Saltar al contenido

Comprar pisos para invertir

comprar-casa-para-invertir-principal

Comprar pisos para invertir, ¡tú sí que sabes! Antes de profundizar en esta materia, te voy a facilitar un dato que cómo inversor te va a interesar: el euríbor lleva meses consecutivos alcanzando mínimos históricos – se prevé que siga así a corto plazo – y los bancos se han declarado la guerra para ofrecer las mejores hipotecas. Así da gusto verdad, ¿verdad?

Sabiendo que el mejor momento para comprar vivienda es ahora, me voy a centrar en revelarte cuál es la mejor manera de invertir en vivienda y por qué.

Como bien sabes, el objetivo de cualquier inversor es obtener ganancias. Pero ¿y si te dijera que hay una forma de tener que invertir menos dinero y obtener mayores beneficios? A la hora de comprar pisos para invertir la forma más inteligente es a través de una cooperativa de viviendas. Y no te lo digo por decir. Te voy a dar razones de peso que te van a hacer pensar de la misma manera que yo. ¡El conocimiento es poder!

Además, ¿sabes que la búsqueda de vivienda en cooperativa ha aumentado un 78,5% en el último año? Por algo será.

Puedes comprar pisos para invertir a precio de coste sólo en cooperativa

 

 

Para explicarte por qué las cooperativas de viviendas son la forma más inteligente de comprar pisos para invertir, es necesario que antes entiendas qué es una cooperativa de viviendas.

Te lo voy a explicar de la forma más sencilla posible. Si quieres profundizar más en las cooperativas de viviendas, puedes convertirte en un experto gratis a través de este enlace. No hay nadie que sepa más de cooperativas de viviendas que yo. ¡Por algo soy ‘lamadredelascooperativas’!

Una cooperativa de viviendas es una agrupación de personas en torno a una sociedad sin ánimo de lucro que tienen un objetivo común: adquirir una vivienda en una zona determinada y con unas características concretas a precio de coste.

El ahorro en una cooperativa de viviendas es posible porque no existe promotor inmobiliario, y, por tanto, no hay que pagar una comisión a promotor alguno. Los socios de la cooperativa son, además de los adjudicatarios de las viviendas, los copromotores. ¿Sabes que te puedes ahorrar en torno a un 20% en el precio de tu vivienda?

La cooperativa te permite pagar a plazos la entrada de tu vivienda

pagar-a-plazosSi te has quedado con la boca abierta con el dineral que te ahorras al comprar pisos para invertir a través de una cooperativa, ¡aún no he terminado! Te recomiendo que te leas las 5 cosas que debes saber de por qué invertir en una cooperativa de viviendas es un acierto. No obstante, comprar pisos para invertir a través de una cooperativa – además del ahorro significativo – tiene muchas más ventajas. ¡Toma nota!

Podrás pagar la entrada en cómodas mensualidades

Las viviendas en cooperativa siempre son sobre plano. Durante los dos años que se tarda aproximadamente en construir las viviendas desde la concesión de la licencia de obra mayor, podrás pagar la entrada en cómodas mensualidades. Normalmente la entrada ronda el 20% del valor de tu vivienda. ¿Sabes que en muchas Comunidades Autónomas las licencias de obra mayor se han sustituido por una declaración responsable?

Tu dinero está seguro

Sólo te voy a dar dos datos que te van a dejar más tranquilo que una vaca en una feria vegana. Las aportaciones de cada socio a cuenta de su vivienda a través de una cooperativa están avaladas y se guardan en una cuenta especialmente protegida por el banco.

Participarás en las decisiones de tu vivienda

Las cooperativas son sociedades democráticas y participativas donde los socios tienen voz y voto. Además, podrás personalizar tu vivienda a tu gusto dentro de los límites del proyecto arquitectónico.

Te beneficiarás de un sistema fiscal más laxo

Además de que las cooperativas de viviendas pagan menos impuestos, sus socios pueden desgravarse las aportaciones a cuenta de sus viviendas en sus declaraciones de la renta. ¡Y seguir beneficiándose fiscalmente en su cuenta de ahorro vivienda!

Te puedes dar de baja y recuperar tu inversión

¡Sí, lo has oído bien! Lo normal es que, con el fin de no perjudicar al conjunto de la cooperativa, busques a alguien que te sustituya como socio. Lo tendrás fácil si has dado en el clavo sobre dónde comprar un piso para invertir.

Las cooperativas son un entorno seguro al comprar pisos para invertir

dinero-seguro¡No te dejes engatusar por las leyendas urbanas! Seguro que más de uno te dice – con total desconocimiento – que no te fíes de las cooperativas de viviendas. Antes de que algún insensato te haga perder la oportunidad de comprar pisos para invertir a precio de coste, deja que Mamá te cuente una cosa.

Hasta el año 1999 – año en que se publicó la Ley de Cooperativas – no existía regulación en torno a las cooperativas de viviendas. Si a esto le sumamos que montar una cooperativa de viviendas es algo realmente difícil y que, desgraciadamente, los temerarios siempre han existido, es normal que algunos proyectos cooperativistas fracasaran en el pasado.

Hubo casos en los que tres o cuatro incautos se reunían en torno a un terreno y se les ocurría la fatal ideal de crear una cooperativa de viviendas sin tener la más remota idea. Esos casos estaban predestinados al fracaso desde su mera formulación. Y es que, montar una cooperativa de viviendas, es algo realmente difícil.

Hoy en días, las cosas han cambiado 180°. El sector de las cooperativas de viviendas está súper profesionalizado. Detrás de una cooperativa de viviendas siempre hay una gestora experta que asegura su éxito. No te quepa la menor duda de que las gestoras de cooperativas son la madre del cordero. ¡Nunca, jamás, en la vida, te hagas socio de una cooperativa que no esté coordinada por un gestor experto!

Además, en la actualidad, las cooperativas de viviendas están súper reguladas y deben someterse a los mismos controles que una promoción convencional. ¡El fraude es imposible!

Antes de desvelarte cómo comprar pisos para invertir pagando sólo el 20% del valor de tu vivienda, déjame que te haga una declaración pública: “Yo, ‘madredelascooperativas’, prometo que exclusivamente colaboro que gestoras expertas de renombre. He dicho”.

¿Es posible comprar pisos para invertir pagando sólo el 20%?

comprar-piso-para-invertirLa respuesta es un categórico sí, la forma de hacerlo es a través de una cooperativa de viviendas, y la técnica se llama Build-to-Rent. De hecho, debes saber que el modelo Build-to-Rent da salida al sector residencial.

La verdad es que este modelo que tanto revuelo está montando, es más viejo que Matusalén. Pero, lo que está permitiendo que este modelo esté tomando tanta fuerza son precisamente las cooperativas de viviendas. Y el motivo es doble: te ahorras un dineral y puedes pagar la entrada a plazos.

Me explico: el modelo Build-to-Rent consiste en comprarte una casa para alquilarla, y, con las rentas, amortizar la hipoteca. Sin duda, sólo Amazon ha revolucionado el mundo en las últimas décadas.

Pero ¿y si te dijera que a través de una cooperativa de viviendas podrás invertir en obra nueva pagando de tu bolsillo sólo el 20% del precio de la vivienda? La cosa cambia, ¿verdad?

¡Sigues estos pasos y triunfa!

  1. Te apuntas a la cooperativa de la vivienda que te guste. No hace falta que te diga que mi buscador de viviendas es el nº1 de cooperativas de viviendas.

 

BUSCADOR DE VIVIENDAS DE LACOOOP

 

  1. Pagas la entrada de la vivienda a plazos mientras se construye. ¡Habla con tu gestora experta!

 

¿CÓMO COMPRAR VIVIENDA SIN AHORROS SUFICIENTES?

 

  1. Cuando esté a punto de terminar su construcción, empiezas a buscar inquilino para tu casa. ¡La renta del alquiler debe ser mayor a la cuota mensual de tu hipoteca, pero no te pases!
  2. Te subrogas en la hipoteca de la cooperativa. ¡Así evitarás pagar gastos de cancelación y de apertura!
  3. En cuanto te den las escrituras públicas y las llaves de tu vivienda, la alquilas. ¡Búscate un inquilino estable y solvente!

 

Ya sabes que otras de las premisas de Mamá es que ‘la experiencia es un grado’. ¡Toma nota!

 

Encuentra piso en Sevilla a precio de coste en sólo un click. QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: