Saltar al contenido

Los beneficios de la danza en los niños

beneficios danza niños

Hoy voy a hablarte de los beneficios de la danza en los niños. Sé que buscar actividad extraescolar se convierte en una pesadilla para muchos padres. Además de cuadrar horarios y planificaciones familiares, ahora la oferta en centros escolares, deportivos y lúdicos es tan amplia que acabamos sumergidos en un mar de dudas. Hoy te voy a hablar de una propuesta concreta que me encanta y resulta súper completa y enriquecedora desde edades muy tempranas: la danza.

Los beneficios de la danza en los niños son tanto psicopedagógicos como psicomotores

Desde un punto de vista psicopedagógico, la danza es un elemento favorecedor de todo tipo de aprendizajes. A partir de los 4 años, los niños están preparados a nivel psicomotor para empezar a familiarizarse con la flexibilidad, la coordinación y el ritmo musical que exige la danza a nivel físico. Además, es un momento idóneo para que, a nivel psíquico, empiecen a adquirir el hábito de realizar una actividad que requiere mucha concentración y disciplina.

La danza es una escuela de vida para adquirir disciplina y expresar tus emociones

En el baile se trabaja sobre todo desde dos perspectivas: por un lado, sirve de vehículo para el desarrollo de cualidades expresivas y comunicativas y, por otro, para el desarrollo de aspectos coordinativos y perceptivos. Todo ello sin olvidar que la danza requiere del aprendizaje de los contenidos que le son propios: técnicas, pasos y características propias de cada tipo de danza. Un sistema rígido que requiere de disciplina y contribuye a forjar la personalidad de nuestros pequeños.

A través del baile, los niños pueden aprender a controlar su cuerpo, explorar el mundo que les rodea, resolver sus problemas emocionales, adquirir un rol en un grupo social… Es una actividad que brinda a nuestros pequeños una gran variedad de experiencias y estímulos, así como un bagaje de vivencias útiles y necesarias para su adecuado desarrollo.

¿Qué aporta la danza?

  • Un ejercicio físico muy completo y exigente que estimule su aparato circulatorio y respiratorio
  • Hábitos de vida saludable de una forma divertida
  • Conocer mejor tu cuerpo, mejorar su coordinación, la agilidad de sus movimientos, su elasticidad y su sentido del equilibrio
  • Adquirir posturas adecuadas, con un correcto desarrollo muscular y colocación de la columna
  • Aprender a ser responsable, al participar en un proyecto colectivo que exige compromiso a cada uno de sus participantes
  • Una actividad creativa que invita a expresar las propias emociones a través del movimiento corporal
  • Aumentar la confianza, superar la timidez y mejorar las relaciones sociales
  • Una actividad lúdica que ayuda a liberar estrés y a mejorar la autoestima.

El consejo de mamá

Si es tu hijo al que le gusta la danza, no se lo impidas alegando que él es un chico, y que la danza es de chicas. La danza, como todos los artes, no entiende de géneros. ¡Que no me entere yo que tu chico ha visto frustrada su pasión por un motivo sexista!

Compartir este artículo: