las obligaciones atribuidas a los promotores inmobiliarios y entidades avalistas. ¡Y no veas qué obligaciones! Te aseguro que estas obligaciones están hechas al nivel de exigencia de una madre. 

El consejo de mamá

Hace poco estuve en el SIMA reunida con los máximos representantes de las gestoras de cooperativas más importantes de España. Me comentaban que hoy en día es imposible que en una cooperativa de viviendas se puedan producir casos de fraude. Que, desde su punto de vista, es el entorno más seguro por la multitud de exigencias que impone la ley y el riguroso control de las entidades financieras. A mí, realmente, no hacía falta que me lo dijeran porque ya lo sabía. Recuerda que soy lamadredelascooperativas. Tampoco me lo dijeron con afán de protagonismo ni de dárselas de entendidos (que evidentemente lo son). Simplemente compartimos un hecho objetivo, que está fuera de cualquier opinión. Mi consejo es que te fíes te tu madre. 

¿Sabes por qué tu dinero está seguro en una cooperativa de viviendas? QUIERO SABER MÁS.

 

Compartir este artículo: