Saltar al contenido

Aportaciones del socio cooperativista ¿cuáles son?

Aportaciones del socio cooperativista. Hablemos de ellas.

En las cooperativas de viviendas, los socios cooperativistas son también co-promotores de las viviendas. Es decir, son los que ponen el dinero para que las viviendas se construyan.

Como te puedes imaginar, también hace falta que una entidad bancaria le conceda un préstamo promotor a la cooperativa. Las cantidades que aportan los socios mientras se construyen las viviendas no son suficientes para sufragar todos los gastos. Ojalá lo fueran, ¿verdad?

Las primeras aportaciones de los socios suelen ir destinadas a comprar el solar sobre el que se van a construir las viviendas. Pero también hay otros gastos que hay que sufragar, entre los que se encuentran el proyecto arquitectónico, el pago a la gestora experta y los impuestos.

 

 

A la hora de pagar la viviendas que has comprado -o adquirido- a través de una cooperativa de viviendas, hay que distinguir dos períodos.

Desde que te haces socio hasta que te entregan las llaves de tu vivienda

Durante este período – que suele durar dos años – abonas en torno al 20% del precio total de tu vivienda que es lo que corresponde a la entrada de la vivienda. Y lo haces a través de las aportaciones económicas obligatorias detalladas en el contrato de adjudicación que hubieras firmado.

Una de las ventajas de las cooperativas de viviendas es que puedes pagar la entrada a plazos en cómodas mensualidades. ¡Así da gusto!

Desde que te entregan las llaves de la vivienda hasta que pagas la hipoteca

Una vez que te entreguen las llaves de tu vivienda, lo más normal es que la cooperativa se disuelva. ¡No es imprescindible! En cualquier caso, te quedará por abonar el 80% del valor de tu vivienda. Y para ello, lo más aconsejable es que te subrogues en la parte proporcional del préstamo promotor que se destina a construir tu nuevo hogar y que está pendiente de pago.

Ésta sería tu hipoteca. Te recomiendo que lo hagas así porque evitarás gastos de cancelación y de apertura de una nueva hipoteca. Aunque, si tú lo deseas, también podrás cancelarla y contratar una hipoteca nueva, o incluso pagar el resto de tu vivienda a tocateja.

¿No tienes ahorros suficiente para comprar tu casa nueva?

¡Mamá te ayuda a que consigas una hipoteca hasta el 90% de financiación!

¡Qué no haría por ti!

¿Cuáles son las aportaciones obligatorias del socio?

Y bien, ¿cuáles son las aportaciones del socio cooperativista? ¿En qué momento se debe realizar cada una? ¿Son reembolsables? ¡Aquí está de nuevo Mamá para explicártelo todo de manera clara!

Pre-reserva de la vivienda

Uno de los principios más importantes por los que se rige una cooperativa de viviendas es el del riguroso orden de inscripción. Lo habitual es que, cuando te interesa una vivienda en cooperativa, dejes una señal simbólica que suele oscilar entre 200€ y 300€.

¡Ojo! En ningún momento implica que esa vivienda esté reservada de manera definitiva para ti. Esto sólo se consigue a través de la firma del contrato de adjudicación y el abono de la correspondiente reserva.

Si decidieras no seguir adelante con la firma, la gestora de la cooperativa te devolvería el dinero de la señal de inmediato. Si decidieras seguir adelante con la firma del contrato de adjudicación, esta cuantía se considerará como parte del pago de la vivienda, descontándose del precio de la misma.

Pagos a cuenta de la vivienda

Son aquéllos que se producen desde el momento de la firma del contrato de adjudicación hasta que te entreguen las llaves de tu vivienda, y están dirigidos a sufragar los gastos para la construcción de las viviendas. Es decir, a través de estos pagos a cuenta estás pagando tu vivienda.

La primera entrega de estos pagos a cuenta se realiza en el acto de firma del contrato de adjudicación. Implica la reserva definitiva de tu vivienda, es decir, la que tú hubieras escogido (siempre que estuviese disponible, claro). Su cuantía ronda los 2.500€, pero dependerá del total del valor de la vivienda.

El resto del importe se fracciona en las mensualidades que establece el plan de pagos en el contrato de adjudicación. Lo habitual es que esta cantidad se divida en 24 mensualidades que abarcan desde el momento de la firma de contrato hasta la entrega de las llaves de tu vivienda.

¡Es el tiempo aproximado que tarda en construirse una vivienda desde la concesión de la licencia de obra mayor!

Tu dinero está seguro

Estos pagos a cuenta se ingresan en una cuenta especial que está controlada por el banco que concedió el préstamo promotor a la cooperativa. Se denomina Cuenta Ley y tiene la garantía de que sus fondos únicamente pueden emplearse para la construcción de las viviendas. Te lo cuento todo en el artículo sobre las obligaciones que la ley impone a una cooperativa de viviendas. ¡No te lo pierdas!

En caso de que desees darte de baja de la cooperativa, la ley garantiza la devolución de los pagos que hubieras realizado a cuenta de tu vivienda desde la concesión de la Licencia de Obra Mayor.

Para garantizar la devolución de las cantidades que hubieras entregado antes de esta licencia, la ley permite que se contrate un seguro de caución. Sólo las gestoras más expertas y solventes consiguen que una entidad financiera les conceda estos seguros.

Por eso, es muy importante que te asegures de adquirir tu vivienda a través de una cooperativa coordinada por una gestora experta. ¡Luego no digas que no te he avisado!

Una vez que te entreguen las llaves de tu vivienda, podrás subrogarte en el préstamo hipotecario para terminar de abonar el precio total de tu vivienda. Pero eso ya no tiene la consideración de aportación social, sino que se trata de tu hipoteca y responderás de ella frente a la entidad financiera.

Lo positivo de todo esto es que la hipoteca que tengas que pedir ya no será del 100% del precio de tu vivienda, sino de alrededor del 80%.

El buscador nº1 de cooperativas de viviendas está en LACOOOP

Es el único que consigue que la casa que buscas, te encuentre.

¡Como Mamá, nadie!

¿A qué se destinan las aportaciones obligatorias de los socios?

Las aportaciones de los socios a cuenta de las viviendas se destinan para cubrir los siguientes gastos, según estos porcentajes orientativos:

Terrenos……………………………………………………25% – 35%

Construcción……………………………………………..30% – 40%

Proyecto arquitectónico…………………………….4% – 5%

Gestor de la cooperativa……………………………8% – 10%

Gastos préstamos promotor………………………5%

Otros gastos……………………………………………….3%

IVA de las viviendas y otros tributos…………..13%

En el porcentaje referente a otros gastos se incluyen los costes de mantenimiento de la propia cooperativa, así como las tasas administrativas para hacer frente a las distintas licencias necesarias para la construcción de las viviendas.

 

¿Qué son las aportaciones voluntarias en una cooperativa y para qué sirven? QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: