Saltar al contenido

Cómo cambiar de hipoteca variable a fija

cambiar-hipoteca-variable-a-fija

Las personas interesadas en cambiar de hipoteca variable a fija crecen como la espuma teniendo en cuenta que el euríbor sigue en negativo y que la incertidumbre en Europa hace pensar que los tipos de interés van a subir como consecuencia de la inflación. Y, eso, como no podía ser de otra forma, también va a repercutir en los intereses en una hipoteca.

Como siempre, Mamá está aquí para aclarar tus dudas y darte respuestas útiles y explicadas de una forma sencilla.

Para empezar, me quiero asegurar de que entiendes lo que significa cada tipo de hipoteca:

  1. Hipoteca a tipo fijo: siempre vas a pagar la misma cuota durante toda la vigencia de la hipoteca.
  2. Hipoteca a tipo variable: la cuota que vas a pagar cada mes varía porque depende del valor de referencia que se le aplique. Por lo general, es el euríbor. También se le aplica un diferencial, pero ése es fijo.

En este artículo te voy a contar los pasos que tienes que dar para el cambio de hipoteca variable a fija, qué documentación te van a pedir y cuáles son las ventajas de cambiar de hipoteca fija a variable.

¿Me acompañas?

 

Si quieres beneficiarte de todas las ayudas de LACOOOP, regístrate gratis. ¡Te llevará un minuto!

Serás el primero en enterarte de las nuevas promociones de obra nueva ¡y mucho más!

¡Quien antes llega, se la lleva!

 

Pasos para cambiar de hipoteca variable a fija

En realidad, más que pasos para cambiar a hipoteca fija, lo que debes saber es que existen dos formas para cambiar de hipoteca fija a variable:

 

Cambio de hipoteca fija a variable por novación

La novación de un préstamo hipotecario significa que vas a cambiar las condiciones que tenías contratadas con tu banco en el momento en que firmaste la hipoteca.

Estos cambios pueden realizarse sobre cualquier aspecto de la hipoteca, pero, por lo general, suelen afectar a uno o a todos de los siguientes aspectos:

  • El tipo de interés. ¡Aquí puedes cambiar de hipoteca fija a variable!
  • La cantidad del préstamo. ¡Normalmente es para pedir más dinero al banco!
  • El período de amortización. ¡Puedes acortarlo o ampliarlo!

Por lo tanto, si quieres cambiar de hipoteca de interés fijo a variable, lo único que tienes que hacer es acudir a tu banco y solicitar una novación.

El único gasto que tendrás que asumir por cambiar tu hipoteca de variable a fija mediante novación es la comisión por modificación/novación.

Aunque algunos bancos no te cobran nada, la ley hipotecaria establece los siguientes límites del 0,15% durante los tres primeros años de vigencia de la hipoteca.

A partir del cuarto año, no se puede cobrar comisión alguna por ley. Por lo tanto, en realidad sólo tendrás que pagar esta comisión si han transcurrido menos de tres años desde que contrataste tu hipoteca.

 

Cambio de hipoteca fija a variable por subrogación

La subrogación de un préstamo hipoteca se produce cuando quieres cambiar tu hipoteca de banco. En muchas ocasiones, este cambio de entidad bancaria suele acompañar también unas modificaciones en las condiciones del préstamo hipotecario.

En ocasiones ocurre que la entidad bancaria a la que llevas tu hipoteca te ofrezca mejores condiciones. Por ejemplo, el tipo de interés.

Lo importante es que entiendas que esta vía implica que tendrás que buscar las condiciones que te ofrecen otros bancos y llevar tu hipoteca al que te ofrezca las mejores.

Los gastos que tendrás que asumir por cambiar tu hipoteca de variable a fija a través de la subrogación son:

  • Comisión por subrogación: tiene las mismas características que la de por novación.
  • Tasación de la vivienda: Suele oscilar entre los 200€ y 500€.

 

Documentación para el cambio de hipoteca variable a fija

Aunque esta información te la va a proporcionar tu entidad bancaria, si ya la llevas preparada en el momento de cambiar de hipoteca variable a fija, todo es más rápido.

Así que, nuevamente, aquí está Mamá para detallarte qué información te van a solicitar para que dejes al del banco con los ojos como platos por tu eficiencia. ¡Ay, cuánto vales!

Si has optación por la novación de tu hipoteca, en realidad no vas a tener que presentar ninguna documentación adicional porque tu banco ya tiene todos tus datos.

Pero, si decides subrogar tu hipoteca y llevarla a otra entidad bancaria, tendrás que proporcionarle toda la información. En realidad, eres un cliente nuevo y tienen que analizar tu solvencia previamente.

Tranquilo, desde este enlace puedes acceder en un periquete a una explicación detallada de la documentación que te va a solicitar el banco al solicitar una hipoteca.

 

Ventajas de cambiar a hipoteca fija

¡Toma nota!

  • Ahora es el momento: el euríbor lleva meses en negativo y las condiciones hipotecarias son muy buenas.
  • Mayor estabilidad: al pagar todos los meses la misma cuota por tu hipoteca, no estarás expuesto a sobresaltos y podrás organizar mejor tu economía familiar.

Sin embargo, como contrapartida, las comisiones suelen ser más altas, al igual que los tipos de interés. Pero, como te digo, por mucho que sean más altos los tipos de interés, como el euríbor sigue estando en negativo, te a va a seguir compensando cambiar de hipoteca variable a fija. ¡Hazle caso a Mamá!

 

¿Qué factores causan la subida de hipoteca? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish