Saltar al contenido

Conoce todas las ventajas del aislamiento de casas para ahorrar en la factura de la luz

aislamiento-casas

Contar con un buen aislamiento en casa no sólo es una medida extraordinaria para aumentar tu confort y el de tu familia. También para ahorrar en la factura de la luz ¡y créeme que mucho!

Además, ahora hay un montón de  ayudas para rehabilitar viviendas y edificios. ¡Ojo! También hay muchas más ayudas públicas a la vivienda y, con la llegada de los fondos europeos, van a salir nuevas convocatorias. ¡Estate atento!

El correcto aislamiento de las viviendas impide que el frío o el calor se cuele por las ranuras, así como que el ruido de la calle entre en tu hogar a horas intempestivas o no deseadas.

Si lo que a ti te interesa es cómo aislar una casa ya construida, presta atención porque Mamá te va a dar soluciones muy interesantes y que te van a ayudar a ahorrar. ¡Tú eres importante para mí!

 

 

Cómo aislar una casa ya construida

Lo que tienes que saber es que, el correcto asilamiento de una casa abarca muchos factores. No se trata sólo de que pongas silicona en las ventanas, sino que hagas un listado de los espacios por dónde crees que el frío (o el calor) del exterior se pueden colar en tu hogar ¡y tomes medidas!

Presta atención porque, a poco que pongas estas medidas en práctica, tu hogar te resultará mucho más acogedor y tu bolsillo también lo agradecerá.

¿Me acompaña?

Pasos y consejos para aislar una casa por fuera

A continuación, te voy a dar tres pistas para aislar una casa del frío y del calor desde fuera. Supongo que ya te las imaginas, pero ahora lo importante es que las pongas en práctica. ¡Una idea será siempre eso hasta que la conviertas en realidad!

  1. Échale un vistazo al tejado. ¿Sabes que el 30% de la temperatura de tu hogar se va por el tejado? Te recomiendo que aísles el techo combinando capas rígidas con blandas. El truco está en pegar con cola los elementos blandos y, los duros, adherirlos como falso techo. ¡La lana mineral está muy de moda!
  2. Revisa la fachada. El mejor aislamiento para las fachadas se llama SATE (Sistema de Aislamiento Térmico exterior). Se trata de aplicar a la fachada un revestimiento aislante de varias capas, y, a su vez, protegerlo por un mortero. ¿Sabes que disminuye las pérdidas de calor en un 70% y aumenta el calentamiento en un 30%?
  3. Cuidado con las paredes. ¡Por ahí también se cuela el gato! Hay dos formas de hacerlo. La primera es colocando placas de materiales especiales en las zonas que dan al exterior. La segunda es colocando una inyección de cámara entre las dos paredes de ladrillo. ¡Tú eliges!

Pasos y consejos para aislar una vivienda por el interior

La primera medida que debes adoptar para conseguir un correcto aislamiento de tu hogar es revisar por dentro por dónde “se te puede ir el gato”. Y darte un paseíto por Leroy Merlin porque allí vas a encontrar todos los materiales que te cuento a continuación.

No me voy a enrollar y voy a ir directamente al grano.

  1. Presta especial atención al suelo. Lo mejor para aislar el suelo es, o bien la tarima de madera, o bien el suelo radiante. La instalación de la segunda solución es más cara que la de la primera, aunque el suelo radiante a la larga te supondrá un mayor ahorro energético. ¡Suele estar ligado a la aerotermia!
  2. Aísla puertas y ventanas. Hay muchas maneras de conseguirlo. La más económica es a través de burletes -que podrás encontrar en cualquier ferretería. Otra forma es instalando ventajas de doble acristalamiento -toda la obra nueva cuenta con ellas.
  3. Presta atención a los detalles. Hay medidas que están al alcance de toda la familia y que permiten el correcto aislamiento de casas a partir de pequeños actos: cerrar siempre la puerta de la cocina, poner alfombras, incluir plantas, echar las cortinas o cerrar las persianas. ¿Ves cómo es fácil?

Cómo aislar una casa de la humedad

Si lo que buscas es conseguir la humedad ideal en casa, lo ideal es que no pongas la calefacción por encima de los 20 grados para evitar que el ambiente se reseque. ¡Te recomiendo que uses un buen humidificador o que coloques una taza con agua encima de los radiadores!

También es bueno que ventiles bien las habitaciones, sobre todo la cocina y los baños. En la cocina es imprescindible un buen extractor de humos y, para el baño, te recomiendo que instales un extractor que se ponga en marcha cuando enciendas la luz.

Por último, intenta no secar la ropa dentro de casa porque no sólo cogerá mal olor, sino que aumentará la humedad en el interior de tu hogar. ¡Viva la costumbre española de colgar la ropa fuera!

El buscador nº1 de cooperativas de viviendas está en LACOOOP

Es el único que consigue que la casa que buscas, te encuentre.

¡Como Mamá, nadie!

¿Se puede aislar el suelo de una casa antigua?

¡Por supuesto que sí! Todos sabemos que las casas antiguas suelen tener unos preciosos suelos de loza que, lo mismo que tienen de bonitos, lo tienen de fríos.

La mejor forma de asilar el suelo de una casa antigua es una buena base de aislante y una tarima con una alta tasa de resistencia a la humedad.

¡Ojo! El grosor del aislante debe ser directamente proporcional a la energía que puede conservar. Esto significa que, cuanto más alto sea el aislante, más ahorro energético conseguirás en la estancia donde los instales. ¡A lo mejor luego tienes que cepillar las puertas por abajo para que te cierren bien!

Ventajas del aislamiento de viviendas para mejorar la eficiencia energética

Aunque ya te he dado varias pistas sobre las ventajas de un aislamiento de las casas, no viene mal que te las repita ¡y te dé algunas más!

  1. Ahorras en la factura de la luz. ¡De forma considerable!
  2. Menos humedad. ¡Tus pulmones lo agradecerán!
  3. Más confort. ¡Tu hogar es tu templo!
  4. Revalorizas tu vivienda. ¡Una casa eficientemente energética se vende más cara!
  5. Cuidas del medio ambiente. ¡Contribuyes a la reducción de emisiones de CO2!
  6. Pagas menos impuestos. ¡Cuánto más eficiente sea tu casa, menos impuestos!
  7. Aprovechas mejor los espacios de tu casa. ¡Por ejemplo, el sótano o la buhardilla!

Convierte tu terraza en una habitación. QUIERO SABER MÁS.

Compartir este artículo:
es Spanish
es Spanish