Saltar al contenido

Los préstamos hipotecarios deben concederse respetando unas normas de conducta

acooop-prestamos-hipotecarios-y-normas-de-conducta

Los préstamos hipotecarios han pasado a ser objeto de una regulación más estricta a partir de la entrada en vigor de la ´nueva ley hipotecaria’ en 2019. A la hora de pedir hipoteca puedes centrarte en encontrar el banco que ofrezca las ‘mejores hipotecas’. Pero todos deberán cumplir las mismas normas de conducta exigidas por ley. Y es que la nueva ley hipotecaria persigue mayor seguridad jurídica y transparencia en materia de ‘crédito hipotecario’. ¡Esto es bueno para el conjunto de la sociedad!

Se acabó eso de ir a tu banco a ‘pedir una hipoteca’ y que el que te la está ofreciendo no conozca bien el producto. O que tenga que consultar continuamente las dudas con su supervisor. También puedes decir adiós a ir al banco a pedir una hipoteca, y tener que contratar un seguro dental para que te la concedan. O notar la presión del que te está informando sobre la hipoteca para que la contrates, y estar más cerca de cumplir sus objetivos.

La ley exige conocimientos y competencia del personal para conceder préstamos hipotecarios

La ‘nueva ley hipotecaria’ exige que el personal encargado de conceder las hipotecas esté formado y controle los productos financieros que ofrece. En concreto, hace hincapié en lo referente a los contratos de préstamo, la actividad de intermediación de crédito, el asesoramiento y la ejecución de los contratos de préstamo. Los requisitos mínimos de conocimiento y competencia del personal son establecidos por el ministro de Economía y Empresa.

Quedan prohibidas las ventas vinculadas y combinadas en la concesión de préstamos hipotecarios

La nueva ley hipotecaria evita que los usuarios se vean obligados a contratar otros productos financieros para poder acceder al ‘crédito hipotecario’ que han solicitado. Esto tiene sus cosas buenas, y sus cosas malas. Las buenas son que el usuario sólo contrata lo que necesita. Las malas son que los bancos han dejado de ver atractivo conceder hipotecas si éstas no van acompañadas de la contratación de otro producto financiero. Por ejemplo, de un seguro. ¡Ahí es donde ganaban dinero! No obstante, la ley contempla también excepciones en las que sí permite las ventas vinculadas.

Se establecen unos principios a la política remunerativa del personal

Las antiguas políticas de remuneración a base de incentivos han llegado a su fin, en lo que a concesión de ‘créditos hipotecarios’ se refiere. ¡Para alivio de los clientes y personal de las entidades financieras! La nueva ley hipotecaria prohíbe expresamente que el sueldo del personal bancario dependa de las ventas. Su sueldo ya no puede depender de la contratación de una cantidad o tipo de contratos de préstamo, tipos de interés o servicios accesorios.

Además, las entidades prestamistas deberán establecer un procedimiento interno para la aplicación de las políticas de remuneración de su personal. La ‘ley hipotecaria’ establece que este procedimiento deberá tener en cuenta “el tiempo necesario para realizar una evaluación adecuada de la solvencia y para informar debidamente al prestatario”. ¡Ole! Con la nueva ley, la calidad está por encima de la cantidad.

Los asesores de préstamos hipotecarios también están bajo la lupa de la ley

Son muchas las personas que, antes de firmar una hipoteca, solicitan los servicios de un asesor en ‘préstamos inmobiliarios’. La nueva ley hipotecaria lo sabe, y ha introducido importantes novedades al respecto. Entre ellas, destaca que sólo se podrá asesorar sobre préstamos hipotecarios si se cumplen los requisitos exigidos por el Gobierno mediante real decreto. Además, este servicio sólo podrá ser prestado por prestamistas, intermediarios de crédito inmobiliario o los representantes de ambos. Si solicitas un servicio de asesoramiento, tu asesor deberá informarte antes de nada de la operación concreta sobre la que te va a asesorar. ¡Y deberá hacerlo por escrito!

Los préstamos hipotecarios también se pueden realizar en moneda extranjera

Si has contratado un préstamo hipotecario en una moneda extranjera, la ley te permite que lo conviertas a una moneda alternativa. ¡Ojo, no a cualquier moneda! Una opción es la moneda de la mayor parte de tus ingresos o activos cuando el banco estudiaba tu solvencia para concederte la hipoteca. La segunda opción es la moneda del Estado miembro (de la Unión Europea) en el que residieras al firmar tu hipoteca o solicitar la conversión.

Los préstamos hipotecarios a tipo fijo tienen ventajas por ley

¿Sabías que por ley no se podrá modificar en tu perjuicio el tipo de interés de tu hipoteca durante su vigencia? Esto sólo sería posible si llegaras a un acuerdo por escrito con la entidad que te la hubiera concedido. Debes saber que, aunque la ‘nueva ley hipotecaria’ no lo dice de manera específica, sí alienta para que se contraten hipotecas a tipo fijo. O se modifique el tipo de interés de tu hipoteca de variable a fijo. Si pasas a una hipoteca a tipo fijo – por novación o subrogación – el banco no podrá cobrarte una comisión superior al 0,15% de lo reembolsado durante los tres primeros años del contrato. Después, el banco ya no podrá cobrarte ninguna comisión. 

El consejo de mamá

Si te estás planteando solicitar un préstamo hipotecario, antes incluso de ponerte a buscar las ‘mejores hipotecas’, accede a mi sección de hipotecas. En ella te informo de manera gratuita y clara sobre los aspectos más importantes que debes saber en torno a una hipoteca. Y también de las novedades de la nueva ley hipotecaria. ¡Luego no digas que no te he avisado!

Compartir este artículo: