Saltar al contenido

¿Cocina o tumbona?

cocina o tumbona

Cocina y verano se pueden llevar bien. En verano nuestro cuerpo y mente necesitan descansar, desconectar, levitar…echar el cierre. Si tú eres de lo que se toma esto a rajatabla, y consideras que, dedicar unos minutos más de los estrictamente necesarios en la cocina, debe ser considerado un delito de alta traición, este post es para ti.

Hoy te propongo tres recetas fáciles y rápidas para disfrutar comiendo bien, pero sin perder un minuto.

Pimientos rellenos, ¡para chuparse los dedos!

Plato original de Realfooding

Tiempo estimado: 10 min de preparación + 30 min de cocinado

Ingredientes (2 raciones):

– dos pimientos rojos

– media pechuga de pollo picada

– 250 grs. de tomate triturado

– media cebolla

– un trozo de pimiento verde

– 4 lonchas de queso tierno

– pimienta, orégano y tomillo

Parte los dos pimientos rojos a la mitad y retira las pepitas. Mezcla el resto de los ingredientes en un bol (salvo el queso), y utiliza el resultado para rellenar los pimientos. Pon unas lonchas de queso tierno por encima y hornea a 180º durante unos 30 minutos.

Mientras, te da tiempo a ducharte y listo, ¡a disfrutar!

Esta receta es ideal porque podemos tomarla como plato único, con un buen aporte de verdurita, proteínas y grasa saludable.

Las berenjenas Parmeggiana hará que tu familia vuele a la cocina 

Plato original de Gabriela Uriarte

Tiempo estimado: 15 min de preparación + 25 min de cocinado

Ingredientes (4 raciones):

– 2 berenjenas grandes fileteadas finas

– 500 grs. salsa tomate

– 40 grs. queso rallado (por ejemplo, Emmental)

– unas hojas de albahaca fresca

– 300 ml de leche

– un chorrito de aceite de oliva

La nutricionista Gabriela Uriarte nos propone esta alternativa a la lasagna que va a sorprender por lo rica que resulta. Empezamos por sumergir las berenjenas ya cortadas en leche durante 10 minutos para quitarles el amargor, y las asamos en el horno durante 15 minutos a 180º. Después vamos montando la parmeggiana en una fuente: primero una capa de tomate, una capa de berenjenas, una capa de queso y unos trocitos de nuestras hojas de albahaca. Repetimos hasta completar nuestras dos berenjenas y rematamos con un chorrito de aceite de oliva. Metemos nuevamente al horno durante 10 minutos más a 200º.

¡Listo para degustar!

Pollo al curry, ¡te sentirás en Nueva Delhi!

Plato original de Adriana Oroz

Tiempo estimado: 10 min de preparación + 5 min de cocinado

Ingredientes (para dos personas):

– 1/2 cebolla mediana

– una pechuga de pollo grande

– un yogur natural cremoso

– especias: curry, pimienta, negra, pimentón picante, ajo en polvo, perejil y cúrcuma (¡un gran descubrimiento!)

Corta la cebolla en tiras y ponla en la sartén. Cubre con agua y que se vaya haciendo sin añadir aceite (un truquito para no terminar echando medio litro de aceite en nuestras recetas). Cuando ya la tengamos casi lista, añade un poco de aceite hasta que se acabe de pochar. Mientras tanto, hierve la pechuga de pollo y la desmigas. En un bol, añade el yogur cremoso, las especias al gusto y, a continuación, la cebolla y el pollo. Mezcla todo y ya tienes la receta lista, si te gusta como plato frío. Si lo prefieres caliente, puedes saltear unos minutos.

Esta receta la puedes acompañar de unos tomates aliñados o unos calabacines, ¡y a disfrutar!

Cuéntaselo a mamá

Ya sabes que a las madres nos encanta compartir esos truquitos que hacen nuestra vida más fácil. Así que, si tienes una receta infalible para salir del paso en verano, seas o no madre, ¡cuéntame tus clásicos veraniegos y así disfrutamos todos!

Compartir este artículo: