Saltar al contenido

Podrás ahorrar hasta 9.000€ en el IRPF por las reformas de tu casa

Descuentos-fiscales-por-reformar-tu-casa--hasta-9000-de-ahorro-en-IRPF

Es hablar de reformas, y a todos se nos encoje un poco el corazón pensando en el gasto que vamos a tener que afrontar. Pues bien, si las reformas que quieres acometer en tu vivienda están destinadas a mejorar su eficiencia energética o a rehabilitarla para mejorar su accesibilidad, ¡estás de enhorabuena! Podrás desgravarte hasta 9.040€ anuales en tu próxima declaración de la renta. Sí, has leído bien. Ahora, cambiar el sistema de calefacción, incluir un ascensor o una rampa, o dotar la vivienda de aislamiento térmico nos va a salir mucho más barato.

Muchas veces no nos beneficiamos de los descuentos o ventajas en algo, simplemente por puro desconocimiento. Menos mal que en todo lo referente a la vivienda, mamá está al día y no se le escapa ni una. Te voy a contar de qué va todo esto y quién puede beneficiarse de esta extraordinaria ayuda. No olvides que ni todas las obras son deducibles, ni todos los contribuyentes podrán solicitar esta deducción.

El origen de estas ayudas está en el Plan de Viviendas 2018 – 2021

Cada cuatro años, el Consejo de Ministros aprueba mediante un Real Decreto un plan estatal de viviendas en cuya elaboración participan las Comunidades Autónomas, los ayuntamientos y representantes del sector inmobiliario de nuestro país. En la actualidad, está en vigor el Plan Estatal de Viviendas 2018 – 2021 que tiene como objetivo prioritario fomentar el alquiler y la rehabilitación. Para llevar a cabo este plan, se aumentó el presupuesto un 62% respecto al anterior plan. En términos prácticos, implica que en este período de cuatro años se repartirán 1.443 millones de euros en ayudas en torno a las viviendas.

Sólo para reformas destinadas a mejorar la eficiencia energética y la accesibilidad

Las ayudas del Plan de Vivienda 2018 – 2021 en materia de rehabilitación de una vivienda están dirigidas a aquéllas enfocadas exclusivamente a mejorar la eficiencia energética y la implantación de la accesibilidad universal, no sólo de las viviendas, sino también del entorno urbano. En este sentido, Hacienda considera que por “rehabilitación de una vivienda” debe entenderse las obras que hayan sido calificadas como de actuación protegida para favorecer el acceso a la vivienda o las que tengan como finalidad la reconstrucción de la casa, siempre que el coste global no exceda el 25% del precio de adquisición.

En concreto, se incluyen las reformas orientadas a mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad de las viviendas. También las que buscan la conservación, la mejora de la seguridad y la accesibilidad en viviendas.

¿En qué consisten las ayudas en las reformas y cuáles son sus límites?

Las reformas que se realicen con este fin pueden obtener una ayuda del 40% de la inversión. Esta ayuda puede ascender hasta el 75% de la inversión si los ingresos de la unidad familiar son inferiores a tres veces el IPREM. Se trata del Indicador Público de la Renta de Efectos Múltiples. Es el índice de referencia en España para la asignación de ayudas y subsidios en función de los ingresos.

Las principales deducciones por realizar este tipo de reformas en la vivienda se aplican sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Si tienes pensado rehabilitar tu vivienda con los fines expuestos, podrás deducirte una base máxima de hasta 9.040€ anuales. ¡Ojo! No podrás incluir en este importe los gastos por obras de conservación y reparación o mejora de la vivienda.

El importe de estas ayudas tiene límites. Si lo que quieres rehabilitar tu vivienda para mejorar su eficiencia energética, el top está en los 12.000€. Si las obras están destinadas a mejorar su accesibilidad, el límite está en 3.000€ y 8.000€. No obstante, estos límites serán más flexibles en el caso de personas con discapacidad. Además, los menores de 35 años que residan en municipios con menos de 5.000 habitantes pueden beneficiarse de un 25% más de ayuda.

¡Ojo al I.V.A.!

También debes estar atento al I.V.A. Como sabes, el Impuesto sobre el Valor Añadido no es un impuesto fijo. En función de quién lo solicite, se aplicará el general del 21% o el reducido del 10%. En este caso en concreto, si el que solicita el servicio es el propio inquilino – y no el seguro – que, a su vez, es el titular de la factura que se paga, se aplicará el I.V.A. reducido del 10%.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar estas ayudas en las reformas?

Si quieres saber si puedes beneficiarte de estas ayudas, presta atención. Deberás ser el propietario de la vivienda unifamiliar o de un edificio. En ambos casos, el 50% de las viviendas del edificio o de la vivienda unifamiliar deben constituir el domicilio habitual.  Además, el 70% de la superficie de los edificios deben destinarse al uso residencial de la vivienda. Cuando el objetivo de la rehabilitación sea mejorar la sostenibilidad de las viviendas, se exige una reducción de la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración. Ésta deberá ser del 35% en las zonas climáticas D y E; del 25% en la zona climática C; y del 20% en las zonas climáticas alfa, A y B. ¡Ojo! Tendrán preferencia las viviendas de antes de 1996.

El consejo de mamá

Si quieres hacer reformas energéticas o de rehabilitación ¡éste es tu momento! Échale un vistazo al Plan Estatal de Viviendas 2018 – 2021 y conoce de qué otras ventajas puedes beneficiarte en materia de vivienda.

Sistemas de calor por aerotermia ¡Adiós malos humos, bienvenido ahorro! QUIERO SABER MÁS

Compartir este artículo: